Navigation Menu+

24. An-Nür (La luz)

[et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» custom_padding=»0px||0px|» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px||0px|» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off»][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://coran.org.ar/web/wp-content/uploads/2017/03/bismillah01.png» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»left» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][/et_pb_column][et_pb_column type=»2_3″][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px|||»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»|30px||» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off» custom_margin=»10px||10px|»][et_pb_column type=»2_3″][et_pb_toggle admin_label=»Arabe» title=»Árabe – Español» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

VersoArabe - Español
24.1سُورَةٌ أَنْزَلْنَاهَا وَفَرَضْنَاهَا وَأَنزَلْنَا فِيهَا آيَاتٍ بَيِّنَاتٍ لَّعَلَّكُمْ تَذَكَّرُونَ
24.11.   He aquí una sura que hemos revelado e impuesto. En ella hemos revelado aleyas claras. Quizás, así, os dejéis amonestar. 
24.2الزَّانِيَةُ وَالزَّانِي فَاجْلِدُوا كُلَّ وَاحِدٍ مِّنْهُمَا مِئَةَ جَلْدَةٍ وَلَا تَأْخُذْكُم بِهِمَا رَأْفَةٌ فِي دِينِ اللَّهِ إِن كُنتُمْ تُؤْمِنُونَ بِاللَّهِ وَالْيَوْمِ الْآخِرِ وَلْيَشْهَدْ عَذَابَهُمَا طَائِفَةٌ مِّنَ الْمُؤْمِنِينَ
24.22.   Flagelad a la fornicadora y al fornicador con cien azotes cada uno. Por respeto a la ley de Alá, no uséis de mansedumbre con ellos, si es que créeis en Alá y en el último Día. Y que un grupo de creyentes sea testigo de su castigo. 
24.3الزَّانِي لَا يَنكِحُ إلَّا زَانِيَةً أَوْ مُشْرِكَةً وَالزَّانِيَةُ لَا يَنكِحُهَا إِلَّا زَانٍ أَوْ مُشْرِكٌ وَحُرِّمَ ذَلِكَ عَلَى الْمُؤْمِنِينَ
24.33.   El fornicador no podrá casarse más que con una fornicadora o con una asociadora. La fornicadora no podrá casarse más que con un fornicador o con un asociador. Eso les está prohibido a los creyentes. 
24.4وَالَّذِينَ يَرْمُونَ الْمُحْصَنَاتِ ثُمَّ لَمْ يَأْتُوا بِأَرْبَعَةِ شُهَدَاءَ فَاجْلِدُوهُمْ ثَمَانِينَ جَلْدَةً وَلَا تَقْبَلُوا لَهُمْ شَهَادَةً أَبَدًا وَأُوْلَئِكَ هُمُ الْفَاسِقُونَ
24.44.   A quienes difamen a las mujeres honestas sin poder presentar cuatro testigos, flageladles con ochenta azotes y nunca más aceptéis su testimonio. Ésos son los perversos. 
24.5إِلَّا الَّذِينَ تَابُوا مِن بَعْدِ ذَلِكَ وَأَصْلَحُوا فَإِنَّ اللَّهَ غَفُورٌ رَّحِيمٌ
24.55.   Se exceptúan aquéllos que, después, se arrepientan y se enmienden. Alá es indulgente, misericordioso. 
24.6وَالَّذِينَ يَرْمُونَ أَزْوَاجَهُمْ وَلَمْ يَكُن لَّهُمْ شُهَدَاءُ إِلَّا أَنفُسُهُمْ فَشَهَادَةُ أَحَدِهِمْ أَرْبَعُ شَهَادَاتٍ بِاللَّهِ إِنَّهُ لَمِنَ الصَّادِقِينَ
24.66.   Quienes difamen a sus propias esposas sin poder presentar a más testigos que a sí mismos, deberán testificar jurando por Alá cuatro veces que dicen la verdad, 
24.7وَالْخَامِسَةُ أَنَّ لَعْنَتَ اللَّهِ عَلَيْهِ إِن كَانَ مِنَ الْكَاذِبِينَ
24.77.   e imprecando una quinta la maldición de Alá sobre sí si mintieran. 
24.8وَيَدْرَؤُاْ عَنْهَا الْعَذَابَ أَنْ تَشْهَدَ أَرْبَعَ شَهَادَاتٍ بِاللَّهِ إِنَّهُ لَمِنَ الْكَاذِبِينَ
24.88.   Pero se verá libre del castigo la mujer que atestigüe jurando por Alá cuatro veces que él miente, 
24.9وَالْخَامِسَةَ أَنَّ غَضَبَ اللَّهِ عَلَيْهَا إِن كَانَ مِنَ الصَّادِقِينَ
24.99.   e imprecando una quinta la ira de Alá sobre sí, si él dijera la verdad. 
24.10وَلَوْلَا فَضْلُ اللَّهِ عَلَيْكُمْ وَرَحْمَتُهُ وَأَنَّ اللَّهَ تَوَّابٌ حَكِيمٌ
24.1010.   Si no llega a ser por el favor de Alá y Su misericordia para con vosotros y porque Alá es indulgente, sabio... 
24.11إِنَّ الَّذِينَ جَاؤُوا بِالْإِفْكِ عُصْبَةٌ مِّنكُمْ لَا تَحْسَبُوهُ شَرًّا لَّكُم بَلْ هُوَ خَيْرٌ لَّكُمْ لِكُلِّ امْرِئٍ مِّنْهُم مَّا اكْتَسَبَ مِنَ الْإِثْمِ وَالَّذِي تَوَلَّى كِبْرَهُ مِنْهُمْ لَهُ عَذَابٌ عَظِيمٌ
24.1111.   Los mentirosos forman un grupo entre vosotros. No creáis que se resolverá en mal para vosotros, antes, al contrario, en bien. Todo aquél que peque recibirá conforme a su pecado; pero el que se cargue con más culpa tendrá un castigo terrible. 
24.12لَوْلَا إِذْ سَمِعْتُمُوهُ ظَنَّ الْمُؤْمِنُونَ وَالْمُؤْمِنَاتُ بِأَنفُسِهِمْ خَيْرًا وَقَالُوا هَذَا إِفْكٌ مُّبِينٌ
24.1212.   Cuando los creyentes y las creyentes lo han oído, ¿por qué no han pensado bien en sus adentros y dicho: "¡Es una mentira manifiesta!"? 
24.13لَوْلَا جَاؤُوا عَلَيْهِ بِأَرْبَعَةِ شُهَدَاءَ فَإِذْ لَمْ يَأْتُوا بِالشُّهَدَاءِ فَأُوْلَئِكَ عِندَ اللَّهِ هُمُ الْكَاذِبُونَ
24.1313.   ¿Por qué no han presentado cuatro testigos? Como no han presentado testigos, para Alá que mienten. 
24.14وَلَوْلَا فَضْلُ اللَّهِ عَلَيْكُمْ وَرَحْمَتُهُ فِي الدُّنْيَا وَالْآخِرَةِ لَمَسَّكُمْ فِي مَا أَفَضْتُمْ فِيهِ عَذَابٌ عَظِيمٌ
24.1414.   Si no llega a ser por el favor de Alá y Su misericordia para con vosotros en la vida de acá y en la otra, habríais sufrido un castigo terrible por vuestras habladurías. 
24.15إِذْ تَلَقَّوْنَهُ بِأَلْسِنَتِكُمْ وَتَقُولُونَ بِأَفْوَاهِكُم مَّا لَيْسَ لَكُم بِهِ عِلْمٌ وَتَحْسَبُونَهُ هَيِّنًا وَهُوَ عِندَ اللَّهِ عَظِيمٌ
24.1515.   Cuando las habéis recibido en vuestras lenguas, y vuestras bocas han dicho algo de que no teníais ningún conocimiento, creyendo que era cosa de poca monta, siendo así que para Alá era grave. 
24.16وَلَوْلَا إِذْ سَمِعْتُمُوهُ قُلْتُم مَّا يَكُونُ لَنَا أَن نَّتَكَلَّمَ بِهَذَا سُبْحَانَكَ هَذَا بُهْتَانٌ عَظِيمٌ
24.1616.   Cuando lo habéis oído, ¿por qué no habéis dicho: "¡No tenemos que hablar de eso! ¡Gloria a Ti! ¡Es una calumnia enorme!"? 
24.17يَعِظُكُمُ اللَّهُ أَن تَعُودُوا لِمِثْلِهِ أَبَدًا إِن كُنتُم مُّؤْمِنِينَ
24.1717.   Alá os exhorta, si sois creyentes, a que nunca reincidáis. 
24.18وَيُبَيِّنُ اللَّهُ لَكُمُ الْآيَاتِ وَاللَّهُ عَلِيمٌ حَكِيمٌ
24.1818.   Alá os aclara las aleyas. Alá es omnisciente, sabio. 
24.19إِنَّ الَّذِينَ يُحِبُّونَ أَن تَشِيعَ الْفَاحِشَةُ فِي الَّذِينَ آمَنُوا لَهُمْ عَذَابٌ أَلِيمٌ فِي الدُّنْيَا وَالْآخِرَةِ وَاللَّهُ يَعْلَمُ وَأَنتُمْ لَا تَعْلَمُونَ
24.1919.   Quienes deseen que se extienda la torpeza entre los creyentes, tendrán un castigo doloroso en la vida de acá y en la otra. Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis. 
24.20وَلَوْلَا فَضْلُ اللَّهِ عَلَيْكُمْ وَرَحْمَتُهُ وَأَنَّ اللَّه رَؤُوفٌ رَّحِيمٌ
24.2020.   Si no llega a ser por el favor de Alá y Su misericordia para con vosotros y porque Alá es manso, misericordioso... 
24.21يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا لَا تَتَّبِعُوا خُطُوَاتِ الشَّيْطَانِ وَمَن يَتَّبِعْ خُطُوَاتِ الشَّيْطَانِ فَإِنَّهُ يَأْمُرُ بِالْفَحْشَاءِ وَالْمُنكَرِ وَلَوْلَا فَضْلُ اللَّهِ عَلَيْكُمْ وَرَحْمَتُهُ مَا زَكَا مِنكُم مِّنْ أَحَدٍ أَبَدًا وَلَكِنَّ اللَّهَ يُزَكِّي مَن يَشَاءُ وَاللَّهُ سَمِيعٌ عَلِيمٌ
24.2121.   ¡Creyentes! ¡No sigáis las pisadas del Demonio! A quien sigue las pisadas del Demonio, éste le ordena lo deshonesto y lo reprobable. Si no fuera por el favor de Alá y Su misericordia para con vosotros, ninguno de vosotros sería puro jamás. Pero Alá purifica a quien Él quiere. Alá todo lo oye, todo lo sabe. 
24.22وَلَا يَأْتَلِ أُوْلُوا الْفَضْلِ مِنكُمْ وَالسَّعَةِ أَن يُؤْتُوا أُوْلِي الْقُرْبَى وَالْمَسَاكِينَ وَالْمُهَاجِرِينَ فِي سَبِيلِ اللَّهِ وَلْيَعْفُوا وَلْيَصْفَحُوا أَلَا تُحِبُّونَ أَن يَغْفِرَ اللَّهُ لَكُمْ وَاللَّهُ غَفُورٌ رَّحِيمٌ
24.2222.   Quienes de vosotros gocen del favor y de una vida acomodada, que no juren que no darán más a los parientes, a los pobres y a los que han emigrado por Alá. Que perdonen y se muestren indulgentes. ¿Es que no queréis que Alá os perdone? Alá es indulgente, misericordioso. 
24.23إِنَّ الَّذِينَ يَرْمُونَ الْمُحْصَنَاتِ الْغَافِلَاتِ الْمُؤْمِنَاتِ لُعِنُوا فِي الدُّنْيَا وَالْآخِرَةِ وَلَهُمْ عَذَابٌ عَظِيمٌ
24.2323.   Malditos sean en la vida de acá y en la otra quienes difamen a las mujeres honestas, incautas pero creyentes. Tendrán un castigo terrible 
24.24يَوْمَ تَشْهَدُ عَلَيْهِمْ أَلْسِنَتُهُمْ وَأَيْدِيهِمْ وَأَرْجُلُهُم بِمَا كَانُوا يَعْمَلُونَ
24.2424.   el día que sus lenguas, manos y pies atestigüen contra ellos por las obras que cometieron. 
24.25يَوْمَئِذٍ يُوَفِّيهِمُ اللَّهُ دِينَهُمُ الْحَقَّ وَيَعْلَمُونَ أَنَّ اللَّهَ هُوَ الْحَقُّ الْمُبِينُ
24.2525.   Ese día, Alá les retribuirá en su justa medida y sabrán que Alá es la Verdad manifiesta. 
24.26الْخَبِيثَاتُ لِلْخَبِيثِينَ وَالْخَبِيثُونَ لِلْخَبِيثَاتِ وَالطَّيِّبَاتُ لِلطَّيِّبِينَ وَالطَّيِّبُونَ لِلطَّيِّبَاتِ أُوْلَئِكَ مُبَرَّؤُونَ مِمَّا يَقُولُونَ لَهُم مَّغْفِرَةٌ وَرِزْقٌ كَرِيمٌ
24.2626.   Las mujeres malas para los hombres malos, los hombres malos para las mujeres malas. Las mujeres buenas para los hombres buenos, los hombres buenos para las mujeres buenas. Estos son inocentes de lo que se les acusa. Obtendrán perdón y generoso sustento. 
24.27يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا لَا تَدْخُلُوا بُيُوتًا غَيْرَ بُيُوتِكُمْ حَتَّى تَسْتَأْنِسُوا وَتُسَلِّمُوا عَلَى أَهْلِهَا ذَلِكُمْ خَيْرٌ لَّكُمْ لَعَلَّكُمْ تَذَكَّرُونَ
24.2727.   ¡Creyentes! No entréis en casa ajena sin daros a conocer y saludar a sus moradores. Es mejor para vosotros. Quizás, así, os amonestar. 
24.28فَإِن لَّمْ تَجِدُوا فِيهَا أَحَدًا فَلَا تَدْخُلُوهَا حَتَّى يُؤْذَنَ لَكُمْ وَإِن قِيلَ لَكُمُ ارْجِعُوا فَارْجِعُوا هُوَ أَزْكَى لَكُمْ وَاللَّهُ بِمَا تَعْمَلُونَ عَلِيمٌ
24.2828.   Si no encontráis en ella a nadie, no entréis sin que se os dé permiso. Si se os dice que os vayáis, ¡idos! Es más correcto. Alá sabe bien lo que hacéis. 
24.29لَّيْسَ عَلَيْكُمْ جُنَاحٌ أَن تَدْخُلُوا بُيُوتًا غَيْرَ مَسْكُونَةٍ فِيهَا مَتَاعٌ لَّكُمْ وَاللَّهُ يَعْلَمُ مَا تُبْدُونَ وَمَا تَكْتُمُونَ
24.2929.   No hacéis mal si entráis en casa deshabitada que contenga algo que os pertenece. Alá sabe lo que manifestáis y lo que ocultáis. 
24.30قُل لِّلْمُؤْمِنِينَ يَغُضُّوا مِنْ أَبْصَارِهِمْ وَيَحْفَظُوا فُرُوجَهُمْ ذَلِكَ أَزْكَى لَهُمْ إِنَّ اللَّهَ خَبِيرٌ بِمَا يَصْنَعُونَ
24.3030.   Di a los creyentes que bajen la vista con recato y que sean castos. Es más correcto. Alá está bien informado de lo que hacen. 
24.31وَقُل لِّلْمُؤْمِنَاتِ يَغْضُضْنَ مِنْ أَبْصَارِهِنَّ وَيَحْفَظْنَ فُرُوجَهُنَّ وَلَا يُبْدِينَ زِينَتَهُنَّ إِلَّا مَا ظَهَرَ مِنْهَا وَلْيَضْرِبْنَ بِخُمُرِهِنَّ عَلَى جُيُوبِهِنَّ وَلَا يُبْدِينَ زِينَتَهُنَّ إِلَّا لِبُعُولَتِهِنَّ أَوْ آبَائِهِنَّ أَوْ آبَاءِ بُعُولَتِهِنَّ أَوْ أَبْنَائِهِنَّ أَوْ أَبْنَاءِ بُعُولَتِهِنَّ أَوْ إِخْوَانِهِنَّ أَوْ بَنِي إِخْوَانِهِنَّ أَوْ بَنِي أَخَوَاتِهِنَّ أَوْ نِسَائِهِنَّ أَوْ مَا مَلَكَتْ أَيْمَانُهُنَّ أَوِ التَّابِعِينَ غَيْرِ أُوْلِي الْإِرْبَةِ مِنَ الرِّجَالِ أَوِ الطِّفْلِ الَّذِينَ لَمْ يَظْهَرُوا عَلَى عَوْرَاتِ النِّسَاءِ وَلَا يَضْرِبْنَ بِأَرْجُلِهِنَّ لِيُعْلَمَ مَا يُخْفِينَ مِن زِينَتِهِنَّ وَتُوبُوا إِلَى اللَّهِ جَمِيعًا أَيُّهَا الْمُؤْمِنُونَ لَعَلَّكُمْ تُفْلِحُونَ
24.3131.   Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis. 
24.32وَأَنكِحُوا الْأَيَامَى مِنكُمْ وَالصَّالِحِينَ مِنْ عِبَادِكُمْ وَإِمَائِكُمْ إِن يَكُونُوا فُقَرَاءَ يُغْنِهِمُ اللَّهُ مِن فَضْلِهِ وَاللَّهُ وَاسِعٌ عَلِيمٌ
24.3232.   Casad a aquéllos de vosotros que no estén casados y a vuestros esclavos y esclavas honestos. Si son pobres, Alá les enriquecerá con Su favor. Alá es inmenso, omnisciente. 
24.33وَلْيَسْتَعْفِفِ الَّذِينَ لَا يَجِدُونَ نِكَاحًا حَتَّى يُغْنِيَهُمُ اللَّهُ مِن فَضْلِهِ وَالَّذِينَ يَبْتَغُونَ الْكِتَابَ مِمَّا مَلَكَتْ أَيْمَانُكُمْ فَكَاتِبُوهُمْ إِنْ عَلِمْتُمْ فِيهِمْ خَيْرًا وَآتُوهُم مِّن مَّالِ اللَّهِ الَّذِي آتَاكُمْ وَلَا تُكْرِهُوا فَتَيَاتِكُمْ عَلَى الْبِغَاءِ إِنْ أَرَدْنَ تَحَصُّنًا لِّتَبْتَغُوا عَرَضَ الْحَيَاةِ الدُّنْيَا وَمَن يُكْرِههُّنَّ فَإِنَّ اللَّهَ مِن بَعْدِ إِكْرَاهِهِنَّ غَفُورٌ رَّحِيمٌ
24.3333.   Que los que no puedan casarse observen la continencia hasta que Alá les enriquezca con Su favor. Extended la escritura a los esclavos que lo deseen si reconocéis en ellos bien, y dadles de la hacienda que Alá os ha concedido. Si vuestras esclavas prefieren vivir castamente, no les obliguéis a prostituirse para procuraros los bienes de la vida de acá. Si alguien les obliga, luego de haber sido obligadas Alá se mostrará indulgente, misericordioso. 
24.34وَلَقَدْ أَنزَلْنَا إِلَيْكُمْ آيَاتٍ مُّبَيِّنَاتٍ وَمَثَلًا مِّنَ الَّذِينَ خَلَوْا مِن قَبْلِكُمْ وَمَوْعِظَةً لِّلْمُتَّقِينَ
24.3434.   Os hemos revelado aleyas aclaratorias, un ejemplo sacado de vuestros antecesores y una exhortación para los temerosos de Alá. 
24.35اللَّهُ نُورُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ مَثَلُ نُورِهِ كَمِشْكَاةٍ فِيهَا مِصْبَاحٌ الْمِصْبَاحُ فِي زُجَاجَةٍ الزُّجَاجَةُ كَأَنَّهَا كَوْكَبٌ دُرِّيٌّ يُوقَدُ مِن شَجَرَةٍ مُّبَارَكَةٍ زَيْتُونَةٍ لَّا شَرْقِيَّةٍ وَلَا غَرْبِيَّةٍ يَكَادُ زَيْتُهَا يُضِيءُ وَلَوْ لَمْ تَمْسَسْهُ نَارٌ نُّورٌ عَلَى نُورٍ يَهْدِي اللَّهُ لِنُورِهِ مَن يَشَاءُ وَيَضْرِبُ اللَّهُ الْأَمْثَالَ لِلنَّاسِ وَاللَّهُ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمٌ
24.3535.   Alá es la Luz de los cielos y de la tierra. Su Luz es comparable a una hornacina en la que hay un pabilo encendido. El pabilo está en un recipiente de vidrio, que es como si fuera una estrella fulgurante. Se enciende de un árbol bendito, un olivo, que no es del Oriente ni del Occidente, y cuyo aceite casi alumbra aun sin haber sido tocado por el fuego. ¡Luz sobre Luz! Alá dirige a Su Luz a quien Él quiere. Alá propone parábolas a los hombres. Alá es omnisciente. 
24.36فِي بُيُوتٍ أَذِنَ اللَّهُ أَن تُرْفَعَ وَيُذْكَرَ فِيهَا اسْمُهُ يُسَبِّحُ لَهُ فِيهَا بِالْغُدُوِّ وَالْآصَالِ
24.3636.   En casas que Alá ha permitido erigir y que se mencione en ellas Su nombre. En ellas Le glorifican, mañana y tarde, 
24.37رِجَالٌ لَّا تُلْهِيهِمْ تِجَارَةٌ وَلَا بَيْعٌ عَن ذِكْرِ اللَّهِ وَإِقَامِ الصَّلَاةِ وَإِيتَاءِ الزَّكَاةِ يَخَافُونَ يَوْمًا تَتَقَلَّبُ فِيهِ الْقُلُوبُ وَالْأَبْصَارُ
24.3737.   hombres a quienes ni los negocios ni el comercio les distraen del recuerdo de Alá, de hacer la azalá y de dar el azaque. Temen un día en que los corazones y las miradas sean puestos del revés. 
24.38لِيَجْزِيَهُمُ اللَّهُ أَحْسَنَ مَا عَمِلُوا وَيَزِيدَهُم مِّن فَضْلِهِ وَاللَّهُ يَرْزُقُ مَن يَشَاءُ بِغَيْرِ حِسَابٍ
24.3838.   Para que Alá les retribuya por sus mejores obras y les dé más de Su favor. Alá provee sin medida a quien Él quiere. 
24.39وَالَّذِينَ كَفَرُوا أَعْمَالُهُمْ كَسَرَابٍ بِقِيعَةٍ يَحْسَبُهُ الظَّمْآنُ مَاءً حَتَّى إِذَا جَاءَهُ لَمْ يَجِدْهُ شَيْئًا وَوَجَدَ اللَّهَ عِندَهُ فَوَفَّاهُ حِسَابَهُ وَاللَّهُ سَرِيعُ الْحِسَابِ
24.3939.   Las obras de los infieles son como espejismo en una llanura: el muy sediento cree que es agua, hasta que, llegado allá, no encuentra nada. Sí encontrará, en cambio, a Alá junto a sí y Él le saldará su cuenta. Alá es rápido en ajustar cuentas. 
24.40أَوْ كَظُلُمَاتٍ فِي بَحْرٍ لُّجِّيٍّ يَغْشَاهُ مَوْجٌ مِّن فَوْقِهِ مَوْجٌ مِّن فَوْقِهِ سَحَابٌ ظُلُمَاتٌ بَعْضُهَا فَوْقَ بَعْضٍ إِذَا أَخْرَجَ يَدَهُ لَمْ يَكَدْ يَرَاهَا وَمَن لَّمْ يَجْعَلِ اللَّهُ لَهُ نُورًا فَمَا لَهُ مِن نُّورٍ
24.4040.   O como tinieblas en un mar profundo, cubierto de olas, unas sobre otras, con nubes por encima, tinieblas sobre tinieblas. Si se saca la mano, apenas se la distingue. No dispone de luz ninguna aquél a quien Alá se la niega. 
24.41أَلَمْ تَرَ أَنَّ اللَّهَ يُسَبِّحُ لَهُ مَن فِي السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ وَالطَّيْرُ صَافَّاتٍ كُلٌّ قَدْ عَلِمَ صَلَاتَهُ وَتَسْبِيحَهُ وَاللَّهُ عَلِيمٌ بِمَا يَفْعَلُونَ
24.4141.   ¿No ves que glorifican a Alá quienes están en los cielos y en la tierra, y las aves con las alas desplegadas? Cada uno sabe cómo orar y cómo glorificarle. Alá sabe bien lo que hacen. 
24.42وَلِلَّهِ مُلْكُ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ وَإِلَى اللَّهِ الْمَصِيرُ
24.4242.   El dominio de los cielos y de la tierra pertenece a Alá. ¡Es Alá el fin de todo! 
24.43أَلَمْ تَرَ أَنَّ اللَّهَ يُزْجِي سَحَابًا ثُمَّ يُؤَلِّفُ بَيْنَهُ ثُمَّ يَجْعَلُهُ رُكَامًا فَتَرَى الْوَدْقَ يَخْرُجُ مِنْ خِلَالِهِ وَيُنَزِّلُ مِنَ السَّمَاءِ مِن جِبَالٍ فِيهَا مِن بَرَدٍ فَيُصِيبُ بِهِ مَن يَشَاءُ وَيَصْرِفُهُ عَن مَّن يَشَاءُ يَكَادُ سَنَا بَرْقِهِ يَذْهَبُ بِالْأَبْصَارِ
24.4343.   ¿No ves que Alá empuja las nubes y las agrupa y, luego, forma nubarrones? Ves, entonces, que el chaparrón sale de ellos. Hace bajar del cielo montañas de granizo y hiere o no con él según que quiera o no quiera. El resplandor del relámpago que acompaña deja casi sin vista. 
24.44يُقَلِّبُ اللَّهُ اللَّيْلَ وَالنَّهَارَ إِنَّ فِي ذَلِكَ لَعِبْرَةً لِّأُوْلِي الْأَبْصَارِ
24.4444.   Alá hace que se sucedan la noche y el día. Sí, hay en ello motivo de reflexión para los que tienen ojos. 
24.45وَاللَّهُ خَلَقَ كُلَّ دَابَّةٍ مِن مَّاءٍ فَمِنْهُم مَّن يَمْشِي عَلَى بَطْنِهِ وَمِنْهُم مَّن يَمْشِي عَلَى رِجْلَيْنِ وَمِنْهُم مَّن يَمْشِي عَلَى أَرْبَعٍ يَخْلُقُ اللَّهُ مَا يَشَاءُ إِنَّ اللَّهَ عَلَى كُلِّ شَيْءٍ قَدِيرٌ
24.4545.   Alá ha creado a todos los animales de agua: de ellos unos se arrastran, otros caminan a dos patas, otros a cuatro. Alá crea lo que quiere. Alá es omnipotente. 
24.46لَقَدْ أَنزَلْنَا آيَاتٍ مُّبَيِّنَاتٍ وَاللَّهُ يَهْدِي مَن يَشَاءُ إِلَى صِرَاطٍ مُّسْتَقِيمٍ
24.4646.   Hemos revelado aleyas aclaratorias. Alá dirige a quien Él quiere a una vía recta. 
24.47وَيَقُولُونَ آمَنَّا بِاللَّهِ وَبِالرَّسُولِ وَأَطَعْنَا ثُمَّ يَتَوَلَّى فَرِيقٌ مِّنْهُم مِّن بَعْدِ ذَلِكَ وَمَا أُوْلَئِكَ بِالْمُؤْمِنِينَ
24.4747.   Y dicen: "¡Creemos en Alá y en el Enviado y obedecemos!" Pero luego, después de eso, algunos de ellos vuelven la espalda. Esos tales no son creyentes. 
24.48وَإِذَا دُعُوا إِلَى اللَّهِ وَرَسُولِهِ لِيَحْكُمَ بَيْنَهُمْ إِذَا فَرِيقٌ مِّنْهُم مُّعْرِضُونَ
24.4848.   Cuando se les llama ante Alá y su Enviado para que decida entre ellos, he aquí que algunos se van. 
24.49وَإِن يَكُن لَّهُمُ الْحَقُّ يَأْتُوا إِلَيْهِ مُذْعِنِينَ
24.4949.   Cuando les asiste la razón, vienen a él sumisos. 
24.50أَفِي قُلُوبِهِم مَّرَضٌ أَمِ ارْتَابُوا أَمْ يَخَافُونَ أَن يَحِيفَ اللَّهُ عَلَيْهِمْ وَرَسُولُهُ بَلْ أُوْلَئِكَ هُمُ الظَّالِمُونَ
24.5050.   ¿Tienen, acaso, el corazón enfermo? ¿Dudan? ¿Temen, acaso, que Alá y Su Enviado sean injustos con ellos? Antes bien, ellos son los injustos. 
24.51إِنَّمَا كَانَ قَوْلَ الْمُؤْمِنِينَ إِذَا دُعُوا إِلَى اللَّهِ وَرَسُولِهِ لِيَحْكُمَ بَيْنَهُمْ أَن يَقُولُوا سَمِعْنَا وَأَطَعْنَا وَأُوْلَئِكَ هُمُ الْمُفْلِحُونَ
24.5151.   Cuando se llama a los creyentes ante Alá y Su Enviado para que decida entre ellos, se contentan con decir: "¡Oímos y obedecemos!" Ésos son los que prosperarán. 
24.52وَمَن يُطِعِ اللَّهَ وَرَسُولَهُ وَيَخْشَ اللَّهَ وَيَتَّقْهِ فَأُوْلَئِكَ هُمُ الْفَائِزُونَ
24.5252.   Quienes obedecen a Alá y a Su Enviado, tienen miedo de Alá y Le temen, ésos son los que triunfarán. 
24.53وَأَقْسَمُوا بِاللَّهِ جَهْدَ أَيْمَانِهِمْ لَئِنْ أَمَرْتَهُمْ لَيَخْرُجُنَّ قُل لَّا تُقْسِمُوا طَاعَةٌ مَّعْرُوفَةٌ إِنَّ اللَّهَ خَبِيْرٌ بِمَا تَعْمَلُونَ
24.5353.   Han jurado solemnemente por Alá que si tú se lo ordenaras, sí que saldrían a campaña. Di: "¡No juréis! Una obediencia como se debe. Alá está bien informado de lo que hacéis". 
24.54قُلْ أَطِيعُوا اللَّهَ وَأَطِيعُوا الرَّسُولَ فَإِن تَوَلَّوا فَإِنَّمَا عَلَيْهِ مَا حُمِّلَ وَعَلَيْكُم مَّا حُمِّلْتُمْ وَإِن تُطِيعُوهُ تَهْتَدُوا وَمَا عَلَى الرَّسُولِ إِلَّا الْبَلَاغُ الْمُبِينُ
24.5454.   Di: "¡Obedeced a Alá y obedeced al Enviado!" Si volvéis la espalda... Él es responsable de lo que se le ha encargado y vosotros de lo que se os ha encargado. Si le obedecéis, seguís la buena dirección. Al Enviado no le incumbe más que la transmisión clara. 
24.55وَعَدَ اللَّهُ الَّذِينَ آمَنُوا مِنكُمْ وَعَمِلُوا الصَّالِحَاتِ لَيَسْتَخْلِفَنَّهُم فِي الْأَرْضِ كَمَا اسْتَخْلَفَ الَّذِينَ مِن قَبْلِهِمْ وَلَيُمَكِّنَنَّ لَهُمْ دِينَهُمُ الَّذِي ارْتَضَى لَهُمْ وَلَيُبَدِّلَنَّهُم مِّن بَعْدِ خَوْفِهِمْ أَمْنًا يَعْبُدُونَنِي لَا يُشْرِكُونَ بِي شَيْئًا وَمَن كَفَرَ بَعْدَ ذَلِكَ فَأُوْلَئِكَ هُمُ الْفَاسِقُونَ
24.5555.   A quienes de vosotros crean y obren bien, Alá les ha prometido que ha de hacerles sucesores en la tierra, como ya había hecho con sus antecesores. Y que ha de consolidar la religión que le plugo profesaran. Y que ha de trocar su temor en seguridad. Me servirán sin asociarme nada. Quienes, después de esto, no crean, ésos son los perversos. 
24.56وَأَقِيمُوا الصَّلَاةَ وَآتُوا الزَّكَاةَ وَأَطِيعُوا الرَّسُولَ لَعَلَّكُمْ تُرْحَمُونَ
24.5656.   ¡Haced la azalá, dad el azaque y obedeced al Enviado! Quizás, así, se os tenga piedad. 
24.57لَا تَحْسَبَنَّ الَّذِينَ كَفَرُوا مُعْجِزِينَ فِي الْأَرْضِ وَمَأْوَاهُمُ النَّارُ وَلَبِئْسَ الْمَصِيرُ
24.5757.   No creas, no, que los infieles puedan escapar en la tierra. Su morada será el Fuego. ¡Qué mal fin...! 
24.58يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا لِيَسْتَأْذِنكُمُ الَّذِينَ مَلَكَتْ أَيْمَانُكُمْ وَالَّذِينَ لَمْ يَبْلُغُوا الْحُلُمَ مِنكُمْ ثَلَاثَ مَرَّاتٍ مِن قَبْلِ صَلَاةِ الْفَجْرِ وَحِينَ تَضَعُونَ ثِيَابَكُم مِّنَ الظَّهِيرَةِ وَمِن بَعْدِ صَلَاةِ الْعِشَاءِ ثَلَاثُ عَوْرَاتٍ لَّكُمْ لَيْسَ عَلَيْكُمْ وَلَا عَلَيْهِمْ جُنَاحٌ بَعْدَهُنَّ طَوَّافُونَ عَلَيْكُم بَعْضُكُمْ عَلَى بَعْضٍ كَذَلِكَ يُبَيِّنُ اللَّهُ لَكُمُ الْآيَاتِ وَاللَّهُ عَلِيمٌ حَكِيمٌ
24.5858.   ¡Creyentes! Los esclavos y los impúberes, en tres ocasiones, deben pediros permiso: antes de levantaros, cuando os quitáis la ropa al mediodía y después de acostaros. Son para vosotros tres momentos íntimos. Fuera de ellos, no hacéis mal, ni ellos tampoco, si vais de unos a otros, de acá para allá. Así os aclara Alá las aleyas. Alá es omnisciente, sabio. 
24.59وَإِذَا بَلَغَ الْأَطْفَالُ مِنكُمُ الْحُلُمَ فَلْيَسْتَأْذِنُوا كَمَا اسْتَأْذَنَ الَّذِينَ مِن قَبْلِهِمْ كَذَلِكَ يُبَيِّنُ اللَّهُ لَكُمْ آيَاتِهِ وَاللَّهُ عَلِيمٌ حَكِيمٌ
24.5959.   Cuando vuestros niños alcancen la pubertad, deberán pedir permiso, como hicieron quienes les precedieron. Así os aclara Alá Sus aleyas. Alá es omnisciente, sabio. 
24.60وَالْقَوَاعِدُ مِنَ النِّسَاءِ اللَّاتِي لَا يَرْجُونَ نِكَاحًا فَلَيْسَ عَلَيْهِنَّ جُنَاحٌ أَن يَضَعْنَ ثِيَابَهُنَّ غَيْرَ مُتَبَرِّجَاتٍ بِزِينَةٍ وَأَن يَسْتَعْفِفْنَ خَيْرٌ لَّهُنَّ وَاللَّهُ سَمِيعٌ عَلِيمٌ
24.6060.   Las mujeres que han alcanzado la edad crítica y no cuentan ya con casarse, no hacen mal si se quitan la ropa, siempre que no exhiban sus adornos. Pero es mejor para ellas si se abstienen. Alá todo lo oye, todo lo sabe. 
24.61لَيْسَ عَلَى الْأَعْمَى حَرَجٌ وَلَا عَلَى الْأَعْرَجِ حَرَجٌ وَلَا عَلَى الْمَرِيضِ حَرَجٌ وَلَا عَلَى أَنفُسِكُمْ أَن تَأْكُلُوا مِن بُيُوتِكُمْ أَوْ بُيُوتِ آبَائِكُمْ أَوْ بُيُوتِ أُمَّهَاتِكُمْ أَوْ بُيُوتِ إِخْوَانِكُمْ أَوْ بُيُوتِ أَخَوَاتِكُمْ أَوْ بُيُوتِ أَعْمَامِكُمْ أَوْ بُيُوتِ عَمَّاتِكُمْ أَوْ بُيُوتِ أَخْوَالِكُمْ أَوْ بُيُوتِ خَالَاتِكُمْ أَوْ مَا مَلَكْتُم مَّفَاتِحَهُ أَوْ صَدِيقِكُمْ لَيْسَ عَلَيْكُمْ جُنَاحٌ أَن تَأْكُلُوا جَمِيعًا أَوْ أَشْتَاتًا فَإِذَا دَخَلْتُم بُيُوتًا فَسَلِّمُوا عَلَى أَنفُسِكُمْ تَحِيَّةً مِّنْ عِندِ اللَّهِ مُبَارَكَةً طَيِّبَةً كَذَلِكَ يُبَيِّنُ اللَّهُ لَكُمُ الْآيَاتِ لَعَلَّكُمْ تَعْقِلُون
24.6161.   El ciego, el cojo, el enfermo, vosotros mismos, no tengáis escrúpulos en comer en vuestras casas o en casa de vuestros padres o de vuestras madres, en casa de vuestros hermanos o de vuestras hermanas, en casa de vuestros tíos paternos o de vuestras tías paternas, en casa de vuestros tíos maternos o de vuestras tías maternas, en casa cuyas llaves poseéis o en casa de un amigo. No tengáis escrúpulos en comer juntos o por separado. Y, cuando entréis en una casa, saludaos unos a otros empleando una fórmula venida de Alá, bendita buena, Así os aclara Alá las aleyas. Quizás, así, comprendáis. 
24.62إِنَّمَا الْمُؤْمِنُونَ الَّذِينَ آمَنُوا بِاللَّهِ وَرَسُولِهِ وَإِذَا كَانُوا مَعَهُ عَلَى أَمْرٍ جَامِعٍ لَمْ يَذْهَبُوا حَتَّى يَسْتَأْذِنُوهُ إِنَّ الَّذِينَ يَسْتَأْذِنُونَكَ أُوْلَئِكَ الَّذِينَ يُؤْمِنُونَ بِاللَّهِ وَرَسُولِهِ فَإِذَا اسْتَأْذَنُوكَ لِبَعْضِ شَأْنِهِمْ فَأْذَن لِّمَن شِئْتَ مِنْهُمْ وَاسْتَغْفِرْ لَهُمُ اللَّهَ إِنَّ اللَّهَ غَفُورٌ رَّحِيمٌ
24.6262.   Los creyentes son, en verdad, quienes creen en Alá y en su Enviado. Cuando están con éste por un asunto de interés común, no se retiran sin pedirle permiso. Quienes te piden ese permiso son los que de verdad creen en Alá y en Su Enviado. Si te piden permiso por algún asunto suyo, concédeselo a quien de ellos quieras y pide a Alá que les perdone. Alá es indulgente, misericordioso. 
24.63لَا تَجْعَلُوا دُعَاءَ الرَّسُولِ بَيْنَكُمْ كَدُعَاءِ بَعْضِكُم بَعْضًا قَدْ يَعْلَمُ اللَّهُ الَّذِينَ يَتَسَلَّلُونَ مِنكُمْ لِوَاذًا فَلْيَحْذَرِ الَّذِينَ يُخَالِفُونَ عَنْ أَمْرِهِ أَن تُصِيبَهُمْ فِتْنَةٌ أَوْ يُصِيبَهُمْ عَذَابٌ أَلِيمٌ
24.6363.   No equiparéis entre vosotros el llamamiento del Enviado a un llamamiento que podáis dirigiros unos a otros. Alá sabe quiénes de vosotros se escabullen a escondidas. ¡Que tengan cuidado los que se hurtan a Su orden, no sea que les aflija una prueba o que les aflija un castigo doloroso! 
24.64أَلَا إِنَّ لِلَّهِ مَا فِي السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ قَدْ يَعْلَمُ مَا أَنتُمْ عَلَيْهِ وَيَوْمَ يُرْجَعُونَ إِلَيْهِ فَيُنَبِّئُهُم بِمَا عَمِلُوا وَاللَّهُ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمٌ
24.6464.   ¿No es de Alá lo que está en los cielos y en la tierra? Él conoce vuestra situación. Y el día que sean devueltos a Él, ya les informará de lo que hicieron. Alá es omnisciente.

[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Transliteración» title=»Transliteración» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim

1.Suuratan ‘anzalnaaha wa faradnaahaa wa ‘anzalnaa fiihaa ‘Aayaatim – Bayyinaatil – laa – ‘allakum tazakkaruun.

2.‘Azzaaniyatu wazzaanii fajliduu kulla wahidim – minhumaa mi – ‘ata jaldah; wa laa ta khuzkum – bi – himaa ra’ fa – tun fii Diinillaahi ‘inkuntum tu’ minuuna billaahi wal – yawmil – ‘Aakhir: wal – yash – had ‘azaabahumaa taaa – ‘ifatum – minal. Mu’miniin.

3.‘Azzaanii laa yankihu ‘illaa zaaniyatan ‘aw mushikah: wazzaaniyatu laa yankihuhaa ‘illaaa zaanin ‘aw mushrik; wa hurrima zaalika ‘alal Mu’miniin.

4.Wallaziina yarmuunal – mushsanaati summa lam ya’- tuu bi – ‘arba – ‘ati shuhadaaa – ‘a fajliduuhum samaaniina jaldatanw – wa laa taqbaluu lahum shahaadatan ‘abadanw a ‘ulaaa – ‘ika humul – faasiquun;

5.‘Illallaziina taabuu mimba’di zaalika wa ‘aslahuu; fa – ‘innallaaha Ghafuurur Rahiim.

6.Wallaziina yarmuuna ‘azwaajahum wa lam yakullahum shuhadaaa – ‘u ‘illaaa ‘anfusuhum fa – shahaadatu ‘ahadihim ‘arba – ‘u shahaadaatim – billaahi ‘innahuu laminas – saadiqiin;

7.Wal – khaamisatu ‘anna la’- natal – laahi alayhi ‘in kaana minal – kaazibiin.

8.Wa yadra – ‘u ‘anhal – aazaaba ‘antash – hada ‘arba – ‘a shahaadaatim billaahi ‘innahuu la – minal – kaazibiin;

9.Wal – khaamisata ‘anna ghada – ballaahi ‘alayhaaa ‘in – kaana minas – saadiqiin.

10.Wa law laa fadlullaahi ‘alaykum wa rahmatuhuu wa ‘annal laaha Tawwaabun Hakiim.

11.‘Innallaziina jaaa – ‘uu bil – ‘ifki – usbatum – minkum: laa tahssabuuhu sharral – lakum: bal – huwa khayrul – lakum: li – kullim – ri – ‘im – minhum – maktasaba minal ‘ism. Wallazii tawallaa kibrahuu minhum lahuu ‘Azaabun ‘aziim.

12.Law laaa ‘iz sami’- tumuuhu zannal Mu’ – minuuna wal – Mu’ minaatu bi – ‘an fusihim khayranw – wa qaaluu haazaaa ‘ifkum – mubiin?

13.Law laa jaaa – ‘uu ‘alayhi bi – ‘arba – ‘ati shuhadaaa’? Fa – ‘iz lam ya’- tuu bishshuha – daaa – ‘ifa – ‘ulaaa – ‘ika ‘indal – laahi humul – kaaaibuun!

14.Wa law laa fadlullaahi ‘alaykum wa rahmatuhuu fid – dunyaa wal – ‘Aakhirati lamas – sakum fii maaa ‘afadtum fiihi ‘azaabun ‘aziim.

15.‘Iz talaqawnahuu bi – ‘alsinatikum wataquuluua bi – afwaahikum – maa laysa lakum – bihii ‘ilmunw – wa tahsabuunahuu hayyunanw – wa huwa ‘indallaahi ‘aziim.

16.Wa law laaa zi sami’ tu – muuhu qultum – maa yakuunu lanaaa ‘an – naakal lama bi – haazaa: Subhaanaka haazaa buhtaanu ‘aziim.

17.Ya – ‘izukullaahu ‘anta – ‘uu – duu limislihii ‘abadan ‘in – kuntum – Mu’ – miniin.

18.Wa yu – bayyinullaahu la – kumul ‘Aayaat wallaahu ‘Aliimun Hakiim.

19.‘Innallaziina yuhibbuuna ‘antashii – al – faahisatu fillaziina ‘aamanuu lahum ‘azaabun ‘aliimun fiddunyaa wal ‘Aakhirah: wallaahu ya’ – lamu wa ‘antum la ta’ –lamuun.

20.Wa law laa fadlullaahi ‘alaykum wa rahmatuhuu wa ‘annallaaha Ra – ‘uufur Rahiim.

21.Yaaa – ‘ayyuhallaziina ‘aamanuu laa tattabi – ‘uu khuruwaatish – Shaytaan: wa many – yattabi’ kutuwaatish – Shaytaani fa – ‘innahuu ya’ – muru bil – fah – shaaa – ‘I walmun kar: wa law laa fadlullaahi ‘alaykum wa rahmatuhuu maa zakaa minkum – min ‘ahadin ‘abadanw – wa laak – innallaah yuzakkii many – ya – shaa’: wallaahu Samii – ‘uun ‘Aliim.

22.Wa laa ya’ – tali ‘ulul – fadlli minkum wassa – ‘ati ‘any – yu’tuuu ‘ulil – qurbaa wal massaakiina wal – Muhaajiriina fii Sabilil – laah: wal – ya’fuu wal – yasfahuu. ‘Alaa tuhibbuuna ‘any – yaghfirallaahu lakum? Wallaahu Ghafuurur – Rahiim.

23.‘Innallaziina yarmuunal – muhsanaati – ghaafilaatil – Mu’- minaati lu ‘inuu fiddunyaa wal – ‘Aakhirah: wa lahum ‘Azaabun ‘Aziim.

24.Yawma tash – hadu ‘alayhim ‘alsinatuhum wa ‘aydihiim wa ‘arjuluhum bimaa kaanuu ya’- maluun.

25.Yawma – ‘iziny – yuwaffihi – mullaahu diinahumul – haqqa wa ya’ – lamuuna ‘annallaaha Huwal – Haqqul – Mubiin.

26.‘Al – khabiisaatu lil – khabiisiina wal – khabiisuuna lil – khabiisaat; wattayyibaatu lit – tayyibiina wattayyibuuna lit – tayyibaat: ‘ulaaa – ‘ika mubarra – ‘uuna mimmaa yaquuluu: lahum – maghfiratunw – wa rizqun – karim

27.Yaaa – ‘ayyuhallaziina ‘aamanuu laa tadkhuluu buyuutan ghayra buyuutikum hattaa tasta’ nisuu watusallimuu ‘alaaa ahlihaa: zaalikum khayrul – lakum la – ‘allakum tazakkaruun.

28.Fa – ‘illam tajiduu ‘ahadan falaa tadkhuluuhaa hattaa yu’ – zana lakum: wa ‘in – qiila lakumur – ji – ‘uu farji – ‘uu huwa ‘azkaa lakum: wallaahu bimaa ta’ – maluuna ‘Aliim.

29.Laysa ‘alaykum junaahun ‘an tadkhuluu buyuutan ghayra maskuunatin fiiha mattaa – ‘ul – lakum: wallaahu ya’lamu maa tubduuna wa maa taktumuun.

30.Qul lil – Mu’ – miniina yabhud – duu min ‘absaarihi wa yahfa – duu furuujahuum zalika ‘azkaa lahum ‘innallaaha khabiirum – bimaa yasna – ‘uun.

31.Wa qul – lil – Mu’ – minaati yaghdudna min ‘absarihinna wa yahfazna furuujahuna wa laa yabdiina ziinatahunna ‘illaa maa zahara minhaa wal – yadribna bi – khumurihinna ‘alaa juyuubihinn; wa laa yubdiina ziina – tahunna ‘illa libu – ‘uulatihinna ‘aw ‘aabaaa – ‘ihinna ‘aw ‘aabaaa – ‘I bu – ‘uula tihinna ‘aw ‘aabaaa – ‘ihiin ‘aw ‘aabaaa ‘I bu – ‘uulatihinna ‘aw ‘abnaaa – ‘ihinna ‘aw ‘abnaaa – ‘I bu – ‘uulatihinna ‘aw ‘ikhwaanihinna ‘aw baniii ‘ikhwaani hinna ‘aw baniii ‘akhwaatihinna ‘aw ni – saa – ‘ihinna ‘aw maa malakat ‘aymaanuhunna ‘awittabi – iina ghayri ‘aymaanuhunna ‘awittabi – iina ghayri ‘ulil – ‘irbati minarri – jaali ‘awit – tiflillaziina lam yazharuu ‘alaa ‘awraatin – nisaaa’; wa laa yadribna bi – ‘arjulihinna liyu’ – lama amaa yukh – julihinna liyu’ – lama maa yukhfiina min – ziinatihinn. Wa tuubuuu ‘ilallaahi jamii – ‘an ‘ayyuhal – Mu’ – minuuna la – ‘allakum tuflihuun.

32.Wa ankihul – ‘ayaamaa’ minkum wassaalihiina min ‘ibaadikum wa ‘imaaa – ‘ikum: iny – yskuunuu fuqaraaa – ‘a yughnihimul – laahu min – fadlih: wallaahu waasi – ‘un ‘Aliim.

33.Wal yasta’ – fifillaziina laa – yajiduuna nikaahan hattaa yughniyahu – mullaahu min – fadlih. Wallaziina yabtaghunnal – Kitaaba mimmaa malakat ‘aymaanukum fa – kaatibuuhum ‘in ‘alimtum fiihim khayranw – wa ‘aatuu hum – mim – maalil – laahil – laziii ‘aatakum. Wa laa tukhrihuu fatayaatikum ‘alal – bighaaa – ‘I ‘in ‘aradna tahassunal litabtaghuu ‘aradal – hayaatid – dunyaa. Wa many – yukhrih – hunna fa – ‘innallaha mim – ba’di ‘ikraahihinna Ghafuurur – Rahiim.

34.Wa laqad ‘anzalnaaa ‘ilaykum ‘aayaatim – mubayyinaatinw – wa masalam – minallaziina khalaw min – qablikum wa maw – ‘izaatal – lil – Muttaqiin.

35.‘Allaahu Nuurus – samaawaati wal ‘ard. Masalu Nuurihii ka – Miskhaatin – fiihaa Misbaahu fii Zujaajah: ‘az – zujaajatu ka – ‘annahaa kawkabun duriy – yuny – yuuqadu min Shajaratim – mubaarakatin Zaytuunatil – laa Sharqiyyatinw – wa laa Gharbiy – yatiny – yakaadu Zaytuhaa yudiii – ‘u wa law lam tamsas – hu naar; Nuurun ‘alaa Nuur! Yahdillaahu li – Nuurihii many – yashaaa’: wa yadribullaahul ‘amsaala linnaas: wallaahu bi kulli shay – ‘in ‘Aliim.

36.Fii buyuutin ‘azinallaahu ‘anturfa ‘a wa yuzkara fiihasmu – huu yusabbihu lahuu fiihaa bit – ghuduwwi wal – ‘aasal

37.Rijaalul – laa tulhiihim tijaaratunw wa laa bay ‘un ‘an – zikrillaa wa ‘iqaamis – Salaati wa ‘iitaaa – ‘iz – zakaah: yakhaafuuna Yawman – tataqallabu fiihil – quluubu wal – ‘absaaru.

38.Liyajziya – humullaahu ‘ahsana ma ‘amiluu wa yaziidahum – min – fadlih: wallaahu yarzuqu many – yashaaaa ‘u bighayri hisaab.

39.Wallaziina kafaruuu ‘aa maalu – hum ka – saraabim bi – qii – ‘atiny – yahsabuhz – zam – ‘aanu maa – ‘aa hattaaa ‘izaa jaaa ‘ahuu lam yajid – hu shay ‘anw wa wajadal – laaha ‘indahuu fa – waffaahu hisaabah: wallaahu Sarii ‘ul – hisaab.

40.‘Aw kazulumaatin fii bahril lujjiy yiny yaghshaahu mawjum min fawqihii mawjum – min faqqihii sahaab: zulmaatum ba’ duhaa fawqa ba’d: ‘izaaa ‘akhraja yadahuu lam yakad yaraa – haa! Wa mallam yaj – ‘alil – laahu lahuu nuuran – famaa lahuu min – nuur!

41.‘Alam tara ‘annallaaha yusabbihu lahuu man – fis – samaawaati wal – ‘ardi wat – tayru saaaffaat? Kullun – qad ‘alima salaatahuu wa tashiihah. Wallaahu ‘Aliimum – bimaa yaf – ‘aluun.

42.Wa liillaahi mulkus – samawaati wal – ‘ard! Wa ‘ilallaahil – masiir.

43.‘Alam tara annallaaha yuzjii sahaaaban summa yu – ‘allifu baynahuu summa yaj – ‘aluhuu rukaaman fataral – wadqa yakhruju min khilaalih. Wa yunazzilu minas – samaaa ‘I min jibaalin fiihaa mim – baradin fayusiibu bihii many – yashaaa ‘u wa yasrifuhuu ‘am – many yashaaa’. Yakaadu sanaa barqihii yazhabu bil – ‘absaar.

44.Yuqallibullaahul – layla wannahaar: ‘inna fii zaalika la – ‘ibratalli – ‘ulil – ‘absaar!

45.Wallaahu khalaqa kulla daaa – batim mim – maaa’: faminhum – many yamshii ‘alaa batnih; wa minhum many yamshii ‘alaa rijlayn; wa minhum – many – yamshii ‘alaaa ‘arba’. Yakhluqul – laahu maa yashaaa ‘innallaaha ‘alaa kulli shay – ‘in – Qadiir.

46.Laqad ‘anzalnaaa ‘Aayaatim mubayyinaat: wallahu yahdii many – yashaaa ‘u ‘ilaa Siraatim – mustaqiim.

47.Wa yaquuluuna ‘aamannaa bil – laahi wa bir – Rasuuli wa ‘ata – naaa summa yatawallaa fariiqum – minhum – mim – ba’di zaalik; wa maa ‘ulaaa ‘ika bil – Mu’miniin.

48.Wa ‘izaa du – ‘uuu ‘ilallaahi wa Rasuulihii li – yahkuma baynahun ‘izaa fariiqum – minhum – mu’- riduun.

49.Wa ‘iny – yakul – lahumul – haqqu – ya’- tuuu ‘ilayhi Mu’ – miniin.

50.‘Afii quluubihim – maradun amir – taaabuuu ‘am yakhaafuuna ‘any – yahiifallaahu ‘alayhim wa Rasuuluh? Bal ‘ulaaa – ‘ika humuz – zaalimuun.

51.‘Innamaa kaana qawlal – Mu’ – miniina ‘izaa du – ‘uuu ‘ilallaahi wa Rasuulihi liyahkuma baynahum ‘any – yaquuluu “Sami’ – naa wa ‘ata – naa”: wa ‘ulaaa – ‘ika humul – Mufli – huun.

52.Wa many – yuti – ‘illaaha wa Rasuulahuu wa yakhshallaha wa yat – taqhi fa – ‘ulaaa – ‘ika humul – Faaa – ‘izuun.

53.Wa ‘aqsamuu billaahi jahda ‘aymaanihim la – ‘in ‘amartahum lay – akhrujuun. Qul laa tuqsimuu; taa – ‘atum ma’- ruufa; ‘innallaaha khabiirum – bimaa ta’ – maluun.

54.Qul ‘atii – ‘ullaaha wa ‘atii – ‘ur – Rasuul: fa – ‘in – tawallaw fa – ‘innamaa ‘alayhi maa hummila wa ‘alaykum – maa hum – miltum. Wa ‘in tutii – ‘uhuu tahtaduu. Wa maa ‘alar – Rasuuli ‘illal – Balaaghul mubiin.

55.Wa – ‘adallaa – hullazina ‘aamanuu minkum wa ‘amilus – saalihaati layastakh – lifannahum fil – ‘ardi kamastakh – lafallaziina – min qablihim: wa la – yumakkinanna lahum diinahumullazir – tadaa lahum wa layubaddi – lannahum mim – ba’- di khaw – fihim ‘amnaa: ya’ – bu – duu – nanii laa yushrikuuna bii shay – ‘aa. Wa man kafara ba’ da zalika fa – ‘ulaaa – ‘ika humul – faasiquun.

56.Wa ‘aqiimus – Saalaata wa ‘aatuz – Zakaata wa ‘atii – ‘ur – Rasuula la – ‘allakum turhamuun.

57.Laa tahsabannallaziina kaafaruu mu’ – jiziina fil – ‘ard: wa ma’ – waahumun – Naar: wa la – bi’- sal – masiir!

58.Yaaa – ‘ayyuhallaziina ‘aamanuu liyasta’- zinkumullaziina malakat ‘aymaanukum wallaziina lam yablughul – hulma minkum salaasa marraatt: min qabli Salaatil – fajri wa hiina tada – ‘uuna siyaa – bakum – minaz – zahiirati wa mim ba’ di Saaatil – ‘Ishaaa’: salaasu ‘awraatil lakum: Laysa ‘alaykum wa laa ‘alayhim junaahum ba’- dukum ‘alaa ba’d kazaalika yubayyi – nullaahu lakumul ‘Aayaat: wallaahu ‘Aliimun Hakiim.

59.Wa ‘izaa balaghal – ‘atfaalu min – kumul – hulma falyasta’ – zinuu kamasta zannallazina min – qablihim; kazaalika yubayyi – nul – laahu lakum ‘Aayaatih: wallaahu ‘Aliimun hakiim.

60.Walll – qawmaa – ‘idu minan – nisaaa – ‘illaatii la yarjuuna nikaahun falaysa ‘alayhinna junaahun ‘any – yada na siyaabahunna ghayra mutabbarri – jaatim – biziinah: wa ‘any – yasta’ – fifna khayrul – lahunn wal – laahu Samii – ‘un ‘Aliim.

61.Laysa ‘alal – ‘a maa harajunw – wa laa ‘alal – ‘a’ – raji hara – junw – walaa ‘alal – mariidi harajunw – walaa ‘alaaa ‘anfusikum ‘an – ta’ – kuluu mim – buyuutikum ‘aw buyuuti ‘aa – baaa – ‘ikum ‘aw buyuuti ‘ummahaatikum ‘aw buyuuti ‘ikhwaanikum ‘aw buyuuti ‘akhawaatikum ‘aw bu – yuuti ‘a’ – maamikum ‘aw buyuuti ‘ammaatikum aw buyuuti ‘akhwaalikum ‘aw buyuuti khaalaatikum ‘aw maamalaktum – mafaatihahuuu ‘aw sadiiqqikum: laysa ‘alaykum junaahun ‘an – ta’- kuluu jamii – ‘an ‘aw ashtaataaa. Fa – ‘izaa dakhaltum – buyuutan fasal – limuuu ‘alaaa ‘anfusikum tahiyyatum – min ‘indil – laahi mubaarakatan – tayyibah. Kazaalika yubayyinul – laahu lakumul – ‘aayaati la – ‘allakum ta’ – qiluun

62.‘Innamal – Mu’- minuunallaziina ‘aamanuu billaahi wa Rasuulihii wa ‘izaa kaanuu ma ‘ahuu ‘alaaa ‘amrin – jaami – ‘il – lam yazhabuu hattaa yasta’ – zinuuh: ‘innallaziina yasta’ – zinuunaka ‘ulaaa ‘ikallaziina yu – minuuna bil – laahi wa Rasuulih; fa – ‘izasta’ – zanuuka liba’ di sha’ nihim fa’ – zal – liman – shi’- ta minhum was – taghfir lahumullaah: ‘innal – laaha Ghafuurur – Rahiim.

63.Laa taj – ‘aluu du – ‘aaa – ‘ar – Rasuuli baynakum kadu ‘aaa – ‘I ba’ dikum ba’daa: qad ya’ – la – mul – laahul – laziina yatasa’ – laluuna mim – kum liwaa – zaa: falyah – zarillaziina yakhaalifuuna ‘an ‘am – rihiii ‘an tusiibahum fitnatun ‘aw yusiibahum ‘azaabun ‘aliim.

64.‘Alaaa ‘inna lillaahi maa fis – samaawaati wal – ‘ard: Qad ya’- lamu maaa ‘antum ‘alayh: wa yawma yurja – uuna ‘ilayhi fayunabbi – ‘uhum – bimaa ‘amiluu: Wallaahu bikulli shay – ‘in ‘Aliim.

[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Tasfir» title=»Tasfir» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La Luz (An-Nür)

Introducción:

En el Nombre de Allah, El Omnicompasivo, El Misericordioso

Este capítulo fue revelado en Medina. En este capítulo Allah indica la necesidad de purificar la sociedad del adulterio y de la propagación de la obscenidad en el uso de las palabras y en el comportamiento entre los creyentes, legalizando las penalidades para reprimir a los infractores, y de una manera especial, el adulterio cometido por los hombres o mujeres casados, por el doble crimen del adulterio y de la traición de la confianza. Luego enuncia el delito de la calumnia en el tema del adulterio y la posición que deben tomar los creyentes en cuanto a la difamación y las pruebas que se deben presentar para justificar la acusación de adulterio. Luego menciona la moral que se debe observar para entrar en las casas y recomienda la absoluta castidad. Luego, la aleya señala la luz divina; se citan las mezquitas, el actuar de los incrédulos, la situación de los que se obstinan en permanecer en el error, comparándolos con los creyentes. Luego menciona la ética familiar, especificando las relaciones entre los familiares más allegados, los niños y los ancianos, indicando en casas de quién puede comer el creyente. Cita las particularidades de los creyentes cuando el Mensajero los invita a tomar una cierta posición y termina por especificar la potestad y la sabiduría divina.

Aleya 1

Este es un capítulo que hemos revelado, en cuyo contexto hemos impuesto Nuestras sentencias, citando las claras evidencias de Nuestra potestad y unicidad y probando que este Libro está revelado por Allah para amonestaros.

Aleya 2

De estas sentencias, la referente a la adúltera y al adúltero, los cuales deben ser castigados con cien latigazos sin que ningún sentimiento de lástima pueda impedir nuestra sentencia, si crees en Allah y en el Juicio Final, porque el fundamento de la fe exige buscar el beneplácito de Allah antes que el de la gente. Que presencie su castigo un grupo de creyentes para que sea un escarmiento para los demás.

Aleya 3

El libertino que incurre en el adulterio sólo querrá casarse con una adúltera o una idólatra y la libertina que incurre en adulterio no se casa sino con un adúltero o un idólatra. Tales uniones están vedadas a los creyentes para evitar que sean asimilados a los libertinos, y para evitar que sean acusados de libertinaje.

Aleya 4

Aquellos que acusen de adulterio a las castas, sin presentar cuatro testigos que confirmen su acusación, castigadles con ochenta latigazos y nunca más aceptéis su testimonio durante toda su vida, porque son difamadores que se extralimitaron de los límites de la religión. (1)

————————-

(1) Las aleyas 2 a 4 rezan textualmente: a) «A la adúltera y al adúltero, infligidles cien azotes a cada uno y que la compasión no os conmueva al cumplir la ley de Allah, si creéis en Allah y en el día del Juicio Final. Que una parte de los creyentes sea testigo de la aplicación de la pena. b) El adúltero no podrá casarse sino con una adúltera o una idólatra. Y la adúltera no podrá casarse sino con un adúltero o un idólatra. Tales uniones están vedadas a los creyentes. c) Mas quienes acusen de adulterio a las castas sin presentar cuatro testigos, (a éstos) infligidles ochenta azotes y nunca más aceptéis su testimonio porque son difamadores.¨ En el Islam, los actos considerados criminales- y por ende vedados y castigados según la sentencia divina aplicándoles el castigo legal- son aquellos actos prohibidos por la ley o aquellos que se dejan de cumplir cuando la ley divina exige su ejecución. La justificación de su prohibición reside en que constituyen una agresión que atenta contra la preservación: 1. de la persona humana. 2. de la religión. 3. de la mente. 4. de los bienes. 5. de la dignidad y de la honra. Considera que el acto de matar es una agresión contra la persona humana; la apostaría una agresión contra la religión; las bebidas alcohólicas una agresión contra la mente; el robo una agresión contra el patrimonio y el adulterio una agresión contra la dignidad y la honra. Los exegetas islámicos dividieron las sentencias en tres categorías, según la gravedad de las mismas: 1. el castigo legal «hudud». 2. la ley del talión o de la compensación. 3. la amonestación. Las sentencias del castigo legal se aplican a los crímenes que atentan al derecho de Allah o que este derecho sea el más lesionado. En este caso se aplica la sentencia que Allah estipuló en el Qur’an o la que fue fijada por la sunna. En cuanto a las sentencias que se aplican por la ley del talión o la compensación, se aplican más bien a los crímenes que lesionan los derechos humanos. Algunos de estos castigos fueron prescriptos por Allah y otros fueron dejados a la evaluación del juez, como es el caso de los crímenes llamados crímenes de sangre: el homicidio, la amputación y las heridas. Y en lo que se refiere a los crímenes cuya sentencia es la amonestación con sus grados más altos y más bajos, son aquellos que los propios jueces consideran según el lugar y la situación de los incriminados. La legislación islámica fijó en siete los crímenes que se sancionan con el castigo legal, a saber: 1. Los crímenes de adulterio. 2. Los de la calumnia. 3. Los de la agresión. 4. Los del robo. 5. Los del bandolerismo. 6. Los de las bebidas alcohólicas. 7. Los de la apostasía.

Aleya 5

Pero aquellos que se arrepienten después de cometer este pecado y toman la decisión de obedecer sinceramente y de comportarse bien, Allah les perdona(2) .

————————-

(2) Los castigos de estos crímenes fueron estipulados por Allah en el Qur’an, salvo el crimen del adulterio cometido por los casados -hombre o mujer – cuyo castigo es la lapidación. El castigo de las bebidas alcohólicas (que son ochenta latigazos) y el castigo de la apostasía (que es la muerte) fueron fijados por la Sunna, o sea, la tradición profética. Las leyes que penalizan el adulterio, fuera de las leyes coránicas, estipulan castigos insignificantes, lo que hizo propagar la obscenidad y provocó el libertinaje y propagó la disolución de las costumbres sanas en las sociedades humanas; y favorecieron la expansión de las enfermedades venéreas y la multiplicación del incesto. Nos extraña que algunas legislaciones modernas de los países denominados civilizados, protejan estos crímenes. El derecho penal francés – por ejemplo – no considera el adulterio entre solteros mayores de edad un crimen que debe ser castigado. En cuanto al adulterio cometido por hombres y mujeres casados, la ley impide investigar un caso de adulterio, a menos que sea pedido por uno de los dos contrayentes…. Esta investigación puede ser interrumpida si el marido de la adúltera lo pide y en caso de condenación, el marido tiene el derecho de anular la pena o parte de ella. Los que recriminan al Islam aplicar fuertes sentencias al crimen del adulterio olvidaron que si la legislación islámica es rigurosa en materia del adulterio es mucho más rigurosa en exigir las pruebas. Mientras esta legislación exige dos testigos para probar el crimen del homicidio, exige cuatro testigos que hayan visto y presenciado la consumación del crimen de adulterio, o el reconocimiento de los inculpados. Se hace notar que la ley coránica exige que el castigo del adulterio se aplique en público para que sirva de escarmiento a los demás.

Aleya 6

Aquellos que acusan a sus esposas de adulterio y no corroboran su acusación con el testimonio de los cuatro testigos exigidos, deben jurar cuatro veces con el fin de evitar merecer el castigo correspondiente, poniendo a Allah como testigo de que están diciendo la verdad.

Aleya 7

Y deben mencionar en el quinto juramento que merecen ser privados de la Misericordia de Allah, si es que están mintiendo.

Aleya 8

Si la esposa se calla después de esto, será castigada, porque su silencio equivale al reconocimiento de que cometió tal crimen. Para salvarse del castigo, debe jurar por Allah cuatro veces que su esposo está mintiendo en su acusación.

Aleya 9

Y mencionar en el quinto juramento que merece la ira de Allah si su marido dice la verdad, acusándola.

Aleya 10

Si no fuera por la bondad y la misericordia de Allah, prudente en todo lo que rige, habría apresurado vuestro castigo en esta vida

Aleya 11

Los que inventaron la mentira que desvía del sendero de la rectitud, calumniando a ‘Á’ishah, la esposa del Mensajero Muhammad(saws) – cuando propagaron la difamación acerca de ella – son un grupo entre vosotros. No penséis que este acontecimiento fue un mal para vosotros sino un bien, puesto que discriminó a los hipócritas de los creyentes sinceros, y destacó la generosidad de los que la proclamaron inocente. Cada uno de estos grupos recibirá su merecido a la luz de los límites de su delito de calumnia. El agraviante sufrirá un castigo tan severo como su calumnia.

Aleya 12

Cuando oísteis tal infamia, los creyentes y las creyentes deberíais haber pensado en la pureza y castidad de los fieles, que son como vosotros mismos, y tendríais que haber dicho: Esto es una clara infamia tratándose del más noble de los Enviados y de la más noble compañera.

Aleya 13

¿Acaso los difamadores, autores de la calumnia, presentaron los cuatro testimonios para afianzar su acusación? ¡No lo hicieron! Entonces, según la ley de Allah, son difamadores.

Aleya 14

Y si no fuera por la bondad de Allah y Su misericordia para con vosotros – por no apresuraros el castigo en esta vida y por perdonaros en el Más Allá – os habría azotado un severo castigo por lo que propagasteis acerca de esta calumnia.

Aleya 15

Cuando llevasteis la difamación de boca en boca y la propagasteis entre vosotros sin saberlo a ciencia cierta y lo considerasteis de poca monta y que Allah no castigaría a nadie por el particular, cuando es gravísimo y merecedor de castigo severo.

Aleya 16

Al oír la calumnia tendríais que haberos aconsejado no discutirla por ser indigna de vosotros y haberos extrañado de invención semejante, que es una grave ignominia.

Aleya 17

Allah os exhorta para que jamás reincidáis en semejante pecado si sois creyentes sinceros, puesto que semejante calumnia se contradice con la fe sincera.

Aleya 18

Y Allah os revela las evidencias dilucidando los claros preceptos. Allah es Sapientísimo. No le escapa nada de lo que hacéis; es Prudente en todo lo que prescribe y crea. Toda prescripción y toda creación emana de Su prudente sabiduría.

Aleya 19

Quienes se complacen en divulgar la evocación de la obscenidad, para difundir la propia obscenidad entre los creyentes, sufrirán un severo castigo en esta vida, según las leyes que estableció Allah, y en el Más Allá les azotará el castigo del fuego si no se arrepienten. Allah está bien enterado de vuestros asuntos ocultos y visibles, y vosotros ignoráis lo que Él sabe.

Aleya 20

Y si no fuera por la bondad de Allah y Su misericordia para con vosotros y que Allah es Clemente y Misericordiosos, no os habría dilucidado sus sentencias y os habría acelerado el castigo.

Aleya 21

¡Creyentes!, resguardaos con la fe y no sigáis las huellas del demonio que os incita a divulgar la obscenidad y a perpetrar los pecados entre vosotros. Aquel que sigue las huellas del demonio se cuenta entre los que desobedecen a Allah, porque el demonio seduce – a quien se deja seducir – para que perpetre los pecados capitales, la obscenidad y la desobediencia. Y si no fuera por la bondad de Allah y Su misericordia especificándoos los preceptos y aceptando el arrepentimiento de los rebeldes, jamás se habría purificado ninguno de vosotros de la desobediencia. Mas Allah purifica a quien se encomienda a Él y lo encamina a apartarse de la rebeldía o a perdonarlo por el arrepentimiento. Porque Allah, Omnioyente, Sapientísimo retribuirá a cada cual por cuanto haya hecho.

Aleya 22

Que los benefactores y los opulentos de entre vosotros jamás juren privar de su beneficencia a sus parientes, los menesterosos, los que emigran en aras de Allah y otros por motivo personal o por querer perjudicarles. Deben tolerarles y perdonarles. Y si deseáis que Allah os exima de vuestras culpas, tratad a los que se comportan mal con vosotros como queréis que vuestro Señor os trate y respetad su moral, pues Él es Indulgentísimo, Misericordiosísimo. (3)

————————-

(3) Esta aleya fue revelada cuando Abu Bakr As-Siddiq, uno de los compañeros más allegados al Profeta, juró no ayudar más a su pariente Mistah Ibn Uthatha, quien participó en la propalación de la calumnia acerca de ‘A’isha, que Allah esté satisfecho de ella.

Aleya 23

Quienes calumnian, con el adulterio, a los creyentes inocentes, castos y puros – a los que nadie puede tachar de obscenidad y que por su inocencia y su fe en Allah no se preocupan de las difamaciones de los demás – estos difamadores serán privados de la misericordia divina en esta vida y en la Otra, y tendrán un severo castigo si no se arrepienten.

Aleya 24

Aquel severo castigo sobrevendrá el Día de la Resurrección, en el cual los culpables no hallarán manera de negar sus pecados, que serán afirmados incluso por sus propias lenguas, sus manos y sus pies, que testimoniarán por todas las culpas que cometieron.

Aleya 25

En ese día Allah les azotará con el castigo adecuado que merecieron. Entonces conocerán a ciencia cierta la verdadera divinidad de Allah, los preceptos de Sus leyes y la veracidad de Sus promesas y advertencias, porque en ese día todo aparecerá muy claro y nada será ocultado.

Aleya 26

Las mujeres impúdicas serán para los hombres impúdicos, y los hombres impúdicos para las mujeres impúdicas, y las mujeres púdicas para los hombres púdicos y los hombres púdicos para las mujeres púdicas. ¿Cómo se puede imaginar la maldad en una mujer casta y buena esposa de un púdico bueno y leal? Estos púdicos y castos están exentos de los defectos de los impúdicos y Allah les reserva Su indulgencia para los pecados menores que todos los humanos cometen, y con Su grandiosa generosidad los introducirá en el Paraíso.

Aleya 27

¡Creyentes! No entréis en las casas ajenas antes de pedir permiso a sus moradores y hasta que os autoricen a entrar. Al entrar, saludad con el saludo de la paz a los que la habitan. Este pedido de autorización y vuestro saludo son preceptos prescritos por Allah para ser obedecidos.

Aleya 28

Si no halláis a nadie en esas casas, no entréis hasta que venga alguien y os dé la autorización. Y si no estáis autorizados a entrar, retiraos sin insistir en querer entrar, porque es más digno y virtuoso para vosotros; y sabed que Allah está bien enterado y os remunerará por cuanto hacéis. ¡No infrinjáis sus leyes!

Aleya 29

Mas si queréis entrar en edificios públicos en que tengáis alguna utilidad como los establecimientos públicos, las posadas o los sitios de recogimiento, no seréis recriminados si entráis sin pedir autorización. Allah está bien enterado de todo cuanto manifestáis u ocultáis. Sed precavidos y no os extralimitéis.

Aleya 30

¡Mensajero!, advierte a los creyentes de lo que puede causar el adulterio y el exponer sospechas y acusaciones. Diles que les prescribí la orden de recatar sus miradas ante las bellezas y los encantos de las mujeres y que deben preservar las partes íntimas de su cuerpo cubriéndolas y evitando todo contacto ilícito. Esta noble moral tiende a amparar al hombre de la posibilidad de caer en el pecado y en las apariencias sospechosas. Allah está enterado de cuanto hacen, y les retribuirá en función de su comportamiento.

Aleya 31

¡Profeta!, di a las creyentes que han recibido la orden de recatar sus miradas a todo lo que les está vedado y de proteger las partes íntimas de su cuerpo cubriéndolas y evitando todo contacto ilícito. No deben dejar aparecer a las miradas de los hombres nada de lo que puede ser objeto de seducción: sus encantos naturales, sus adornos, su pecho, sus brazos, sus cuellos alhajados, etc. No deben mostrar de su cuerpo sino el rostro y las manos. ¡Profeta!, pídeles que cubran las partes de su cuerpo que sus vestidos pueden dejar aparecer como su cuello y su pecho. Deben cubrirlos con el velo de sus cabezas. Que no deben dejar ver sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos y sobrinas, a las mujeres creyentes, a sus esclavas, a los hombres carentes de instinto sexual como los ancianos y los niños que todavía no han llagado a la edad de tener deseos de las mujeres. Pídeles, ¡Profeta!, que no se comporten de manera que llame la atención de los hombres con sus adornos escondidos, como al caminar hacer sonar las ajorcas de sus pies o dejar oír el tintineo de sus alhajas escondidas debajo de sus vestidos. Vosotros, creyentes, volved a Allah arrepintiéndoos de haber transgredido Sus órdenes. Respetad las reglas de la decencia religiosa a fin de ser felices en este mundo y en el Más Allá.

Aleya 32

Ayudad a vuestros pupilos y también vuestros esclavos y esclavas domésticos. Ayudadles a apartarse del adulterio casándolos, y que su situación económica no sea una traba para que contraigan matrimonio, pues Allah proveerá, con Su gracia, a los castos con el sustento para una vida noble, porque Allah es Munificentísimo y Sapientísimo. Está enterado de todas las intenciones – amén de las acciones – y de todo cuanto ocurre en el Universo.

Aleya 33

Y para aquellos que no tienen recursos para enfrentar las necesidades del casamiento, que sé preserven – del adulterio – con el ayuno y el deporte (4) o dedicándose a la actividad intelectual como medios que los ayuden a preservar su castidad, hasta que Allah les conceda, con Su gracia, lo que necesitan para casarse. Mas los esclavos y las esclavas que os piden su libertad comprometiéndose a pagar por su liberación, concedédsela, si los consideráis dignos de ella, y ayudadles a cumplir con su compromiso con la deducción de parte de lo que habéis convenido o gratificándolos con algo de la hacienda con que Allah os agració. Os está absolutamente vedado practicar el vil comercio de la prostitución con vuestras esclavas, obligándolas a practicar esta obscenidad. ¿Cómo os permitís obligarlas a la prostitución si ellas quieren vivir castamente? Mas si alguien las compeliese, Allah las perdonaría a ellas y al que las haya compelido si se arrepienten. Allah es Indulgentísimo y Misericordiosísimo.

————————-

(4) Explicitando esta, aleya el Profeta dijo: «¡Oh jóvenes! Quien entre vosotros puede cumplir con los requisitos del casamiento que se case, porque el casamiento preserva de mirar con deseo a otras mujeres y es más casto para el sexo. Mas aquél que no tiene los recursos, que ayune porque el ayuno será para él una protección”

Aleya 34

Ya os hemos revelado en este capítulo, y en otros, aleyas que dilucidan los preceptos. Os hemos ejemplificado varios casos de los que os precedieron; y amonestaciones y exhortaciones para los timoratos.

Aleya 35

Allah es la fuente de la luz en los Cielos y en la Tierra. Es Él Quien los alumbra con la luz perceptible que nos permite circular y observar, y con la luz espiritual que nos permite advertir la verdad, la justicia, el saber, la virtud, la senda recta y la fe, tanto con las constataciones, como con la facultad de percepción de que Allah proveyó a Sus criaturas. Esto incita a creer en la existencia de Allah y lleva al hombre a creer en el Creador, alabado sea. El ejemplo de su grandiosa luz y de sus deslumbrantes evidencias es como la luz de un nicho de luz deslumbrante; en dicho nicho hay una lámpara límpida que brilla cual deslumbrante astro; la lámpara extrae su energía del aceite del olivo, árbol bien bendito que crece en una tierra noble en un lugar templado, que no es oriental (y por lo tanto no favorecido con el calor del sol al final del día), ni es occidental (privado del calor del sol al principio del día). Su aceite alumbra aunque no le toque el fuego, todo lo cual aumenta la luz de la lámpara. ¡Es luz sobre luz! ¡Esplendor sobre esplendor! Y es así como las constataciones perceptibles y espirituales, esparcidas en el Universo, son deslumbrantes evidencias que no permiten que quepa la menor duda acerca de la existencia de Allah y que imponen la fe en Él, en Sus mensajes y en lo que transmitió. Allah encamina, con estas evidencias, a quien le place de los que saben aprovechar sus mentes. Ya Allah reveló las evidencias perceptibles para facilitar a los humanos la perceptibilidad de lo que es razonable, porque Allah, alabado sea, es Sapientísimo. Conoce bien quién considera y reflexiona y quién reniega y es arrogante frente a Sus evidencias, y recompensará a cada cual con lo que merece.

Aleya 36

Hay gente que rinde culto alabando a Allah y adorándolo en las mezquitas que Allah ha mandado que sean erigidas, glorificadas y frecuentadas mañana y tarde para que, en ellas, sea celebrado Su nombre.

Aleya 37

Glorifican a Allah hombres que no se dejan absorber por la vida mundanal con su cortejo de negocios, olvidando el constante recuerdo de Allah. Son aquellos que celebran sus oraciones rituales, pagan el Zakat, y son celosos piadosos por su suerte en el Día de la Resurrección, en que los ojos y los corazones contemplen con aprensión la suerte de cada uno, en ese temible y espantoso Día.

Aleya 38

A ellos Allah reservará la mejor recompensa por sus buenas obras, agraciándoles generosamente, porque Allah, alabado sea, es Graciabilísimo. Otorga sus mercedes a quien quiera entre Sus siervos virtuosos sin que nadie pueda interceder o contabilizar.

Aleya 39

En cuanto a los incrédulos que negaron la fe, creyendo erradamente que estaban obrando bien y que sus obras les servirían el Día de la Resurrección, sus falsas e infructuosas obras son comparables al espejismo que producen los rayos del sol en un terreno desértico que el sediento cree que es agua y que pronto descubrirá que no es sino un espejismo. Así serán las obras de los incrédulos el Día de la Resurrección: viento polvoriento. En ese día, los incrédulos tendrán el justo castigo de Allah que satisfará su cuenta con toda justicia. Su castigo es indudable, porque Allah, alabado sea, es expedito en el cómputo.

Aleya 40

Las obras del incrédulo son comparables, también, a las tinieblas en un profundo océano cuya furia hace agitar sus olas unas sobre otras, encimadas éstas por espesas y opacas nubes… tinieblas que se superponen a otras tinieblas que no permiten al marino ni siquiera distinguir su propia mano… ¡ahí está espantado, sin saber qué hacer para salir de su espanto, sin una luz que lo encamine y lo salve de la perdición! Tal será la situación de los incrédulos. No aprovecharán cuanto hicieron en su vida y no podrán salir de su ceguera y de su extravío. La única salvación es la luz de la fe. Quienes no son encaminados por Allah y guiados con la luz de la fe, jamás encontrarán la senda recta y su indudable destino será la perdición.

Aleya 41

¡Profeta! ¿No reparaste en que todo cuanto hay en los Cielos y la Tierra glorifica a Allah, incluso los pájaros cuando despliegan sus alas?. Todas aquellas maravillosas evidencias, amén de exceptuar a Allah de toda indigna coparticipación con nadie, están sometidos a Sus leyes, cumpliendo la función que les asignó Allah. Allah Omnisapiente está bien enterado de las oraciones y de las alabanzas de cada uno de sus siervos y de todo cuanto éstos hacen. ¿Cómo los incrédulos pueden no creer en Él?

Aleya 42

Solo Allah es Dueño y Señor de los Cielos y de la Tierra y de cuanto hay en ellos. Él es el Supremo Soberano y a Él será el retorno de todos para ser juzgados y remunerados o castigados en el Día de la Resurrección.

Aleya 43

¿Por ventura, Profeta, no reparas en cómo impulsa Allah, con los vientos, las nubes levemente, luego las junta, las acumula amontonándolas, y hace caer la lluvia de las nubes?… Repara en que Allah hace descender de estas nubes compactas, como si fuesen montañas, granizo que cae como piedras sobre comunidades beneficiando a unos o perjudicando a otros según la voluntad de Allah Omnipotente, alabado sea,… y provoca el relámpago como consecuencia del rozamiento de las masas de nubes, cuyo resplandor ofusca la vista por su intensidad. Estas manifestaciones climáticas son otras tantas pruebas que incitan a creer en Allah Creador.

Aleya 44

Allah cambia las condiciones de la noche y las del día en cuanto a sus duraciones, a su comienzo y su fin, según la rotación de la tierra y las estaciones debidas a la rotación de la tierra y a su desplazamiento alrededor del sol. En todo ello hay una evidente prueba que incita a los sensatos a creer en Allah.

Aleya 45

Allah creó todo cuanto existe y lo originó según Su voluntad. Él creó todo ser viviente de un solo origen: el agua, de cuya sustancia ningún ser viviente puede prescindir. Luego diversificó esos seres vivientes en diversas especies y categorías, con capacidades y aptitudes propias. De los animales hay quienes reptan, como los peces al nadar en las aguas, o los reptiles en la tierra. Hay quienes andan con dos piernas, los bípedos, como son los humanos y los pájaros; otros andan sobre cuatro, los cuadrúpedos, como el ganado y las bestias. Allah crea lo que le place en la categoría o el género evidenciando su potestad. Él es el Omnipotente.

Aleya 46

Hemos revelado claras aleyas que elucidan los preceptos y las amonestaciones además de ejemplificar. Allah encamina hacia el bien a quien le place de sus siervos avisados predispuestos a observar estas evidencias y aprovecharlas.

Aleya 47

Los hipócritas dicen por sus bocas: Creemos en Allah y en el Mensajero y obedecemos sus órdenes. A pesar de lo que dicen, cuando son puestos a prueba algunos de ellos rechazan asociarse a los musulmanes en la práctica del bien y en la lucha por la defensa de la fe. Estos no son creyentes sinceros y no merecen ser calificados como tales.

Aleya 48

Cuando se les llama al arbitraje del Profeta de acuerdo a las leyes reveladas, resalta la hipocresía de algunos de ellos, rechazando el arbitraje del Mensajero de Allah cuando saben que la sentencia no les será favorable.

Aleya 49

Mas cuando están seguros de que la razón les pertenece, concurrirán a él, sumisos, para que arbitre entre ellos y sus contrincantes.

Aleya 50

¿Pero, por qué toman tales posiciones en sus litigios ante el Mensajero? ¿Acaso por tener los corazones contaminados por la ceguera que no les permite someterse a su justa sentencia,… o porque en sus corazones albergan dudas acerca de la absoluta justicia del Mensajero Muhammad(saws)? ¡En realidad no existe nada de esto! Sino porque son inicuos hacia ellos mismos y hacia los demás por su incredulidad y el exceso de su extravío del sendero de la verdad.

Aleya 51

La verdad está del lado de los creyentes quienes, cuando son convocados para que el Mensajero arbitre entre ellos, de acuerdo con las leyes que le fueron reveladas, dicen sumisos: ¡Muhammad(saws)!, escuchamos tu exhortación, y aceptamos tu sentencia. ¡Estos son los exitosos en esta vida y en el Más Allá!

Aleya 52

Quienes obedecen a Allah, aceptan lo que les ordena el Mensajero, temen a Allah y embarga sus corazones la majestad divina, son los bienaventurados que merecen el beneplácito de Allah y su amor así como las mercedes del Paraíso. Son los verdaderos bienaventurados.

Aleya 53

Los hipócritas juraron solemnemente que si tú les ordenas ir contigo al combate – en defensa de la fe – obedecerán. Diles: ¡No juréis! Lo que se os pide es muy simple y conocido por vosotros, y vuestros juramentos no pueden ocultar vuestro perfecto conocimiento de lo que se os pide. Allah está bien enterado de cuanto hacéis y os compensará en consecuencia..

Aleya 54

Diles: ¡Observad una obediencia absoluta y sincera a Allah y al Profeta, obediencia plasmada en vuestro actuar! Mas si los hipócritas rehúsan, que se sepa que sólo incumbe a Muhammad(saws) el cumplimiento de la misión que le fue encomendada, o sea la proclamación del mensaje, y no el encaminamiento de los hipócritas en la senda de la fe. Del mismo modo que vosotros sólo seréis responsables del cumplimiento de los preceptos que os han sido encomendados. Allah os castigará de persistir en la desobediencia. Debéis, pues, encaminaros hacia la práctica del bien, obedeciendo al Mensajero, porque a él sólo le incumbe la proclamación del mensaje.

Aleya 55

Allah prometió firmemente a quienes de vosotros han creído en Él y se sometieron a la observancia de los preceptos de la fe en sus acciones, les prometió hacerlos herederos de los que les precedieron otorgándoles el poder en la tierra y afianzándoles en el Islam como religión que eligió para ellos. Allah cambió su situación, convirtiendo su temor en tranquilidad, por no haber atribuido ningún copartícipe a Allah. Mas aquellos que eligieron la incredulidad después de esta promesa, quienes renegaron, son los abjuradores y los apostatas.

Aleya 56

Y observad la oración ritual con humildad, cumpliendo con los requisitos que se imponen para apartaros de la obscenidad y lo reprobado. Pagad la limosna legal a quienes la merecen. Obedeced las órdenes del Mensajero y seguid sus instrucciones para merecer la misericordia de Allah y su beneplácito.

Aleya 57

¡Profeta!, no pienses que los incrédulos pueden desafiar a Allah y escapar de su merecido castigo. Su morada será el Infierno. ¡Que pésimo destino!

Aleya 58

¡Creyentes! Precaveos para que vuestros siervos y quienes de vosotros aún no alcanzaron la pubertad os pidan permiso antes de entrar para presentarse ante vosotros. Deben hacerlo en tres oportunidades que son: antes de la oración del alba (5) , cuando os desvestís para la siesta, y después de la última oración antes de iros a dormir, porque en estas tres oportunidades generalmente la persona cambia su vestimenta y al cambiarla aparece su desnudez y queda al descubierto parte de su cuerpo que suele cubrir. Fuera de estas horas no seréis recriminados, ni vosotros ni vuestros sirvientes o niños, si entran para encontrarse con vosotros sin previo permiso, porque son momentos en que generalmente los miembros de una familia se visitan y se reúnen. Con esto, Allah os dilucida los preceptos coránicos. Allah es Sapientísimo y Prudente. Sabe lo que conviene a sus siervos, y les prescribe lo que les conviene mejor.

————————-

(5) Esta aleya – llama la atención de los hombres a lo más apropiado a la convivencia en el ámbito familiar en cuanto a la promiscuidad de los servidores y de los niños en el seno de la familia, en las tres oportunidades fijadas en el aleya, que generalmente son oportunidades en que las personas toman su libertad y se desvisten despojándose de sus atuendos sociales. Esta enseñanza tiende a evitar que los sirvientes y niños contemplen las partes pudendas y preserva así la dignidad de los miembros de la familia y el comportamiento moral de los mismos. El Qur’an es el más cabal mentor para instruirnos en este sentido a fin de que nuestra moral sea preservada en su más alto grado.

Aleya 59

Mas cuando vuestros hijos alcanzan la pubertad les está prescripto pedir permiso para entrar en cualquier casa y en cualquier momento, como fue prescripto para las generaciones que les precedieron. Con estas aclaraciones, Allah os dilucida los preceptos revelados. Allah es Sapientísimo y Prudente en su sabiduría. Sabe lo que conviene a sus siervos y les prescribe lo que les conviene mejor.

Aleya 60

Las mujeres en edad avanzada que no aspiran más al matrimonio, no serán recriminadas por despojarse de sus vestiduras exteriores sin por eso exponer sus encantos. Pero si se abstienen será mucho mejor para ellas. Allah es Omnioyente, Omnisapiente y les retribuirá por ello.

Aleya 61

Los ciegos, los cojos y los enfermos no cometen pecado si no salen al combate. Vosotros, los sanos, no cometéis pecado si coméis en las casas de vuestros hijos – que son vuestras casas -, en las casas de vuestros padres o en las de vuestras madres, o las de vuestros hermanos, o las de vuestras hermanas, o las de vuestros tíos o tías, o en las de los que están bajo vuestra tutela, o en las de vuestros amigos íntimos sin la presencia de mujeres no familiares. Todo ello con el previo permiso del dueño de la casa. Tampoco seréis culpados porque comáis en conjunto o separadamente. Cuando entréis en una casa, saludad con el saludo de la paz a sus habitantes, siendo éstos parte de vosotros por el parentesco o la hermandad religiosa. Pues ellos son como vosotros mismos y este saludo es un precepto de la gracia de Allah y es una bendita caridad para las almas. Así, Allah os dilucida sus leyes para que sepáis los preceptos que encierran, los razonéis, reflexionéis y practiquéis.

Aleya 62

Los creyentes fieles son quienes creen en Allah y su Mensajero y no dejan al Mensajero solo cuando se trata de un asunto importante como el de la lucha en aras a la defensa de la fe, y no se retiran sin antes haberle pedido permiso y se les haya sido acordado. Quiénes te atribuyen, ¡Profeta!, el valor que mereces, no se retiran sino con tu permiso. Estos son los fieles en su fe en Allah y en su Mensajero. Cuando te pidan permiso para hacer sus propios asuntos, concédeselo a quien quieras de entre ellos si consideras que es conveniente que se retiren, y que su presencia no es imprescindible para la reunión. Con todo ello implora para ellos el perdón de Allah por haberse retirado, cosa que no deberían haber hecho. Allah es Indulgentísimo y Misericordiosísimo.

Aleya 63

Cuidaos mucho en respetar la convocatoria del Mensajero cuando os convoca para un asunto importante; ¡acatadla! Y no la consideréis como si fuese una convocatoria entre vosotros permitiéndoos no asistir o retiraros de ella cuando queráis. ¡No os retiréis sino con el permiso del Mensajero y sólo en casos de fuerza mayor! Allah, alabado sea, conoce a los que se retiran sigilosamente para que el Profeta no lo note. Que se precavan los que infringen las leyes de Allah, del castigo que les azotará en esta vida – como los terremotos o la sequía – y del castigo más severo aún en el Más Allá, el castigo del fuego infernal.

Aleya 64

¡Humanos!, sabed que Allah es Dueño de los Cielos y de la Tierra y de cuanto hay en ellos. Sin duda, Él bien sabe el grado de vuestra incredulidad y el de vuestra fe islámica, y conoce el grado de vuestra rebeldía y el de vuestra obediencia. ¡No infrinjáis, pues, sus leyes. Cuando seáis retornados a Él el Día de la Resurrección, os informará de cuanto hayáis hecho en vuestra vida y os remunerará por cuanto hayáis hecho. Porque Allah es Omnisapiente.

[/et_pb_toggle][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_audio admin_label=»Audio» audio=»http://www.coran.org.ar/Moviles/Audios/024%20Son.mp3″ title=»An-Nür – (Audio)» background_layout=»dark» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» module_class=»sura-audio» background_color=»#2b9461″ title_font_size=»20″ /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Pin It on Pinterest