Navigation Menu+

48. Al-Fath (La Victoria)

[et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» custom_padding=»0px||0px|» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px||0px|» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off»][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://coran.org.ar/web/wp-content/uploads/2017/03/bismillah01.png» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»left» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][/et_pb_column][et_pb_column type=»2_3″][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px|||»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»|30px||» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off» custom_margin=»10px||10px|»][et_pb_column type=»2_3″][et_pb_toggle admin_label=»Arabe» title=»Árabe – Español» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

VersoArabe - Español
48.1إِنَّا فَتَحْنَا لَكَ فَتْحًا مُّبِينًا O
48.11.  Te hemos concedido un claro éxito. 
48.2لِّيَغْفِرَ لَكَ اللَّهُ مَا تَقَدَّمَ مِن ذَنبِكَ وَمَا تَأَخَّرَ وَيُتِمَّ نِعْمَتَهُ عَلَيْكَ وَيَهْدِيَكَ صِرَاطًا مُّسْتَقِيمًا O
48.22.  Para perdonarte Alá tus primeros y tus últimos pecados, perfeccionar Su gracia en ti y dirigirte por una vía recta. 
48.3وَيَنصُرَكَ اللَّهُ نَصْرًا عَزِيزًا O
48.33.  Para prestarte Alá un auxilio poderoso. 
48.4هُوَ الَّذِي أَنزَلَ السَّكِينَةَ فِي قُلُوبِ الْمُؤْمِنِينَ لِيَزْدَادُوا إِيْمَانًا مَّعَ إِيْمَانِهِمْ وَلِلَّهِ جُنُودُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ وَكَانَ اللَّهُ عَلِيمًا حَكِيمًا O
48.44.  Él es Quien ha hecho descender la sakina en los corazones de los creyentes para incrementar su fe. Las legiones de los cielos y de la tierra son de Alá. Alá es omnisciente, sabio. 
48.5لِّيُدْخِلَ الْمُؤْمِنِينَ وَالْمُؤْمِنَاتِ جَنَّاتٍ تَجْرِي مِن تَحْتِهَا الْأَنْهَارُ خَالِدِينَ فِيهَا وَيُكَفِّرَ عَنْهُمْ سَيِّئَاتِهِمْ وَكَانَ ذَلِكَ عِندَ اللَّهِ فَوْزًا عَظِيمًا O
48.55.  Para introducir a los creyentes y a las creyentes en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, y borrarles sus malas obras. Esto es, para Alá, un éxito grandioso. 
48.6وَيُعَذِّبَ الْمُنَافِقِينَ وَالْمُنَافِقَاتِ وَالْمُشْرِكِينَ وَالْمُشْرِكَاتِ الظَّانِّينَ بِاللَّهِ ظَنَّ السَّوْءِ عَلَيْهِمْ دَائِرَةُ السَّوْءِ وَغَضِبَ اللَّهُ عَلَيْهِمْ وَلَعَنَهُمْ وَأَعَدَّ لَهُمْ جَهَنَّمَ وَسَاءَتْ مَصِيْرًا O
48.66.  Para castigar a los hipócritas y a las hipócritas, a los asociadores y a las asociadoras que piensan mal de Alá. Sufrirán un revés. Alá se irritará con ellos, les maldecirá y les preparará la gehena. ¡Mal fin...! 
48.7وَلِلَّهِ جُنُودُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ وَكَانَ اللَّهُ عَزِيزًا حَكِيمًا O
48.77.  Las legiones de los cielos y de la tierra son de Alá. Alá es poderoso, sabio. 
48.8إِنَّا أَرْسَلْنَاكَ شَاهِدًا وَمُبَشِّرًا وَنَذِيرًا O
48.88.  Te hemos enviado como testigo, como nuncio de buenas nuevas y como monitor, 
48.9لِتُؤْمِنُوا بِاللَّهِ وَرَسُولِهِ وَتُعَزِّرُوهُ وَتُوَقِّرُوهُ وَتُسَبِّحُوهُ بُكْرَةً وَأَصِيلًا O
48.99.  para que los hombres crean en Alá y en Su Enviado, para que le ayuden y honren, para que Le glorifiquen mañana y tarde. 
48.10إِنَّ الَّذِينَ يُبَايِعُونَكَ إِنَّمَا يُبَايِعُونَ اللَّهَ يَدُ اللَّهِ فَوْقَ أَيْدِيهِمْ فَمَن نَّكَثَ فَإِنَّمَا يَنكُثُ عَلَى نَفْسِهِ وَمَنْ أَوْفَى بِمَا عَاهَدَ عَلَيْهُ اللَّهَ فَسَيُؤْتِيهِ أَجْرًا عَظِيمًا O
48.1010.  Los que te juran fidelidad, la juran, en realidad, a Alá. La mano de Alá está sobre sus manos. Si uno quebranta una promesa la quebranta, en realidad, en detrimento propio. Si, en cambio, es fiel a la alianza concertada con Alá, Él le dará una magnífica recompensa. 
48.11سَيَقُولُ لَكَ الْمُخَلَّفُونَ مِنَ الْأَعْرَابِ شَغَلَتْنَا أَمْوَالُنَا وَأَهْلُونَا فَاسْتَغْفِرْ لَنَا يَقُولُونَ بِأَلْسِنَتِهِم مَّا لَيْسَ فِي قُلُوبِهِمْ قُلْ فَمَن يَمْلِكُ لَكُم مِّنَ اللَّهِ شَيْئًا إِنْ أَرَادَ بِكُمْ ضَرًّا أَوْ أَرَادَ بِكُمْ نَفْعًا بَلْ كَانَ اللَّهُ بِمَا تَعْمَلُونَ خَبِيرًا O
48.1111.  Los beduinos dejados atrás te dirán: "Nuestros bienes y familias nos han retenido. ¡Pide que nos perdone!" Dicen de palabra lo que no tienen en el corazón. Di: "¿Y quién podría impedir que Alá os hiciera mal o bien, si Él lo deseara?" ¡No! ¡Alá está bien informado de lo que hacéis! 
48.12بَلْ ظَنَنتُمْ أَن لَّن يَنقَلِبَ الرَّسُولُ وَالْمُؤْمِنُونَ إِلَى أَهْلِيهِمْ أَبَدًا وَزُيِّنَ ذَلِكَ فِي قُلُوبِكُمْ وَظَنَنتُمْ ظَنَّ السَّوْءِ وَكُنتُمْ قَوْمًا بُورًا O
48.1212.  ¡No! Creíais que el Enviado y los creyentes no iban a regresar nunca a los suyos y la idea os halagó. Pensasteis mal... Sois gente perdida... 
48.13وَمَن لَّمْ يُؤْمِن بِاللَّهِ وَرَسُولِهِ فَإِنَّا أَعْتَدْنَا لِلْكَافِرِينَ سَعِيرًا O
48.1313.  Quien no cree en Alá y en su Enviado... Hemos preparado para los infieles fuego de gehena. 
48.14وَلِلَّهِ مُلْكُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ يَغْفِرُ لِمَن يَشَاءُ وَيُعَذِّبُ مَن يَشَاءُ وَكَانَ اللَّهُ غَفُورًا رَّحِيمًا O
48.1414.  El dominio de los cielos y de la tierra pertenece a Alá. Perdona a quien Él quiere y castiga a quien Él quiere. Alá es indulgente, misericordioso. 
48.15سَيَقُولُ الْمُخَلَّفُونَ إِذَا انطَلَقْتُمْ إِلَى مَغَانِمَ لِتَأْخُذُوهَا ذَرُونَا نَتَّبِعْكُمْ يُرِيدُونَ أَن يُبَدِّلُوا كَلَامَ اللَّهِ قُل لَّن تَتَّبِعُونَا كَذَلِكُمْ قَالَ اللَّهُ مِن قَبْلُ فَسَيَقُولُونَ بَلْ تَحْسُدُونَنَا بَلْ كَانُوا لَا يَفْقَهُونَ إِلَّا قَلِيلًا O
48.1515.  Cuando os pongáis en marcha para apoderaros de botín, los dejados atrás dirán: "¡Dejad que os sigamos!" Quisieran cambiar la Palabra de Alá. Di: "¡No nos seguiréis! ¡Así lo ha dicho Alá antes!" Ellos dirán: "¡No! ¡Es que tenéis celos de nosotros...!" ¡No! Comprenden, pero poco. 
48.16قُل لِّلْمُخَلَّفِينَ مِنَ الْأَعْرَابِ سَتُدْعَوْنَ إِلَى قَوْمٍ أُوْلِي بَأْسٍ شَدِيدٍ تُقَاتِلُونَهُمْ أَوْ يُسْلِمُونَ فَإِن تُطِيعُوا يُؤْتِكُمُ اللَّهُ أَجْرًا حَسَنًا وَإِن تَتَوَلَّوْا كَمَا تَوَلَّيْتُم مِّن قَبْلُ يُعَذِّبْكُمْ عَذَابًا أَلِيمًا O
48.1616.  Di a los beduinos dejados atrás: "Se os llamará contra un pueblo dotado de gran valor, contra el que tendréis que combatir a menos que se rinda. Si obedecéis, Alá os dará una bella recompensa. Pero, si volvéis la espalda, como ya hicisteis en otra ocasión, os infligirá un castigo doloroso". 
48.17لَيْسَ عَلَى الْأَعْمَى حَرَجٌ وَلَا عَلَى الْأَعْرَجِ حَرَجٌ وَلَا عَلَى الْمَرِيضِ حَرَجٌ وَمَن يُطِعِ اللَّهَ وَرَسُولَهُ يُدْخِلْهُ جَنَّاتٍ تَجْرِي مِن تَحْتِهَا الْأَنْهَارُ وَمَن يَتَوَلَّ يُعَذِّبْهُ عَذَابًا أَلِيمًا O
48.1717.  "No hay por qué reprochar al ciego, al cojo o al enfermo. Y a quien obedezca a Alá y a Su Enviado, Él le introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. A quien, en cambio, vuelta la espalda, Él le infligirá un castigo doloroso": 
48.18لَقَدْ رَضِيَ اللَّهُ عَنِ الْمُؤْمِنِينَ إِذْ يُبَايِعُونَكَ تَحْتَ الشَّجَرَةِ فَعَلِمَ مَا فِي قُلُوبِهِمْ فَأَنزَلَ السَّكِينَةَ عَلَيْهِمْ وَأَثَابَهُمْ فَتْحًا قَرِيبًا O
48.1818.  Alá ha estado satisfecho de los creyentes cuando éstos te han jurado fidelidad al pie del árbol. Él sabía lo que sus corazones encerraban e hizo descender sobre ellos la sakina, prometiéndoles, como recompensa, un éxito cercano 
48.19وَمَغَانِمَ كَثِيرَةً يَأْخُذُونَهَا وَكَانَ اللَّهُ عَزِيزًا حَكِيمًا O
48.1919.  y mucho botín, del que se apoderarán. Alá es poderoso, sabio. 
48.20وَعَدَكُمُ اللَّهُ مَغَانِمَ كَثِيرَةً تَأْخُذُونَهَا فَعَجَّلَ لَكُمْ هَذِهِ وَكَفَّ أَيْدِيَ النَّاسِ عَنكُمْ وَلِتَكُونَ آيَةً لِّلْمُؤْمِنِينَ وَيَهْدِيَكُمْ صِرَاطًا مُّسْتَقِيمًا O
48.2020.  Alá os ha prometido mucho botín, del que os apoderaréis. Os ha acelerado éste y ha retirado de vosotros las manos de la gente, a fin de que sea signo para los creyentes y de dirigiros por una vía recta. 
48.21وَأُخْرَى لَمْ تَقْدِرُوا عَلَيْهَا قَدْ أَحَاطَ اللَّهُ بِهَا وَكَانَ اللَّهُ عَلَى كُلِّ شَيْءٍ قَدِيرًا O
48.2121.  Y otro cuyo logro no está en vuestras manos pero sí en las de Alá. Alá es omnipotente. 
48.22وَلَوْ قَاتَلَكُمُ الَّذِينَ كَفَرُوا لَوَلَّوُا الْأَدْبَارَ ثُمَّ لَا يَجِدُونَ وَلِيًّا وَلَا نَصِيرًا O
48.2222.  Si los infieles hubieran combatido contra vosotros, habrían vuelto la espalda. Luego, no encontrarán amigo ni auxiliar. 
48.23سُنَّةَ اللَّهِ الَّتِي قَدْ خَلَتْ مِن قَبْلُ وَلَن تَجِدَ لِسُنَّةِ اللَّهِ تَبْدِيلًا O
48.2323.  Tal es la práctica de Alá, que ya se había aplicado antes. Y encontrarás la práctica de Alá irreemplazable. 
48.24وَهُوَ الَّذِي كَفَّ أَيْدِيَهُمْ عَنكُمْ وَأَيْدِيَكُمْ عَنْهُم بِبَطْنِ مَكَّةَ مِن بَعْدِ أَنْ أَظْفَرَكُمْ عَلَيْهِمْ وَكَانَ اللَّهُ بِمَا تَعْمَلُونَ بَصِيرًا O
48.2424.  Él es Quien, en el valle de La Meca, retiró de vosotros sus manos y de ellos las vuestras, luego de haberos dado la victoria sobre ellos. Alá ve bien lo que hacéis. 
48.25هُمُ الَّذِينَ كَفَرُوا وَصَدُّوكُمْ عَنِ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ وَالْهَدْيَ مَعْكُوفًا أَن يَبْلُغَ مَحِلَّهُ وَلَوْلَا رِجَالٌ مُّؤْمِنُونَ وَنِسَاءٌ مُّؤْمِنَاتٌ لَّمْ تَعْلَمُوهُمْ أَن تَطَؤُوهُمْ فَتُصِيبَكُم مِّنْهُم مَّعَرَّةٌ بِغَيْرِ عِلْمٍ لِيُدْخِلَ اللَّهُ فِي رَحْمَتِهِ مَن يَشَاءُ لَوْ تَزَيَّلُوا لَعَذَّبْنَا الَّذِينَ كَفَرُوا مِنْهُمْ عَذَابًا أَلِيمًا O
48.2525.  Son ellos los infieles que os apartaron de la Mezquita Sagrada e impidieron que la víctima llegara al lugar del sacrificio. Y, si no llega a ser por hombres creyentes y por mujeres creyentes, a quienes no podíais reconocer, y que os exponíais, sin querer, a pisotear, provocando represalias por su parte... Para que Alá introduzca en Su misericordia a quien Él quiere. Si hubiera sido posible distinguirles, habríamos infligido un doloroso castigo a los infieles que entre ellos había. 
48.26إِذْ جَعَلَ الَّذِينَ كَفَرُوا فِي قُلُوبِهِمُ الْحَمِيَّةَ حَمِيَّةَ الْجَاهِلِيَّةِ فَأَنزَلَ اللَّهُ سَكِينَتَهُ عَلَى رَسُولِهِ وَعَلَى الْمُؤْمِنِينَ وَأَلْزَمَهُمْ كَلِمَةَ التَّقْوَى وَكَانُوا أَحَقَّ بِهَا وَأَهْلَهَا وَكَانَ اللَّهُ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمًا O
48.2626.  Cuando, dejados llevar los infieles de su fanatismo, el fanatismo propio del paganismo, Alá hizo descender Su sakina sobre Su Enviado y sobre los creyentes, y les impuso la palabra del temor de Alá. Tenían pleno derecho a ella y la merecían. Alá es omnisciente. 
48.27لَقَدْ صَدَقَ اللَّهُ رَسُولَهُ الرُّؤْيَا بِالْحَقِّ لَتَدْخُلُنَّ الْمَسْجِدَ الْحَرَامَ إِن شَاءَ اللَّهُ آمِنِينَ مُحَلِّقِينَ رُؤُوسَكُمْ وَمُقَصِّرِينَ لَا تَخَافُونَ فَعَلِمَ مَا لَمْ تَعْلَمُوا فَجَعَلَ مِن دُونِ ذَلِكَ فَتْحًا قَرِيبًا O
48.2727.  Alá ha realizado, ciertamente, el sueño de su Enviado: "En verdad, que habéis de entrar en la Mezquita Sagrada, si Alá quiere, en seguridad, con la cabeza afeitada y el pelo corto, sin temor". Él sabía lo que vosotros no sabíais. Además, ha dispuesto un éxito cercano. 
48.28هُوَ الَّذِي أَرْسَلَ رَسُولَهُ بِالْهُدَى وَدِينِ الْحَقِّ لِيُظْهِرَهُ عَلَى الدِّينِ كُلِّهِ وَكَفَى بِاللَّهِ شَهِيدًا O
48.2828.  Él es Quien ha mandado a Su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera, para que prevalezca sobre toda otra religión. ¡Alá basta como testigo! 
48.29مُّحَمَّدٌ رَّسُولُ اللَّهِ وَالَّذِينَ مَعَهُ أَشِدَّاءُ عَلَى الْكُفَّارِ رُحَمَاءُ بَيْنَهُمْ تَرَاهُمْ رُكَّعًا سُجَّدًا يَبْتَغُونَ فَضْلًا مِّنَ اللَّهِ وَرِضْوَانًا سِيمَاهُمْ فِي وُجُوهِهِم مِّنْ أَثَرِ السُّجُودِ ذَلِكَ مَثَلُهُمْ فِي التَّوْرَاةِ وَمَثَلُهُمْ فِي الْإِنجِيلِ كَزَرْعٍ أَخْرَجَ شَطْأَهُ فَآزَرَهُ فَاسْتَغْلَظَ فَاسْتَوَى عَلَى سُوقِهِ يُعْجِبُ الزُّرَّاعَ لِيَغِيظَ بِهِمُ الْكُفَّارَ وَعَدَ اللَّهُ الَّذِينَ آمَنُوا وَعَمِلُوا الصَّالِحَاتِ مِنْهُم مَّغْفِرَةً وَأَجْرًا عَظِيمًا O
48.2929.  Mahoma es el Enviado de Alá. Quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí. Se les ve inclinados o prosternados, buscando favor de Alá y satisfacerle. Se les nota en el rostro que se prosternan. Tal es su imagen en la Torá. Y en el Evangelio se les compara con la semilla que, habiendo germinado, fortifica su brote y éste crece y se yergue en el tallo, constituyendo la alegría del sembrador, para terminar irritando a los infieles por su medio. A quienes de ellos crean y obren bien, Alá les ha prometido perdón y una magnífica recompensa.

[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Transliteración» title=»Transliteración» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim

1.Innaa fatahnaa laka Fatham – Mubiinaa.

2.Liyaghfira lakallaahu maa taqaddama min – zambika wa maa ta – ‘akh – khara wa yutimma ni’ – matahuu ‘alayka wa yahdi – yaka – siraatam- Mustaqiimaa.

3.Wa yansurakallaahu Nasran ‘Aziizaa.

4.Huwallazii ‘anzala – Sakiinata fii quluubil – Mu’ – miniina liyazdaaduuu ‘iimaanam – ma –‘a ‘iimaanihim: wa lillaahi junuudus – samaawaati wal – ‘ard; wa kaanallaahu ‘Aliiman Hakiimaa.

5.Li yud – khilal – Mu’ – miniina wal – Mu’ minaati Jannatin – tajrii min – tahtihal – ‘anhaaru khaalidiina fiihaa wa yukaffira ‘anhum sayyi – ‘aatihim – wa kaana zaalika ‘insallaahi fawzan ‘aziimaa.

6.Wa yu ‘azzibal – Munaafiqiina wal – Munaafiqaati wal – Mushrikiina wal – Mushrikaatiz – zaaan – niina billaahi zannas – saw’. ‘Alay – him daaa – ‘iratus – saw: wa ghadibal – laahu ‘alay – him wala ‘anahum wa ‘a – ‘adda Jahannam: wa saaa – ‘at masiiraa.

7.Wa lillaahi junuudus – samawaati wal – ‘ard: wakaanallaahu ‘Aziizan Hakiimaa.

8.‘Innaaa ‘arsalnaaka Shaahidanw – wa Mubash – shiranw – wa Naziiraa:

9.Litu’ – minuu billaahi wa Rasuulihii wa tu – ‘azziruuhu watuwaqqiruuh. Wa tusabbihuuhu bukratanw – wa ‘asiilaa.

10.‘Innallaziina yubaa – yi – ‘uunaka ‘innamaa yubaayi – ‘uunallaah: Yadullaahi fawqa ‘adiihim faman – nakasa fa – ‘innamaa yankusu ‘alaa nafsih; wa man ‘awfaa bimaa ‘aahada ‘alay – hullaaha fasayu’ – tiihi ‘ajran ‘aziimaa.

11.Sayaquulu lakal – mukhallafuuna minal – ‘A’ raabi shaghalatnaaa ‘amwaalunaa wa ‘ahluunaa fastaghfir lanaa. Yaquuluuna bi – ‘alsinatihim – maa laysa fii quluubihim. Qul famany – yam liku lakum – minallaahi shay – ‘an ‘in ‘araada bikum naf – ‘aa? Bal kaanallaahu bimaa ta’ – maluuna khabiiraa.

12.Bal zanantum ‘allany – yanqali – bar – Rasuulu wal – Mu’- minuuna ‘ilaaa ‘ahliihim ‘abadanw – wa zuyyina zaalika fii quluubikum wa zaanantum zannas – saw – ‘I wa kuntum qawman – buuraa.

13.Wa mal – lam yu’ – mim – bil – laahi wa Rasuulihii fa – ‘innaaa ‘a’- tadnaa lil – kaafiriina Sa – ‘iiraa!

14.Wa lillaahi Mulkus – samaawaati wal – ‘ard: yaghfiru limany – yashaaa – ‘u wa yu – ‘azzibu many – yashaaa’: wa kaanal – laahu ghaafuurar – Rahiimaa.

15.Sayaquulul – mukhallafuuna ‘izan – talaqtum ‘ilaa maghaanima lita’ – khuzuuhaa zaruunaa nattabi’ – kum: yuriiduuna ‘any – yubaddiluu kalaamallaah. Qul – lantattabi – ‘uunaa kazaalikum qaalal laahu min – qabl: fasayaquuluuna bal tahsuduunanaa. Bal kaanu laa yaf qahuuna ‘illaa qaliilaa.

16.Qul – lil mukhallafiina minal – ‘A’ raabi – satud – ‘awna ‘ilaa qawmin ‘ulii ba’ – sin shadiidin – tuqaatiluunahum ‘aw – yuslimuun. Fa – ‘in – tutii – ‘uu yu’ tikumullaahu ‘ajran hasanaa. Wa ‘in – tatawal – law kamaa tawallaytum min – qablu yu – ‘azzibkum ‘azaaban ‘aliimaa.

17.Laysa ‘alal – ‘a’ – maa harajunw wa laa ‘alal – ‘a’ – raji harajunw – walaa ‘alal – mariidi haraj. Wa many – yuti – ‘illaaha wa Rasuulahuu yudkhilhu Jannatin – tajrii min –tahtihal – ‘anhaar; wa many – yatawalla yu – ‘azzibhu ‘azaaban ‘aliimaa.

18.Laqad radi – yallaahu ‘anil – Mu’ miniina ‘iz yubaa yi – ‘uunaka tahtas – shajarati fa – ‘alima maa fii – quluubihim fa – ‘anzalas – Sakiinata ‘alayhim wa ‘asaabahum Fat – han – qariibaa;

19.Wa maghaanima kasiratany – ya’ khuzuunahaa: wa kaanal – laahu ‘Aziizan Hakiimaa.

20.Wa – ‘adakumullaahu maghaanima kasiiratan ta’ khuzuunahaa fa – ‘ajjala lakum hazihii wa kaffa ‘aydiyannaasi ‘ankum; wa litakuuna ‘Aayatal lil – Mu’ miniina wa yagdiyakum Siraatam – Mustaqiimaa;

21.Wa ‘ukhraa lam taqdiruu ‘alayhaa qad ‘ahatallaahu: wa kaanallaahu ‘alaa kulli shay – ‘in – Qadiiraa.

22.Wa law qaatalakumullaziina kafaruu lawalla – wul – ‘adbaara summa laa yajiduuna waliyyanw – wa laa nasiiraa.

23.Sunnatallaahillatii qad khala min – qablu wa lan – tajida li – Sunnatillaahi tabdiilaa.

24.Wa Huwallazii kaffa ‘aydiyahum ‘ankum wa ‘aydiyakum ‘anhum batni Makkata mim – ba’ – di ‘an ‘azfarakum ‘alayhim. Wa kaanal laahu bimaa ta’ – maluuna Basiiraa.

25.Humullaziina kafaruu wa sadduukum ‘anil Masjidil Haraami wal – Hadya ma’ kuufan ‘any – yablugha mahillah Wa law laa rijaalum – Mu’- minuuna wa nisaa ‘um Mu’ – minaatul – lam ta’ lamuuhum ‘an tata’ ruhum fatusiibakum – minhum – ma – ‘arratum – bi – ghayri ‘ilm. Li – yudkhilallahu fii Rahmatihii many – yashaaa’. Law tazayyaluu la – ‘azzabnallaziina kafaruu minhum ‘azaaban ‘aliimaa.

26.‘Iz ja – ‘allaziina kafaruu fii – quluubihimul – hamiyyataa Hamiyyatal – Jaahi – liyyati fa – ‘anzalallahu sakiinatahuu ‘alaa Rasuulihii wa ‘alal Mu’ – miniina wa ‘alzamahum kalimatat taqwaa wa kaanuuu ‘ahaqqa bihaa wa ‘ahlahaa Wa kaanallaahu bi – kulli shay – ‘in ‘Aliimaa.

27.Laqad sadaqallaahu Rasuulahur – ru’ yaa bil – haqq: latad – khulunnal – Masjidal Haraama ‘inshaaa – ‘allaahu ‘aaminiina muhallliqiina ru – ‘uusakum wa muqassiriina la takhaafuun. Fa – ‘alima maa lam ta’ – lamuu faja – ‘ala minduuni zaalika fat han – qariibaa.

28.Huwallaziina ‘arsala Rasuulahuu bil Hudaa wa Diinil Haqqi liyuzhirahuu ‘alad diini kullih: wa kafaa billaahi Shahiidaa.

29.Muhammadur – Rasuulul – laah: wallaziina ma – ‘ahuuu ‘a – shiddaaa – ‘u ‘alal – kuffaari ruhamaaa – ‘u baynahum taraahum rukka – ‘an – sujjadany – yabtaghuuna Fadlam – minallaahi wa Radwaanaa. Siimaahum fii wujuuhihim – min ‘asarissujuud. Zaalika masaluhum fit – Tawraati wa masaluhum fil – ‘Injiiil: kazar – ‘in ‘akhraja shat – ‘ahuu fa – ‘aazarahuu fastaghlaza fastawaa ‘alaa suuqihii yu’ – jibuz –zurraa – ‘a liyaghiiza bihi – mul – kuffaar. Wa – ‘adalla – hullaziina ‘aamanuu wa ‘amilus – saalihaa – ti minhum – Maghfiratanw – wa ‘Ajran ‘aziimaa.

[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Tasfir» title=»Tasfir» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La Victoria (Al- Fat-h)

Introducción:

En el Nombre de Allah, El Omnicompasivo, El Misericordioso

Esta sura trata lo siguiente: – Al principio habla sobre la gran victoria que Allah facilitó a Su Mensajero y sus importantes influencias en la divulgación del Islam y la hegemonía de los musulmanes. – Habla sobre cómo Allah da firmeza a los corazones de los creyentes para que aumenten su fe. – El castigo de Allah contra los hipócritas y los idólatras, por dudar de la victoria de Allah y de Su Mensajero. – Muhammad (saws) fue Enviado como testigo y Mensajero de las buenas nuevas, para que haga realidad la fe en Allah. – El juramento de fidelidad que hicieron los sinceros y responsables al Mensajero de Allah. – La falsedad de las excusas de los que se negaron a salir en campaña junto al Mensajero de Allah (saws); la verdadera causa de su negación fue que pensaron que Allah no le daría la victoria; pero luego salieron con él para repartirse el botín de guerra. – Luego aclaró que los musulmanes serían llamados a combatir contra gente muy fuerte y poderosa; y que no hay dificultad alguna si alguien se negaba a combatir con una excusa válida. También aclaró la grandiosa recompensa que espera a aquellos con quienes Allah se complació durante el juramento de fidelidad del Ridwan. – Comenta cómo los incrédulos huyen y son derrotados cuando enfrentan a los creyentes; y la gran sabiduría de Allah encerrada en el hecho que no hubiera combates entre los creyentes y los incrédulos el día de la conquista de Meca. -Termina hablando de cómo Allah cumplió la promesa que hizo ver a Su Mensajero, que conquistaría Meca y entraría a la Sagrada Mezquita; que Muhammad (saws) y los creyentes son duros con los idólatras y misericordiosos entre ellos; de cuáles son las características de los creyentes, descritas en la Torá y en el Evangelio y la gran promesa de Allah para los que creen y hacen buenas obras: El perdón por sus pecados y una gran recompensa.

Aleya 1-2-3

¡Muhammad (saws)!, ciertamente te hemos dado una gran victoria al prevalecer la verdad sobre la falsedad. Para que Allah perdone tus pecados anteriores y tus pecados posteriores y complete Su gracia sobre ti al extender tu prédica. Allah te afirmará en el sendero recto y te dará una gran victoria sobre los enemigos de tu mensaje.

Aleya 4

Allah es Quien hace descender el sosiego sobre el corazón de los creyentes para que aumente la certeza que tienen. Allah es el Único que tiene ejércitos en los Cielos y la Tierra y los comanda como desea. Allah alcanza todo con Su conocimiento; Su sabiduría es inmensa en la conducción del Universo.

Aleya 5-6

Allah hará entrar a los creyentes en jardines bajo los cuales corren ríos, en ellos estarán eternamente y les serán borradas sus faltas. Esta recompensa junto a Allah será la gran victoria. Él castigará a los hipócritas, a los que asocian cualquier cosa a la divinidad de Allah; a aquellos que crean falsedades acerca de Allah. Ellos sólo recibirán la peor parte, no podrán evadirla. La ira de Allah los azotará y estarán fuera de Su misericordia; preparó el fuego del Infierno para castigarlos. ¡Qué mal final será!

Aleya 7

Los ejércitos de los Cielos y la Tierra son únicamente de Allah, los comanda con Su sabiduría como desea. Allah es Todopoderoso y Su sabiduría es infinita para dirigir todo lo que existe.

Aleya 8

¡Muhammad (saws)!, ciertamente te enviamos como testigo de tu nación y testigo de las naciones anteriores a ella. Albricias a los temerosos de Allah con una gran recompensa y adviertes de un terrible castigo a los desobedientes.

Aleya 9

Vosotros, los destinatarios del mensaje, debéis creer en Allah y Su Enviado, y debéis exaltarlo por medio de loas y alabanzas; no le atribuyáis lo que no corresponde, haced así de día y de noche.

Aleya 10

Ciertamente, los que se comprometen ante ti, para esforzarse en tu auxilio, se están comprometiendo ante Allah. La fuerza de Él está contigo antes que la de ellos; así pues, Quien rompa su compromiso contigo no se daña sino a sí mismo. Y aquel que cumpla con su compromiso ante Allah – cumpliendo con su juramente de fidelidad a ti – recibirá de Él una recompensa grandiosa e incalculable.

Aleya 11

Te dirán los hipócritas de entre los beduinos – cuando regreses de tu campaña-: Nuestros bienes y nuestras familias nos impidieron salir contigo en campaña. ¡Pide perdón por nosotros! Lo que dicen no es lo que sienten en sus corazones. Diles en respuesta: ¿Quién podrá evitar que os llegue el designio de Allah si os decreta un bien o si os decreta un mal? Ciertamente Allah está al tanto de todo lo que hacéis.

Aleya 12

Pensasteis que el Enviado y los creyentes jamás volverían de la batalla y por eso os quedasteis atrás; esa idea os pareció buena, pero seguisteis muy malas ideas en todo lo vuestro; y fuisteis, en la sabiduría de Allah, una gente encaminada a la ruina, merecedores de Su ira y Su castigo.

Aleya 13

Y a los que no creen en Allah y en Su Enviado les hemos preparado un fuego ardiente y flameante.

Aleya 14

La soberanía de los Cielos y la Tierra es exclusiva de Allah, los administra con el designio poderoso y sabio; perdona los pecados a Quien desea y castiga sabiamente a Quien desea. Allah tiene una inmensa misericordia y una amplia clemencia.

Aleya 15

Los beduinos a quienes su hipocresía les impidió acompañarte en tu campaña militar dirán: Si vais hacia un botín que Allah os ha asegurado, ¡llamadnos para que os acompañemos hasta ese botín! Con estas palabras desean cambiar la promesa de Allah de conceder un gran botín a los que acompañaron al Mensajero hasta Al-Hudaybiyya. ¡Muhammad (saws)!, diles: ¡No vendréis con nosotros! Este veredicto es igual al anterior de Allah, el botín será sólo para los que acompañen al Mensajero a la batalla. Dirán: ¡Allah no os ordenó esto! ¡Nos envidiáis y no queréis que compartamos el botín! En verdad que estos – por lo que expresan sus palabras- no conocen nada de la ley de Allah.

Aleya 16

Diles a los beduinos que no te acompañaron a la batalla: Se os llamará a combatir a gentes muy poderosas y arrojadas en el combate; si aceptáis este llamado se os asignará una inmensa recompensa en esta vida y en la Otra; y si os negáis, como lo hicisteis antes, Allah os castigará con un doloroso castigo.

Aleya 17

El ciego no comete falta cuando evita el combate frente a los incrédulos; tampoco el cojo comete falta, tampoco el enfermo, pues no pueden combatir. Allah introducirá a los que Le obedecen en todos Sus mandatos y prohibiciones en extensos jardines por los cuales corren ríos. Y Quien se niega a obedecer a Allah y a Su Mensajero será azotado por un castigo extremadamente doloroso.

Aleya 18-19

Allah estuvo complacido con los creyentes cuando te juraron fidelidad voluntariamente bajo el árbol. Sabía la fidelidad y sinceridad que había en sus corazones para el cumplimiento de tu mensaje. Hizo descender sobre ellos el sosiego y les dio, por su sinceridad, una gloria anticipada, y grandes botines les fueron prometidos por Allah. Allah es el Vencedor de todo y es inmensamente Sabio en Su designio.

Aleya 20-21

Allah os prometió grandes botines que tomaríais a su tiempo. Él os adelantó la promesa de los botines prometidos, y os evitó también el daño del enemigo. Será, pues, un signo para los creyentes de que la promesa que Allah les hizo es veraz. Allah os guiará por un sendero recto, si le obedecéis y seguís a Su Enviado. Tendréis muchas otras ganancias, que Allah os ha reservado; os las dará con la victoria. Y es verdad que Allah tiene absoluto poder sobre todo.

Aleya 22

Y si la gente de Meca os hubiese combatido y no hubiese pactado con vosotros, tendrían que huir derrotados por vosotros y no encontrarían aliado alguno que les acompañase ni socorredor alguno que los auxiliase.

Aleya 23

Allah estableció leyes que se vienen cumpliendo desde el pasado de la creación: La victoria final será de Sus Enviados y de los creyentes. Y no hay Quien altere las leyes que Allah dispuso.

Aleya 24

Y fue Allah, el Único, Quien evitó que os dañaran los incrédulos y que tuvierais que combatirlos en el centro de Meca después de que os hizo capaces de vencerlos. Recordad que Allah bien ve todo lo que hacéis.

Aleya 25-26

Las gentes de Meca fueron los que rechazaron a Allah y os impidieron entrar en la Sagrada Mezquita; y os impidieron ofrecer las ofrendas que portabais con vosotros para realizar vuestros sacrificios en el lugar debido. Allah os hubiera permitido combatir a los incrédulos si no le fuese detestable que hirieseis a ciertos hombres y mujeres, creyentes ocultos entre los incrédulos de Meca. Los habríais matado sin saber y luego os sobrevendría el pesar y la vergüenza. Así, la abstención de combatir fue para proteger a los creyentes ocultos de entre los habitantes de Meca. Si hubieseis podido distinguir a los creyentes, los incrédulos habrían sufrido un doloroso castigo; porque los incrédulos cargan en sus soberbios corazones la vanidad de la ignorancia. Allah hizo descender la calma sobre el Enviado y los creyentes y los protegió contra el politeísmo y el castigo, y ellos lo merecieron. En verdad, Allah abarca todo con Su sabiduría.

Aleya 27

Allah hizo realidad la visión que el Enviado tuvo de entrar en Meca: Ciertamente entraréis en la Mezquita Sagrada- si Allah quiere- seguros ante el enemigo, algunos rapados y otros con el pelo recortado; sin temor. Allah sabía, pues, el bien que vosotros no conocíais, en el retraso de la entrada a Meca; y puso antes de vuestra entrada una gran victoria y conquista.

Aleya 28

Allah es Quien mandó a Su Enviado con la guía clara y la práctica del Islam para que la eleve por sobre todas las demás religiones. Allah es suficiente testigo de ello.

Aleya 29

Muhammad (saws), el Enviado de Allah, y sus compañeros que le acompañan son duros e inflexibles con los incrédulos y clementes y amables entre ellos. Los ves inclinarse y prosternarse con frecuencia, buscando con ello la recompensa y la complacencia general de Allah. Su signo es una clara marca en sus rostros por sus frecuentes prosternaciones; así los describió magníficamente la Torá. Su descripción en el Evangelio es como una semilla que germina surgiendo de la tierra sus primeras ramas, estas luego se van reforzando y pasan de la delicada debilidad a la robustez; y la planta se yergue sobre sus raíces, asombrando al que la sembró. Allah hizo así a los creyentes para enfurecer a los incrédulos. Allah prometió a Quien cree y realiza buenas obras una misericordia que borra todo pecado y una recompensa de grandeza inimaginable.

[/et_pb_toggle][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_audio admin_label=»Audio» audio=»http://www.coran.org.ar/Moviles/Audios/048%20Son.mp3″ title=»Al fath – (Audio)» background_layout=»dark» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» module_class=»sura-audio» background_color=»#2b9461″ title_font_size=»20″ /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Pin It on Pinterest