Navigation Menu+

12. Yüsuf (José)

[et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» custom_padding=»0px||0px|» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px||0px|» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off»][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://coran.org.ar/web/wp-content/uploads/2017/03/bismillah01.png» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»left» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][/et_pb_column][et_pb_column type=»2_3″][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section bb_built=»1″ admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»0px|||»][et_pb_row admin_label=»Fila» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» use_custom_gutter=»off» custom_padding=»|30px||» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» parallax_1=»off» parallax_method_1=»off» parallax_2=»off» parallax_method_2=»off» custom_margin=»10px||10px|»][et_pb_column type=»2_3″][et_pb_toggle admin_label=»Arabe» title=»Árabe – Español» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

VersoArabe - Español
12.1الر تِلْكَ آيَاتُ الْكِتَابِ الْمُبِينِ
12.11.   'lr. Ésas son las aleyas de la Escritura clara. 
12.2إِنَّا أَنزَلْنَاهُ قُرْآنًا عَرَبِيًّا لَّعَلَّكُمْ تَعْقِلُونَ
12.22.   La hemos revelado como Corán árabe. Quizás, así razonéis. 
12.3نَحْنُ نَقُصُّ عَلَيْكَ أَحْسَنَ الْقَصَصِ بِمَا أَوْحَيْنَا إِلَيْكَ هَـذَا الْقُرْآنَ وَإِن كُنتَ مِن قَبْلِهِ لَمِنَ الْغَافِلِينَ
12.33.   Con la revelación que te hacemos de este Corán vamos a contarte Nosotros el más bello de los relatos, aunque hayas sido antes de los despreocupados. 
12.4إِذْ قَالَ يُوسُفُ لِأَبِيهِ يَا أَبَتِ إِنِّي رَأَيْتُ أَحَدَ عَشَرَ كَوْكَبًا وَالشَّمْسَ وَالْقَمَرَ رَأَيْتُهُمْ لِي سَاجِدِينَ
12.44.   Cuando José dijo a su padre: "¡Padre! He visto once estrellas, el sol y la luna. Los he visto prosternarse ante mí". 
12.5قَالَ يَا بُنَيَّ لاَ تَقْصُصْ رُؤْيَاكَ عَلَى إِخْوَتِكَ فَيَكِيدُواْ لَكَ كَيْدًا إِنَّ الشَّيْطَانَ لِلْإِنسَانِ عَدُوٌّ مُّبِينٌ
12.55.   Dijo: "¡Hijito! No cuentes tu sueño a tus hermanos; si no, emplearán una artimaña contra ti; El Demonio es para el hombre un enemigo declarado. 
12.6وَكَذَلِكَ يَجْتَبِيكَ رَبُّكَ وَيُعَلِّمُكَ مِن تَأْوِيلِ الْأَحَادِيثِ وَيُتِمُّ نِعْمَتَهُ عَلَيْكَ وَعَلَى آلِ يَعْقُوبَ كَمَا أَتَمَّهَا عَلَى أَبَوَيْكَ مِن قَبْلُ إِبْرَاهِيمَ وَإِسْحَقَ إِنَّ رَبَّكَ عَلِيمٌ حَكِيمٌ
12.66.   Así te elegirá tu Señor y te enseñará a interpretar sueños. Completará Su gracia en ti y en la familia de Jacob, como antes la completó en tus dos antepasados Abraham e Isaac. Tu Señor es omnisciente, sabio". 
12.7لَّقَدْ كَانَ فِي يُوسُفَ وَإِخْوَتِهِ آيَاتٌ لِّلسَّائِلِينَ
12.77.   Ciertamente, en José y sus hermanos hay signos para los que inquieren. 
12.8إِذْ قَالُواْ لَيُوسُفُ وَأَخُوهُ أَحَبُّ إِلَى أَبِينَا مِنَّا وَنَحْنُ عُصْبَةٌ إِنَّ أَبَانَا لَفِي ضَلاَلٍ مُّبِينٍ
12.88.   Cuando dijeron: "Sí, nuestro padre quiere más a José y a su hermano que a nosotros, aun siendo nosotros más numerosos. Nuestro padre está evidentemente extraviado. 
12.9اقْتُلُواْ يُوسُفَ أَوِاطْرَحُوهُ أَرْضًا يَخْلُ لَكُمْ وَجْهُ أَبِيكُمْ وَتَكُونُواْ مِن بَعْدِهِ قَوْمًا صَالِحِينَ
12.99.   ¡Matemos a José o expulsémosle a cualquier país, para que nuestro padre no nos mire más que a nosotros! Desaparecido José, seremos gente honrada". 
12.10قَالَ قَآئِلٌ مِّنْهُمْ لاَ تَقْتُلُواْ يُوسُفَ وَأَلْقُوهُ فِي غَيَابَةِ الْجُبِّ يَلْتَقِطْهُ بَعْضُ السَّيَّارَةِ إِن كُنتُمْ فَاعِلِينَ
12.1010.   Pero uno de ellos dijo: "¡No matéis a José ¡Echadlo, más bien, al fondo del aljibe, si es que os lo habéis propuesto...! Algún viajero lo recogerá..." 
12.11قَالُواْ يَا أَبَانَا مَا لَكَ لاَ تَأْمَنَّا عَلَى يُوسُفَ وَإِنَّا لَهُ لَنَاصِحُونَ
12.1111.   Dijeron: "¡Padre! ¿Por qué no te fías de nosotros respecto a José? Tenemos buenas intenciones para con él. 
12.12أَرْسِلْهُ مَعَنَا غَدًا يَرْتَعْ وَيَلْعَبْ وَإِنَّا لَهُ لَحَافِظُونَ
12.1212.   ¡Envíale mañana con nosotros! Se divertirá y jugará. Cuidaremos, ciertamente, de él". 
12.13قَالَ إِنِّي لَيَحْزُنُنِي أَن تَذْهَبُواْ بِهِ وَأَخَافُ أَن يَأْكُلَهُ الذِّئْبُ وَأَنتُمْ عَنْهُ غَافِلُونَ
12.1313.   "Me entristece que os lo llevéis", dijo. "Temo que, en un descuido vuestro, se lo coma el lobo". 
12.14قَالُواْ لَئِنْ أَكَلَهُ الذِّئْبُ وَنَحْنُ عُصْبَةٌ إِنَّا إِذًا لَّخَاسِرُونَ
12.1414.   Dijeron: "Si el lobo se lo comiera, siendo nosotros tantos, sí que tendríamos mala suerte". 
12.15فَلَمَّا ذَهَبُواْ بِهِ وَأَجْمَعُواْ أَن يَجْعَلُوهُ فِي غَيَابَةِ الْجُبِّ وَأَوْحَيْنَآ إِلَيْهِ لَتُنَبِّئَنَّهُم بِأَمْرِهِمْ هَـذَا وَهُمْ لاَ يَشْعُرُونَ
12.1515.   Cuando se lo llevaron y se pusieron de acuerdo para echarlo al fondo del aljibe... Y le inspiramos: "¡Ya les recordarás más tarde, sin que te reconozcan, lo que ahora han hecho!" 
12.16وَجَاؤُواْ أَبَاهُمْ عِشَاءً يَبْكُونَ
12.1616.   Al anochecer regresaron a su padre, llorando. 
12.17قَالُواْ يَا أَبَانَا إِنَّا ذَهَبْنَا نَسْتَبِقُ وَتَرَكْنَا يُوسُفَ عِندَ مَتَاعِنَا فَأَكَلَهُ الذِّئْبُ وَمَا أَنتَ بِمُؤْمِنٍ لِّنَا وَلَوْ كُنَّا صَادِقِينَ
12.1717.   Dijeron: "¡Padre! Fuimos a hacer carreras y dejamos a José junto a nuestras cosas. Entonces, se lo comió el lobo. No nos creerás, pero decimos la verdad". 
12.18وَجَآؤُوا عَلَى قَمِيصِهِ بِدَمٍ كَذِبٍ قَالَ بَلْ سَوَّلَتْ لَكُمْ أَنفُسُكُمْ أَمْرًا فَصَبْرٌ جَمِيلٌ وَاللّهُ الْمُسْتَعَانُ عَلَى مَا تَصِفُونَ
12.1818.   Y presentaron su camisa manchada de sangre falsa. Dijo: "¡No! Vuestra imaginación os ha sugerido esto. ¡Hay que tener digna paciencia! Alá es Aquél Cuya ayuda se implora contra lo que contáis". 
12.19وَجَاءَتْ سَيَّارَةٌ فَأَرْسَلُواْ وَارِدَهُمْ فَأَدْلَى دَلْوَهُ قَالَ يَا بُشْرَى هَـذَا غُلاَمٌ وَأَسَرُّوهُ بِضَاعَةً وَاللّهُ عَلِيمٌ بِمَا يَعْمَلُونَ
12.1919.   Llegaron unos viajeros y enviaron a su aguador, que bajó el cubo. Dijo: "¡Buena noticia! ¡Hay aquí un muchacho!" Y lo ocultaron con ánimo de venderlo. Pero Alá sabía bien lo que hacían. 
12.20وَشَرَوْهُ بِثَمَنٍ بَخْسٍ دَرَاهِمَ مَعْدُودَةٍ وَكَانُواْ فِيهِ مِنَ الزَّاهِدِينَ
12.2020.   Y lo malvendieron por contados dirhemes, subestimándolo. 
12.21وَقَالَ الَّذِي اشْتَرَاهُ مِن مِّصْرَ لاِمْرَأَتِهِ أَكْرِمِي مَثْوَاهُ عَسَى أَن يَنفَعَنَا أَوْ نَتَّخِذَهُ وَلَدًا وَكَذَلِكَ مَكَّنَّا لِيُوسُفَ فِي الْأَرْضِ وَلِنُعَلِّمَهُ مِن تَأْوِيلِ الْأَحَادِيثِ وَاللّهُ غَالِبٌ عَلَى أَمْرِهِ وَلَـكِنَّ أَكْثَرَ النَّاسِ لاَ يَعْلَمُونَ
12.2121.   El que lo había comprado, que era de Egipto, dijo a su mujer: "¡Acógele bien! Quizá nos sea útil o lo adoptemos como hijo". Así dimos poderío a José en el país, y hasta le enseñamos a interpretar sueños. Alá prevalece en lo que ordena, pero la mayoría de los hombres no saben. 
12.22وَلَمَّا بَلَغَ أَشُدَّهُ آتَيْنَاهُ حُكْمًا وَعِلْمًا وَكَذَلِكَ نَجْزِي الْمُحْسِنِينَ
12.2222.   Cuando alcanzó la madurez, le dimos juicio y ciencia. Así retribuimos a quienes hacen el bien. 
12.23وَرَاوَدَتْهُ الَّتِي هُوَ فِي بَيْتِهَا عَن نَّفْسِهِ وَغَلَّقَتِ الْأَبْوَابَ وَقَالَتْ هَيْتَ لَكَ قَالَ مَعَاذَ اللّهِ إِنَّهُ رَبِّي أَحْسَنَ مَثْوَايَ إِنَّهُ لاَ يُفْلِحُ الظَّالِمُونَ
12.2323.   La señora de la casa en que estaba José le solicitó. Cerró bien las puertas y dijo: "¡Ven acá!" Dijo él: "¡Alá me libre! Él es mi señor y me ha procurado una buena acogida. Los impíos no prosperarán". 
12.24وَلَقَدْ هَمَّتْ بِهِ وَهَمَّ بِهَا لَوْلاَ أَن رَّأَى بُرْهَانَ رَبِّهِ كَذَلِكَ لِنَصْرِفَ عَنْهُ السُّوءَ وَالْفَحْشَاءَ إِنَّهُ مِنْ عِبَادِنَا الْمُخْلَصِينَ
12.2424.   Ella lo deseaba y él la deseó. De no haber sido iluminado por su Señor... Fue así para que apartáramos de él el mal y la vergüenza. Era uno de Nuestros siervos escogidos. 
12.25وَاسْتَبَقَا الْبَابَ وَقَدَّتْ قَمِيصَهُ مِن دُبُرٍ وَأَلْفَيَا سَيِّدَهَا لَدَى الْبَابِ قَالَتْ مَا جَزَاءُ مَنْ أَرَادَ بِأَهْلِكَ سُوءًا إِلاَّ أَن يُسْجَنَ أَوْ عَذَابٌ أَلِيمٌ
12.2525.   Se precipitaron los dos hacia la puerta y ella desgarró por detrás su camisa. Y encontraron a la puerta a su marido. Dijo ella: "¡Cuál es la retribución de quien ha querido mal a tu familia, sino la cárcel o un castigo doloroso?" 
12.26قَالَ هِيَ رَاوَدَتْنِي عَن نَّفْسِي وَشَهِدَ شَاهِدٌ مِّنْ أَهْلِهَا إِن كَانَ قَمِيصُهُ قُدَّ مِن قُبُلٍ فَصَدَقَتْ وَهُوَ مِنَ الكَاذِبِينَ
12.2626.   Dijo: "Ella me ha solicitado". Y un miembro de la familia de ella atestiguó que si su camisa había sido desgarrada por delante, entonces, ella decía la verdad y él mentía, 
12.27وَإِنْ كَانَ قَمِيصُهُ قُدَّ مِن دُبُرٍ فَكَذَبَتْ وَهُوَ مِن الصَّادِقِينَ
12.2727.   mientras que si había sido desgarrada por detrás, entonces, ella mentía, y él decía la verdad. 
12.28فَلَمَّا رَأَى قَمِيصَهُ قُدَّ مِن دُبُرٍ قَالَ إِنَّهُ مِن كَيْدِكُنَّ إِنَّ كَيْدَكُنَّ عَظِيمٌ
12.2828.   Y cuando vio que su camisa había sido desgarrada por detrás dijo: "Es una astucia propia de vosotras. Es enorme vuestra astucia... 
12.29يُوسُفُ أَعْرِضْ عَنْ هَـذَا وَاسْتَغْفِرِي لِذَنبِكِ إِنَّكِ كُنتِ مِنَ الْخَاطِئِينَ
12.2929.   ¡José! ¡No pienses más en eso! ¡Y tú, pide perdón por tu pecado! ¡Has pecado!" 
12.30وَقَالَ نِسْوَةٌ فِي الْمَدِينَةِ امْرَأَةُ الْعَزِيزِ تُرَاوِدُ فَتَاهَا عَن نَّفْسِهِ قَدْ شَغَفَهَا حُبًّا إِنَّا لَنَرَاهَا فِي ضَلاَلٍ مُّبِينٍ
12.3030.   Unas mujeres decían en la ciudad: "La mujer del Poderoso solicita a su mozo. Se ha vuelto loca de amor por él. Sí, vemos que está evidentemente extraviada". 
12.31فَلَمَّا سَمِعَتْ بِمَكْرِهِنَّ أَرْسَلَتْ إِلَيْهِنَّ وَأَعْتَدَتْ لَهُنَّ مُتَّكَأً وَآتَتْ كُلَّ وَاحِدَةٍ مِّنْهُنَّ سِكِّينًا وَقَالَتِ اخْرُجْ عَلَيْهِنَّ فَلَمَّا رَأَيْنَهُ أَكْبَرْنَهُ وَقَطَّعْنَ أَيْدِيَهُنَّ وَقُلْنَ حَاشَ لِلّهِ مَا هَـذَا بَشَرًا إِنْ هَـذَا إِلاَّ مَلَكٌ كَرِيمٌ
12.3131.   Cuando ella oyó sus murmuraciones, envió por ellas y les preparó un banquete, dando a cada una de ellas un cuchillo. Y dijo que saliera adonde ellas estaban. Cuando las mujeres le vieron, le encontraron tan bien parecido que se hicieron cortes en las manos y dijeron: "¡Santo Alá! ¡Éste no es un mortal, éste no es sino un ángel maravilloso!" 
12.32قَالَتْ فَذَلِكُنَّ الَّذِي لُمْتُنَّنِي فِيهِ وَلَقَدْ رَاوَدتُّهُ عَن نَّفْسِهِ فَاسَتَعْصَمَ وَلَئِن لَّمْ يَفْعَلْ مَا آمُرُهُ لَيُسْجَنَنَّ وَلَيَكُونًا مِّنَ الصَّاغِرِينَ
12.3232.   Dijo ella: "Ahí tenéis a aquél por quien me habéis censurado y a quien yo he solicitado, pero él ha permanecido firme. Ahora bien, si no hace lo que yo le ordeno, ha de ser encarcelado y será, ciertamente, de los despreciables". 
12.33قَالَ رَبِّ السِّجْنُ أَحَبُّ إِلَيَّ مِمَّا يَدْعُونَنِي إِلَيْهِ وَإِلاَّ تَصْرِفْ عَنِّي كَيْدَهُنَّ أَصْبُ إِلَيْهِنَّ وَأَكُن مِّنَ الْجَاهِلِينَ
12.3333.   Dijo él: "¡Señor! Prefiero la cárcel a acceder a lo que ellas me piden. Pero, si no apartas de mí su astucia, cederé a ellas y seré de los ignorantes". 
12.34فَاسْتَجَابَ لَهُ رَبُّهُ فَصَرَفَ عَنْهُ كَيْدَهُنَّ إِنَّهُ هُوَ السَّمِيعُ الْعَلِيمُ
12.3434.   Su Señor le escuchó y apartó de él su astucia. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe. 
12.35ثُمَّ بَدَا لَهُم مِّن بَعْدِ مَا رَأَوُاْ الْآيَاتِ لَيَسْجُنُنَّهُ حَتَّى حِينٍ
12.3535.   Más tarde, a pesar de haber visto los a signos, les pareció que debían encarcelarle por algún tiempo. 
12.36وَدَخَلَ مَعَهُ السِّجْنَ فَتَيَانِ قَالَ أَحَدُهُمَآ إِنِّي أَرَانِي أَعْصِرُ خَمْرًا وَقَالَ الْآخَرُ إِنِّي أَرَانِي أَحْمِلُ فَوْقَ رَأْسِي خُبْزًا تَأْكُلُ الطَّيْرُ مِنْهُ نَبِّئْنَا بِتَأْوِيلِهِ إِنَّا نَرَاكَ مِنَ الْمُحْسِنِينَ
12.3636.   Con él, entraron en la cárcel dos esclavos. Uno de ellos dijo: "Me he visto prensando uva". Y el otro dijo: "Yo me he visto llevando sobre la cabeza pan, del que comían los pájaros. ¡Danos a conocer su interpretación! Vemos que eres de quienes hacen el bien. 
12.37قَالَ لاَ يَأْتِيكُمَا طَعَامٌ تُرْزَقَانِهِ إِلاَّ نَبَّأْتُكُمَا بِتَأْوِيلِهِ قَبْلَ أَن يَأْتِيَكُمَا ذَلِكُمَا مِمَّا عَلَّمَنِي رَبِّي إِنِّي تَرَكْتُ مِلَّةَ قَوْمٍ لاَّ يُؤْمِنُونَ بِاللّهِ وَهُم بِالْآخِرَةِ هُمْ كَافِرُونَ
12.3737.   Dijo: "No recibiréis la comida que os corresponde antes de que yo os haya, previamente, dado a conocer su interpretación. Esto forma parte de lo que mi Señor me ha enseñado. He abandonado la religión de gente que no creía en Alá ni en la otra vida. 
12.38وَاتَّبَعْتُ مِلَّةَ آبَآئِـي إِبْرَاهِيمَ وَإِسْحَقَ وَيَعْقُوبَ مَا كَانَ لَنَا أَن نُّشْرِكَ بِاللّهِ مِن شَيْءٍ ذَلِكَ مِن فَضْلِ اللّهِ عَلَيْنَا وَعَلَى النَّاسِ وَلَـكِنَّ أَكْثَرَ النَّاسِ لاَ يَشْكُرُونَ
12.3838.   y he seguido la religión de mis antepasados Abraham, Isaac y Jacob. No debemos asociar nada a Alá. Este es un favor que Alá nos hace, a nosotros y a los hombres. Pero la mayoría de los hombres no agradecen. 
12.39يَا صَاحِبَيِ السِّجْنِ أَأَرْبَابٌ مُّتَفَرِّقُونَ خَيْرٌ أَمِ اللّهُ الْوَاحِدُ الْقَهَّارُ
12.3939.   ¡Compañeros de cárcel! ¿Son preferibles señores separados a Alá, el Uno, el Invicto? 
12.40مَا تَعْبُدُونَ مِن دُونِهِ إِلاَّ أَسْمَاءً سَمَّيْتُمُوهَا أَنتُمْ وَآبَآؤُكُم مَّا أَنزَلَ اللّهُ بِهَا مِن سُلْطَانٍ إِنِ الْحُكْمُ إِلاَّ لِلّهِ أَمَرَ أَلاَّ تَعْبُدُواْ إِلاَّ إِيَّاهُ ذَلِكَ الدِّينُ الْقَيِّمُ وَلَـكِنَّ أَكْثَرَ النَّاسِ لاَ يَعْلَمُونَ
12.4040.   Lo que servís, en lugar de servirle a Él, no son sino nombres que habéis puesto, vosotros y vuestros padres, nombres a los que Alá no ha conferido ninguna autoridad. La decisión pertenece sólo a Alá. Él ha ordenado que no sirváis a nadie sino a Él. Ésa es la religión verdadera. Pero la mayoría de los hombres no saben. 
12.41يَا صَاحِبَيِ السِّجْنِ أَمَّا أَحَدُكُمَا فَيَسْقِي رَبَّهُ خَمْرًا وَأَمَّا الْآخَرُ فَيُصْلَبُ فَتَأْكُلُ الطَّيْرُ مِن رَّأْسِهِ قُضِيَ الأَمْرُ الَّذِي فِيهِ تَسْتَفْتِيَانِ
12.4141.   ¡Compañeros de cárcel! Uno de vosotros dos escanciará vino a su señor. El otro será crucificado y los pájaros comerán de su cabeza. Se ha decidido ya lo que me consultabais". 
12.42وَقَالَ لِلَّذِي ظَنَّ أَنَّهُ نَاجٍ مِّنْهُمَا اذْكُرْنِي عِندَ رَبِّكَ فَأَنسَاهُ الشَّيْطَانُ ذِكْرَ رَبِّهِ فَلَبِثَ فِي السِّجْنِ بِضْعَ سِنِينَ
12.4242.   Y dijo a aquél de los dos de quien creía que iba a salvarse: "¡Recuérdame ante tu señor!", pues el Demonio había hecho que se olvidara del recuerdo de su Señor. Y continuó en la cárcel varios años más. 
12.43وَقَالَ الْمَلِكُ إِنِّي أَرَى سَبْعَ بَقَرَاتٍ سِمَانٍ يَأْكُلُهُنَّ سَبْعٌ عِجَافٌ وَسَبْعَ سُنْبُلاَتٍ خُضْرٍ وَأُخَرَ يَابِسَاتٍ يَا أَيُّهَا الْمَلأُ أَفْتُونِي فِي رُؤْيَايَ إِن كُنتُمْ لِلرُّؤْيَا تَعْبُرُونَ
12.4343.   El rey dijo: "He visto siete vacas gordas a las que comían siete flacas, y siete espigas verdes y otras tantas secas. ¡Dignatarios! ¡Aclaradme mi sueño, si es que sois capaces de interpretar sueños!" 
12.44قَالُواْ أَضْغَاثُ أَحْلاَمٍ وَمَا نَحْنُ بِتَأْوِيلِ الْأَحْلاَمِ بِعَالِمِينَ
12.4444.   Dijeron: "¡Amasijo de sueños! Nosotros no sabemos de interpretación de sueños. 
12.45وَقَالَ الَّذِي نَجَا مِنْهُمَا وَادَّكَرَ بَعْدَ أُمَّةٍ أَنَاْ أُنَبِّئُكُم بِتَأْوِيلِهِ فَأَرْسِلُونِ
12.4545.   Aquél de los dos que se había salvado recordó al cabo de un tiempo y dijo: "¡Yo os daré a conocer su interpretación! ¡Dejadme ir!" 
12.46يُوسُفُ أَيُّهَا الصِّدِّيقُ أَفْتِنَا فِي سَبْعِ بَقَرَاتٍ سِمَانٍ يَأْكُلُهُنَّ سَبْعٌ عِجَافٌ وَسَبْعِ سُنْبُلاَتٍ خُضْرٍ وَأُخَرَ يَابِسَاتٍ لَّعَلِّي أَرْجِعُ إِلَى النَّاسِ لَعَلَّهُمْ يَعْلَمُونَ
12.4646.   "¡José, veraz! ¡Acláranos qué significan siete vacas gordas a las que comen siete flacas y siete espigas verdes y otras tantas secas! Quizá vuelva yo a los hombres. Quizás, así, se enteren". 
12.47قَالَ تَزْرَعُونَ سَبْعَ سِنِينَ دَأَبًا فَمَا حَصَدتُّمْ فَذَرُوهُ فِي سُنْبُلِهِ إِلاَّ قَلِيلاً مِّمَّا تَأْكُلُونَ
12.4747.   Dijo: "Sembráis durante siete años, como de costumbre, y, al segar, dejad la espiga, salvo una porción pequeña de que comeréis. 
12.48ثُمَّ يَأْتِي مِن بَعْدِ ذَلِكَ سَبْعٌ شِدَادٌ يَأْكُلْنَ مَا قَدَّمْتُمْ لَهُنَّ إِلاَّ قَلِيلاً مِّمَّا تُحْصِنُونَ
12.4848.   Sucederán siete años de carestía que agotarán lo que hayáis almacenado previsoramente, salvo un poco que reserváis. 
12.49ثُمَّ يَأْتِي مِن بَعْدِ ذَلِكَ عَامٌ فِيهِ يُغَاثُ النَّاسُ وَفِيهِ يَعْصِرُونَ
12.4949.   Seguirá un año en el que la gente será favorecida y podrá prensar". 
12.50وَقَالَ الْمَلِكُ ائْتُونِي بِهِ فَلَمَّا جَاءَهُ الرَّسُولُ قَالَ ارْجِعْ إِلَى رَبِّكَ فَاسْأَلْهُ مَا بَالُ النِّسْوَةِ اللاَّتِي قَطَّعْنَ أَيْدِيَهُنَّ إِنَّ رَبِّي بِكَيْدِهِنَّ عَلِيمٌ
12.5050.   El rey dijo: "¡Traédmelo!" Cuando el enviado vino a él, dijo: "¡Vuelve a tu señor y pregúntale qué intención animaba a las mujeres que se hicieron cortes en las manos! Mi Señor está bien enterado de su astucia". 
12.51قَالَ مَا خَطْبُكُنَّ إِذْ رَاوَدتُّنَّ يُوسُفَ عَن نَّفْسِهِ قُلْنَ حَاشَ لِلّهِ مَا عَلِمْنَا عَلَيْهِ مِن سُوءٍ قَالَتِ امْرَأَةُ الْعَزِيزِ الْآنَ حَصْحَصَ الْحَقُّ أَنَاْ رَاوَدتُّهُ عَن نَّفْسِهِ وَإِنَّهُ لَمِنَ الصَّادِقِينَ
12.5151.   Dijo: "¿Cuál era vuestra intención cuando solicitasteis a José?" Dijeron ellas: "¡Santo Alá! No sabemos de él que haya hecho nada malo". La mujer del Poderoso dijo: "Ahora brilla la verdad. ¡Yo soy la que le solicitó! Él es de los que dicen la verdad". 
12.52ذَلِكَ لِيَعْلَمَ أَنِّي لَمْ أَخُنْهُ بِالْغَيْبِ وَأَنَّ اللّهَ لاَ يَهْدِي كَيْدَ الْخَائِنِينَ
12.5252.   "Esto es así para que sepa que no le he traicionado a escondidas y que Alá no dirige la astucia de los traidores. 
12.53وَمَا أُبَرِّىءُ نَفْسِي إِنَّ النَّفْسَ لَأَمَّارَةٌ بِالسُّوءِ إِلاَّ مَا رَحِمَ رَبِّي إِنَّ رَبِّي غَفُورٌ رَّحِيمٌ
12.5353.   Yo no pretendo ser inocente. El alma exige el mal, a menos que mi Señor use de Su misericordia. Mi Señor es indulgente, misericordioso". 
12.54وَقَالَ الْمَلِكُ ائْتُونِي بِهِ أَسْتَخْلِصْهُ لِنَفْسِي فَلَمَّا كَلَّمَهُ قَالَ إِنَّكَ الْيَوْمَ لَدَيْنَا مَكِينٌ أَمِينٌ
12.5454.   El rey dijo: "¡Traédmelo! Le destino a mi servicio". Cuando hubo hablado con él, dijo: "Hoy has encontrado entre nosotros un puesto de autoridad, de confianza". 
12.55قَالَ اجْعَلْنِي عَلَى خَزَآئِنِ الْأَرْضِ إِنِّي حَفِيظٌ عَلِيمٌ
12.5555.   Dijo: "¡Ponme al frente de los almacenes del país! ¡Yo sé bien cómo guardarlos!" 
12.56وَكَذَلِكَ مَكَّنَّا لِيُوسُفَ فِي الْأَرْضِ يَتَبَوَّأُ مِنْهَا حَيْثُ يَشَاءُ نُصِيبُ بِرَحْمَتِنَا مَن نَّشَاءُ وَلاَ نُضِيعُ أَجْرَ الْمُحْسِنِينَ
12.5656.   Y así dimos poderío a José en el país, en el que podía establecerse donde quería. Nosotros hacemos objeto de Nuestra misericordia a quien queremos y no dejamos de remunerar a quienes hacen el bien. 
12.57وَلَأَجْرُ الْآخِرَةِ خَيْرٌ لِّلَّذِينَ آمَنُواْ وَكَانُواْ يَتَّقُونَ
12.5757.   Con todo, la recompensa de la otra vida es mejor para quienes creen y temen a Alá. 
12.58وَجَاءَ إِخْوَةُ يُوسُفَ فَدَخَلُواْ عَلَيْهِ فَعَرَفَهُمْ وَهُمْ لَهُ مُنكِرُونَ
12.5858.   Los hermanos de José vinieron y entraron a verle. Éste les reconoció, pero ellos a él no. 
12.59وَلَمَّا جَهَّزَهُم بِجَهَازِهِمْ قَالَ ائْتُونِي بِأَخٍ لَّكُم مِّنْ أَبِيكُمْ أَلاَ تَرَوْنَ أَنِّي أُوفِي الْكَيْلَ وَأَنَاْ خَيْرُ الْمُـنْـزِلِينَ
12.5959.   Cuando les hubo suministrado sus provisiones dijo: "Traedme a un hermano vuestro de padre. ¿No veis que doy la medida justa y que soy el mejor de los hospederos? 
12.60فَإِن لَّمْ تَأْتُونِي بِهِ فَلاَ كَيْلَ لَكُمْ عِندِي وَلاَ تَقْرَبُونِ
12.6060.   Si no me lo traéis, no obtendréis más grano de mí ni os acercaréis más a mí" 
12.61قَالُواْ سَنُرَاوِدُ عَنْهُ أَبَاهُ وَإِنَّا لَفَاعِلُونَ
12.6161.   Dijeron: "Se lo pediremos a su padre, ¡sí que lo haremos!" 
12.62وَقَالَ لِفِتْيَانِهِ اجْعَلُواْ بِضَاعَتَهُمْ فِي رِحَالِهِمْ لَعَلَّهُمْ يَعْرِفُونَهَا إِذَا انقَلَبُواْ إِلَى أَهْلِهِمْ لَعَلَّهُمْ يَرْجِعُونَ
12.6262.   Y dijo a sus esclavos: "¡Poned su mercancía en sus alforjas!. Quizá la reconozcan cuando regresen a los suyos. Quizás, así, regresen..." 
12.63فَلَمَّا رَجَعُوا إِلَى أَبِيهِمْ قَالُواْ يَا أَبَانَا مُنِعَ مِنَّا الْكَيْلُ فَأَرْسِلْ مَعَنَا أَخَانَا نَكْتَلْ وَإِنَّا لَهُ لَحَافِظُونَ
12.6363.   De vuelta a su padre, dijeron: "¡Padre! Se nos ha negado el grano. Envía, pues, con nosotros a nuestro hermano y así recibiremos grano. Cuidaremos, ciertamente, de él". 
12.64قَالَ هَلْ آمَنُكُمْ عَلَيْهِ إِلاَّ كَمَا أَمِنتُكُمْ عَلَى أَخِيهِ مِن قَبْلُ فَاللّهُ خَيْرٌ حَافِظًا وَهُوَ أَرْحَمُ الرَّاحِمِينَ
12.6464.  Dijo: "Las seguridades que ahora me ofrecéis respecto a él ¿son diferentes de las que antes me ofrecisteis respecto a su hermano? Pero Alá es Quien cuida mejor y es la Suma Misericordia". 
12.65وَلَمَّا فَتَحُواْ مَتَاعَهُمْ وَجَدُواْ بِضَاعَتَهُمْ رُدَّتْ إِلَيْهِمْ قَالُواْ يَا أَبَانَا مَا نَبْغِي هَـذِهِ بِضَاعَتُنَا رُدَّتْ إِلَيْنَا وَنَمِيرُ أَهْلَنَا وَنَحْفَظُ أَخَانَا وَنَزْدَادُ كَيْلَ بَعِيرٍ ذَلِكَ كَيْلٌ يَسِيرٌ
12.6565.   Y, cuando abrieron su equipaje, hallaron que se les había devuelto su mercancía. Dijeron: "¡Padre! ¿Qué más podríamos desear? He aquí que se nos ha devuelto nuestra mercancía. Aprovisionaremos a nuestra familia, cuidaremos de nuestro hermano y añadiremos una carga de camello: será una carga ligera". 
12.66قَالَ لَنْ أُرْسِلَهُ مَعَكُمْ حَتَّى تُؤْتُونِ مَوْثِقًا مِّنَ اللّهِ لَتَأْتُنَّنِي بِهِ إِلاَّ أَن يُحَاطَ بِكُمْ فَلَمَّا آتَوْهُ مَوْثِقَهُمْ قَالَ اللّهُ عَلَى مَا نَقُولُ وَكِيلٌ
12.6666.   Dijo: "No lo enviaré con vosotros mientras no os comprometáis ante Alá a traérmelo, salvo en caso de fuerza mayor". Cuando se hubieron comprometido, dijo: "Alá responde de nuestras palabras". 
12.67وَقَالَ يَا بَنِيَّ لاَ تَدْخُلُواْ مِن بَابٍ وَاحِدٍ وَادْخُلُواْ مِنْ أَبْوَابٍ مُّتَفَرِّقَةٍ وَمَا أُغْنِي عَنكُم مِّنَ اللّهِ مِن شَيْءٍ إِنِ الْحُكْمُ إِلاَّ لِلّهِ عَلَيْهِ تَوَكَّلْتُ وَعَلَيْهِ فَلْيَتَوَكَّلِ الْمُتَوَكِّلُونَ
12.6767.   Y dijo: "¡Hijos míos! No entréis por una sola puerta, sino por puertas diferentes. Yo no os serviría de nada frente a Alá. La decisión pertenece sólo a Alá. ¡En Él confío! ¡Que los que confían confíen en Él! 
12.68وَلَمَّا دَخَلُواْ مِنْ حَيْثُ أَمَرَهُمْ أَبُوهُم مَّا كَانَ يُغْنِي عَنْهُم مِّنَ اللّهِ مِن شَيْءٍ إِلاَّ حَاجَةً فِي نَفْسِ يَعْقُوبَ قَضَاهَا وَإِنَّهُ لَذُو عِلْمٍ لِّمَا عَلَّمْنَاهُ وَلَـكِنَّ أَكْثَرَ النَّاسِ لاَ يَعْلَمُونَ
12.6868.   Cuando entraron como les había ordenado su padre, esto no les valió de nada frente a Alá. Era sólo una necesidad del alma de Jacob, que él satisfizo. Poseía ciencia porque Nosotros se la habíamos enseñado. Pero la mayoría de los hombres no saben. 
12.69وَلَمَّا دَخَلُواْ عَلَى يُوسُفَ آوَى إِلَيْهِ أَخَاهُ قَالَ إِنِّي أَنَاْ أَخُوكَ فَلاَ تَبْتَئِسْ بِمَا كَانُواْ يَعْمَلُونَ
12.6969.   Cuando estuvieron ante José, éste arrimó a sí a su hermano y dijo: "¡Soy tu hermano! ¡No te aflijas, pues, por lo que hicieron!" 
12.70فَلَمَّا جَهَّزَهُم بِجَهَازِهِمْ جَعَلَ السِّقَايَةَ فِي رَحْلِ أَخِيهِ ثُمَّ أَذَّنَ مُؤَذِّنٌ أَيَّتُهَا الْعِيرُ إِنَّكُمْ لَسَارِقُونَ
12.7070.   Habiéndoles aprovisionado, puso la copa en la alforja de su hermano. Luego, un voceador pregonó: "¡Caravaneros! ¡Sois, ciertamente, unos ladrones!" 
12.71قَالُواْ وَأَقْبَلُواْ عَلَيْهِم مَّاذَا تَفْقِدُونَ
12.7171.   Dijeron, dirigiéndose a ellos: "¿Qué echáis de menos?" 
12.72قَالُواْ نَفْقِدُ صُوَاعَ الْمَلِكِ وَلِمَن جَاءَ بِهِ حِمْلُ بَعِيرٍ وَأَنَاْ بِهِ زَعِيمٌ
12.7272.   Dijeron: "Echamos de menos la copa del rey. Una carga de camello para quien la traiga. Yo lo garantizo". 
12.73قَالُواْ تَاللّهِ لَقَدْ عَلِمْتُم مَّا جِئْنَا لِنُفْسِدَ فِي الْأَرْضِ وَمَا كُنَّا سَارِقِينَ
12.7373.   "¡Por Alá!" dijeron. "Bien sabéis que o no hemos venido a corromper en el país y que no somos ladrones". 
12.74قَالُواْ فَمَا جَزَآؤُهُ إِن كُنتُمْ كَاذِبِينَ
12.7474.   Dijeron: "Y, si mentís, ¿Cuál será su retribución?" 
12.75قَالُواْ جَزَآؤُهُ مَن وُجِدَ فِي رَحْلِهِ فَهُوَ جَزَاؤُهُ كَذَلِكَ نَجْزِي الظَّالِمِينَ
12.7575.   Dijeron: "La retribución de aquél en cuya alforja se encuentre será que se quede aquí detenido. Así retribuimos a los impíos". 
12.76فَبَدَأَ بِأَوْعِيَتِهِمْ قَبْلَ وِعَاءِ أَخِيهِ ثُمَّ اسْتَخْرَجَهَا مِن وِعَاءِ أَخِيهِ كَذَلِكَ كِدْنَا لِيُوسُفَ مَا كَانَ لِيَأْخُذَ أَخَاهُ فِي دِينِ الْمَلِكِ إِلاَّ أَن يَشَاءَ اللّهُ نَرْفَعُ دَرَجَاتٍ مِّن نَّشَاءُ وَفَوْقَ كُلِّ ذِي عِلْمٍ عَلِيمٌ
12.7676.   Comenzó por sus sacos antes que por el de su hermano. Luego, la sacó del saco de su hermano. Nosotros sugerimos esta artimaña a José, pues no podía prender a su hermano según la ley del rey, a menos que Alá quisiera. Elevamos la categoría de quien Nosotros queremos. Por encima de todo el que posee ciencia hay Uno Que todo lo sabe. 
12.77قَالُواْ إِن يَسْرِقْ فَقَدْ سَرَقَ أَخٌ لَّهُ مِن قَبْلُ فَأَسَرَّهَا يُوسُفُ فِي نَفْسِهِ وَلَمْ يُبْدِهَا لَهُمْ قَالَ أَنتُمْ شَرٌّ مَّكَانًا وَاللّهُ أَعْلَمْ بِمَا تَصِفُونَ
12.7777.   Dijeron: "Si él ha robado, ya un hermano suyo ha robado antes". Pero José lo mantuvo secreto y no se lo reveló. Pensó: "Os encontráis en la situación peor y Alá sabe bien lo que contáis". 
12.78قَالُواْ يَا أَيُّهَا الْعَزِيزُ إِنَّ لَهُ أَبًا شَيْخًا كَبِيرًا فَخُذْ أَحَدَنَا مَكَانَهُ إِنَّا نَرَاكَ مِنَ الْمُحْسِنِينَ
12.7878.   Dijeron: "¡Poderoso! Tiene un padre muy anciano. Retén a uno de nosotros en su lugar. Vemos que eres de quienes hacen el bien". 
12.79قَالَ مَعَاذَ اللّهِ أَن نَّأْخُذَ إِلاَّ مَن وَجَدْنَا مَتَاعَنَا عِندَهُ إِنَّـآ إِذًا لَّظَالِمُونَ
12.7979.   Dijo: "¡Alá nos libre de retener a otro distinto de aquél en cuyo poder hemos encontrado nuestra propiedad! Seríamos, si no, injustos". 
12.80فَلَمَّا اسْتَيْأَسُواْ مِنْهُ خَلَصُواْ نَجِيًّا قَالَ كَبِيرُهُمْ أَلَمْ تَعْلَمُواْ أَنَّ أَبَاكُمْ قَدْ أَخَذَ عَلَيْكُم مَّوْثِقًا مِّنَ اللّهِ وَمِن قَبْلُ مَا فَرَّطتُمْ فِي يُوسُفَ فَلَنْ أَبْرَحَ الْأَرْضَ حَتَّىَ يَأْذَنَ لِي أَبِي أَوْ يَحْكُمَ اللّهُ لِي وَهُوَ خَيْرُ الْحَاكِمِينَ
12.8080.   Desesperado de hacerle cambiar, celebraron una consulta. El mayor dijo: "¿Habéis olvidado que vuestro padre os ha exigido comprometeros ante Alá y cómo faltasteis antes a José? Yo no saldré de este país hasta que mi padre me lo permita o hasta que Alá decida en mi favor, que Él es el Mejor en decidir. 
12.81ارْجِعُواْ إِلَى أَبِيكُمْ فَقُولُواْ يَا أَبَانَا إِنَّ ابْنَكَ سَرَقَ وَمَا شَهِدْنَا إِلاَّ بِمَا عَلِمْنَا وَمَا كُنَّا لِلْغَيْبِ حَافِظِينَ
12.8181.   Regresad a vuestro padre y decid: '¡Padre! Tu hijo ha robado. No atestiguamos sino lo que sabemos. No podíamos vigilar lo oculto. 
12.82وَاسْأَلِ الْقَرْيَةَ الَّتِي كُنَّا فِيهَا وَالْعِيْرَ الَّتِي أَقْبَلْنَا فِيهَا وَإِنَّا لَصَادِقُونَ
12.8282.   Interroga a la ciudad en que nos hallábamos y a la caravana con la cual hemos venido. ¡Sí, decimos la verdad!'" 
12.83قَالَ بَلْ سَوَّلَتْ لَكُمْ أَنفُسُكُمْ أَمْرًا فَصَبْرٌ جَمِيلٌ عَسَى اللّهُ أَن يَأْتِيَنِي بِهِمْ جَمِيعًا إِنَّهُ هُوَ الْعَلِيمُ الْحَكِيمُ
12.8383.   Dijo: "¡No! Vuestra imaginación os ha sugerido esto. ¡Hay que tener digna paciencia! Tal vez Alá me los devuelva a todos. Él es el Omnisciente, el Sabio". 
12.84وَتَوَلَّى عَنْهُمْ وَقَالَ يَا أَسَفَى عَلَى يُوسُفَ وَابْيَضَّتْ عَيْنَاهُ مِنَ الْحُزْنِ فَهُوَ كَظِيمٌ
12.8484.   Y se alejó de ellos y dijo: "¡Qué triste estoy por José!" Y, de tristeza, sus ojos perdieron la vista. Sufría en silencio... 
12.85قَالُواْ تَاللهِ تَفْتَأُ تَذْكُرُ يُوسُفَ حَتَّى تَكُونَ حَرَضًا أَوْ تَكُونَ مِنَ الْهَالِكِينَ
12.8585.   Dijeron: "¡Por Alá, que no vas a dejar de recordar a José hasta ponerte enfermo o morir!" 
12.86قَالَ إِنَّمَا أَشْكُو بَثِّي وَحُزْنِي إِلَى اللّهِ وَأَعْلَمُ مِنَ اللّهِ مَا لاَ تَعْلَمُونَ
12.8686.   Dijo: "Sólo me quejo a Alá de mi pesadumbre y de mi tristeza. Pero sé por Alá lo que vosotros no sabéis... 
12.87يَا بَنِيَّ اذْهَبُواْ فَتَحَسَّسُواْ مِن يُوسُفَ وَأَخِيهِ وَلاَ تَيْأَسُواْ مِن رَّوْحِ اللّهِ إِنَّهُ لاَ يَيْأَسُ مِن رَّوْحِ اللّهِ إِلاَّ الْقَوْمُ الْكَافِرُونَ
12.8787.   ¡Hijos míos! ¡Id e indagad acerca de José y de su hermano y no desesperéis de la misericordia de Alá, porque sólo el pueblo infiel desespera de la misericordia de Alá!" 
12.88فَلَمَّا دَخَلُواْ عَلَيْهِ قَالُواْ يَا أَيُّهَا الْعَزِيزُ مَسَّنَا وَأَهْلَنَا الضُّرُّ وَجِئْنَا بِبِضَاعَةٍ مُّزْجَاةٍ فَأَوْفِ لَنَا الْكَيْلَ وَتَصَدَّقْ عَلَيْنَآ إِنَّ اللّهَ يَجْزِي الْمُتَصَدِّقِينَ
12.8888.   Cuando estuvieron ante él, dijeron: "¡Poderoso! Hemos sufrido una desgracia, nosotros y nuestra familia, y traemos una mercancía de poco valor. ¡Danos, pues, la medida justa y haznos caridad! Alá retribuye a los que hacen la caridad". 
12.89قَالَ هَلْ عَلِمْتُم مَّا فَعَلْتُم بِيُوسُفَ وَأَخِيهِ إِذْ أَنتُمْ جَاهِلُونَ
12.8989.   Dijo: "¿Sabéis lo que, en vuestra ignorancia, hicisteis a José y a su hermano?" 
12.90قَالُواْ أَإِنَّكَ لَأَنتَ يُوسُفُ قَالَ أَنَاْ يُوسُفُ وَهَـذَا أَخِي قَدْ مَنَّ اللّهُ عَلَيْنَا إِنَّهُ مَن يَتَّقِ وَيَصْبِرْ فَإِنَّ اللّهَ لاَ يُضِيعُ أَجْرَ الْمُحْسِنِينَ
12.9090.   Dijeron: "¿De veras eres tú José?" Dijo: "¡Yo soy José y éste es mi hermano! Alá nos ha agraciado. Quien teme a Alá y es paciente...Alá no deja de remunerar a quienes hacen el bien". 
12.91قَالُواْ تَاللّهِ لَقَدْ آثَرَكَ اللّهُ عَلَيْنَا وَإِن كُنَّا لَخَاطِئِينَ
12.9191.   Dijeron: "¡Por Alá! Ciertamente, Alá te ha preferido a nosotros. ¡Hemos pecado!" 
12.92قَالَ لاَ تَثْرِيبَ عَلَيْكُمُ الْيَوْمَ يَغْفِرُ اللّهُ لَكُمْ وَهُوَ أَرْحَمُ الرَّاحِمِينَ
12.9292.   Dijo: "¡Hoy no os reprochéis nada! ¡Alá os perdonará! Él es la Suma Misericordia. 
12.93اذْهَبُواْ بِقَمِيصِي هَـذَا فَأَلْقُوهُ عَلَى وَجْهِ أَبِي يَأْتِ بَصِيرًا وَأْتُونِي بِأَهْلِكُمْ أَجْمَعِينَ
12.9393.   ¡Llevaos esta camisa mía y aplicadla al rostro de mi padre: recuperará la vista! ¡Traedme luego a vuestra familia, a todos!" 
12.94وَلَمَّا فَصَلَتِ الْعِيرُ قَالَ أَبُوهُمْ إِنِّي لَأَجِدُ رِيحَ يُوسُفَ لَوْلاَ أَن تُفَنِّدُونِ
12.9494.   Al tiempo que la caravana emprendía el regreso, dijo su padre: "Noto el olor de José, a menos que creáis que chocheo". 
12.95قَالُواْ تَاللّهِ إِنَّكَ لَفِي ضَلاَلِكَ الْقَدِيمِ
12.9595.   Dijeron: "¡Por Alá, ya estás en tu antiguo error!" 
12.96فَلَمَّا أَن جَاءَ الْبَشِيرُ أَلْقَاهُ عَلَى وَجْهِهِ فَارْتَدَّ بَصِيرًا قَالَ أَلَمْ أَقُل لَّكُمْ إِنِّي أَعْلَمُ مِنَ اللّهِ مَا لاَ تَعْلَمُونَ
12.9696.   Cuando el portador de la buena nueva llegó, la aplicó a su rostro y recuperó la vista. Dijo: "¿No os decía yo que sé por Alá lo que vosotros no sabéis?" 
12.97قَالُواْ يَا أَبَانَا اسْتَغْفِرْ لَنَا ذُنُوبَنَا إِنَّا كُنَّا خَاطِئِينَ
12.9797.   Dijeron: "¡Padre! ¡Pide a Alá que nos perdone nuestros pecados! ¡Hemos pecado!" 
12.98قَالَ سَوْفَ أَسْتَغْفِرُ لَكُمْ رَبِّيَ إِنَّهُ هُوَ الْغَفُورُ الرَّحِيمُ
12.9898.   Dijo: "¡Pediré a mi Señor que os perdone! Él es el Indulgentes el Misericordioso". 
12.99فَلَمَّا دَخَلُواْ عَلَى يُوسُفَ آوَى إِلَيْهِ أَبَوَيْهِ وَقَالَ ادْخُلُواْ مِصْرَ إِن شَاءَ اللّهُ آمِنِينَ
12.9999.   Cuando estuvieron ante José, éste arrimó a sí a sus padres y dijo: "¡Entrad seguros en Egipto, si Alá quiere!" 
12.100وَرَفَعَ أَبَوَيْهِ عَلَى الْعَرْشِ وَخَرُّواْ لَهُ سُجَّدًا وَقَالَ يَا أَبَتِ هَـذَا تَأْوِيلُ رُؤْيَايَ مِن قَبْلُ قَدْ جَعَلَهَا رَبِّي حَقًّا وَقَدْ أَحْسَنَ بِي إِذْ أَخْرَجَنِي مِنَ السِّجْنِ وَجَاءَ بِكُم مِّنَ الْبَدْوِ مِن بَعْدِ أَن نَّزَغَ الشَّيْطَانُ بَيْنِي وَبَيْنَ إِخْوَتِي إِنَّ رَبِّي لَطِيفٌ لِّمَا يَشَاءُ إِنَّهُ هُوَ الْعَلِيمُ الْحَكِيمُ
12.100100.   Hizo subir a sus padres al trono. Y cayeron prosternados ante él. Y dijo: "¡Padre! He aquí la interpretación de mi sueño de antes. Mi Señor ha hecho de él una realidad. Fue bueno conmigo, sacándome de la cárcel y trayéndolos del desierto, luego de haber sembrado el Demonio la discordia entre yo y mis hermanos. Mi Señor es bondadoso para quien Él quiere. Él es el Omnisciente, el Sabio. 
12.101رَبِّ قَدْ آتَيْتَنِي مِنَ الْمُلْكِ وَعَلَّمْتَنِي مِن تَأْوِيلِ الْأَحَادِيثِ فَاطِرَ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ أَنتَ وَلِيِّي فِي الدُّنْيَا وَالْآخِرَةِ تَوَفَّنِي مُسْلِمًا وَأَلْحِقْنِي بِالصَّالِحِينَ
12.101101.   ¡Señor! Tú me has dado del dominio y me has enseñado a interpretar sueños. ¡Creador de los cielos y de la tierra! ¡Tú eres mi Amigo en la vida de acá y en la otra! ¡Haz que cuando muera lo haga sometido a Ti y me reúna con los justos!" 
12.102ذَلِكَ مِنْ أَنبَاءِ الْغَيْبِ نُوحِيهِ إِلَيْكَ وَمَا كُنتَ لَدَيْهِمْ إِذْ أَجْمَعُواْ أَمْرَهُمْ وَهُمْ يَمْكُرُونَ
12.102102.   Esto forma parte de las historias referentes a lo oculto, que Nosotros te revelamos. Tú no estabas con ellos cuando se pusieron de acuerdo e intrigaron. 
12.103وَمَا أَكْثَرُ النَّاسِ وَلَوْ حَرَصْتَ بِمُؤْمِنِينَ
12.103103.   La mayoría de los hombres, a pesar de tu celo, no creen. 
12.104وَمَا تَسْأَلُهُمْ عَلَيْهِ مِنْ أَجْرٍ إِنْ هُوَ إِلاَّ ذِكْرٌ لِّلْعَالَمِينَ
12.104104.   Y tú no les pides un salario a cambio. No es sino una amonestación dirigida a todo el mundo. 
12.105وَكَأَيِّن مِّن آيَةٍ فِي السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضِ يَمُرُّونَ عَلَيْهَا وَهُمْ عَنْهَا مُعْرِضُونَ
12.105105.   ¡Qué designios hay en los cielos y en la tierra, junto a los cuales pasan indiferentes! 
12.106وَمَا يُؤْمِنُ أَكْثَرُهُمْ بِاللّهِ إِلاَّ وَهُم مُّشْرِكُونَ
12.106106.   La mayoría no creen en Alá sino como asociadores. 
12.107أَفَأَمِنُواْ أَن تَأْتِيَهُمْ غَاشِيَةٌ مِّنْ عَذَابِ اللّهِ أَوْ تَأْتِيَهُمُ السَّاعَةُ بَغْتَةً وَهُمْ لاَ يَشْعُرُونَ
12.107107.   ¿Es que están, pues, a salvo de que les venga, cubriéndolos, el castigo de Alá, o de que les venga la Hora de repente, sin presentirla? 
12.108قُلْ هَـذِهِ سَبِيلِي أَدْعُو إِلَى اللّهِ عَلَى بَصِيرَةٍ أَنَاْ وَمَنِ اتَّبَعَنِي وَسُبْحَانَ اللّهِ وَمَا أَنَاْ مِنَ الْمُشْرِكِينَ
12.108108.   Di: "Éste es mi camino. Basado en una prueba visible, llamo a Alá, y los que me siguen también. ¡Gloria a Alá! Yo no soy de los asociadores". 
12.109وَمَا أَرْسَلْنَا مِن قَبْلِكَ إِلاَّ رِجَالاً نُّوحِي إِلَيْهِم مِّنْ أَهْلِ الْقُرَى أَفَلَمْ يَسِيرُواْ فِي الْأَرْضِ فَيَنظُرُواْ كَيْفَ كَانَ عَاقِبَةُ الَّذِينَ مِن قَبْلِهِمْ وَلَدَارُ الْآخِرَةِ خَيْرٌ لِّلَّذِينَ اتَّقَواْ أَفَلاَ تَعْقِلُونَ
12.109109.   Antes de ti, no enviamos más que a hombres de las ciudades, a los que hicimos revelaciones. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Sí, la Morada de la otra vida es mejor para los que temen a Alá ¿Es que no razonáis...? 
12.110حَتَّى إِذَا اسْتَيْأَسَ الرُّسُلُ وَظَنُّواْ أَنَّهُمْ قَدْ كُذِبُواْ جَاءَهُمْ نَصْرُنَا فَنُجِّيَ مَن نَّشَاءُ وَلاَ يُرَدُّ بَأْسُنَا عَنِ الْقَوْمِ الْمُجْرِمِينَ
12.110110.   Cuando ya los enviados desesperaban y pensaban que se les había mentido, les llegó Nuestro auxilio y fue salvado el que quisimos. Pero Nuestro rigor no respetará al pueblo pecador. 
12.111لَقَدْ كَانَ فِي قَصَصِهِمْ عِبْرَةٌ لِّأُوْلِي الْأَلْبَابِ مَا كَانَ حَدِيثًا يُفْتَرَى وَلَـكِن تَصْدِيقَ الَّذِي بَيْنَ يَدَيْهِ وَتَفْصِيلَ كُلَّ شَيْءٍ وَهُدًى وَرَحْمَةً لِّقَوْمٍ يُؤْمِنُونَ
12.111111.   Hay en sus historias motivo de reflexión para los dotados de intelecto... No es un relato inventado, sino confirmación de los mensajes anteriores, explicación detallada de todo, dirección y misericordia para gente que cree.
[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Transliteración» title=»Transliteración» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Bismillaahir-Rahmaanir-Rahiim

1Alif Laam – Raa. Tilka Aayaatul Kitaabil – Mubiin.

2.‘Innaaa ‘anzzal – naahu Qur – ‘aanan ‘Ara – biyyal – la – ‘allakum ta’ – qiluun.

3.Nahnu naqussu ‘alayka ‘ahsanal qasasi bimaaa ‘aw – haynaaa ‘ilayka haazal – Qur ‘aan: wa ‘inkunta minqab – lihii laminal – ghaa – filiin.

4.‘Izqaala Yuusufu li – ‘abiihi yaaa – ‘abati ‘innii ra – ‘aytu ‘ahada ‘ashara kawkabanw – wash – shamsa wal qamara ra – ‘aytuhum lii saajidiin.

5.Qaala yaa – bu – nayya laa taqsus ru’ yaaka ‘alaaa ‘ikhwatika fa – yakiiduu laka kaydaa! ‘Innash – shaytaana lil – ‘in saani ‘adunw – wum – mubiin!

6.Wa kazaa – lika yajta – biika Rabbuka wa yu – ‘allimuka mim ta’ wiilil – ‘ahaadiisi wa yutimmu ni’ – matahuu ‘alayka wa ‘alaaa ‘aah – Ya’ – quuba kamaaa ‘a – tam mahaa ‘alaaa ‘aba – wayka minqablu ‘Ibraahiima wa ‘Ishaaq! ‘Inna Rabbaka ‘Aliimun Hakiim.

7.Laqad kaana fii Yuu – sufa wa’ – ‘ikhwatihii ‘Aayaatul – lissaaa – ‘iliin.

8.‘Iz qaaluu la – yuusufu wa ‘akhuuh ‘ahabbu ‘ilaaa ‘abiimaa minnaa wa nahnu ‘ushbah! ‘Inna ‘abaa – naa la – fii dalaalim – mubiin!

9.‘Uqtuluu Yuusufa ‘a – wit – rahuu ‘ardany – yakhlu lakum wajhu ‘abiikum wa takkuunuu mim – ba’ – dihii qawman – saalihiin!

10.Qaala qaaa – ‘ilun – minhum laa taqtuluu Yuusufa wa ‘al – quuhu fii ghayaa batil – jubbi yal – taqit – hu ba’ dus – sayyaarati ‘in – kuntum faa – ‘iliin.

11.Qaaluu yaaa – ‘abaanaa maa laka laa ta’ mannaa ‘alaa Yuusufa wa ‘innaa lahuu lanaa – sihuun?

12.‘Ar – silhu ma’anaa ghadany – yarta’ wa yal – ‘ab wa ‘innaa lahuu la – haa – fizuun.

13.Qaala ‘innii la – yahzunu – nii – ‘an – taz habuu bihii wa ‘akhaafu ‘anyya’ kulahuz – zi’ bu wa ‘antum ‘anhu ghaafi – luun.

14.Qaaluu la – in ‘akala – huzzi’ bu wa nahnu ‘usbatun ‘innaaa ‘izalla khaasiruun!

15.Fa – lammaa zahabuu bihii wa ‘ajma ‘uuu ‘any – ‘aluuhu fii gha – yaabatil – juub: wa ‘awhay – naaa ilayhi latu – nabbi – ‘annahum – bi – amrihim haazaa wa hum laa – yash – ‘uruun.

16.Wa jaaa – ‘uuu ‘abaahum ‘ishaaa – ‘any yabkuun.

17.Qaaluu yaaa – ‘abaaa – naaa ‘innaa zahab – naa nasta – biqu wa tarak – naa Yuusuafa ‘inda mataa – ‘inaa fa – ‘ak – ala huz – zi’b. Wa maaa ‘anta bi’ – mu’ – minil – lanaa wa law kunnaa saadiqiin.

18.Wa jaaa – ‘uu ‘alaa qamiisihii bidamin – kazib. Qaala bal sawwalat lakum ‘an fusu – kum ‘amraa. Fa – sabrun – jamiil: wal laahul – Musta – ‘aanu ‘alaa maa tasi – fuun.

19.Wa jaaa – ‘at say – yaaratun fa – ‘arsaluu waari – dahum fa – ‘adlaa dalwah. Qaala yaa – bushraa haazaa ghulaam! Wa ‘asar ruuhu bidaa – ‘ah! Wallaahu ‘aliimum – bimaa ya’ – maluun!

20.Wa sha – rawhu bi – samanim – bakh – sin daraa – hima ma’duudah: wa kaanuu fiihi minaz – zaahidiin!

21.Wa qaalal – lazish – taraahu mim – Misra limra – ‘atihii ‘akrimii maswaahu ‘asaaa any – yanfa – ‘anaaa ‘aw natta – khizahuu waladaa. Wa kazaalika mak – kaanaa li Yusuufa fil – ‘ardi – wa linu – ‘allimahuu min – ta’ – wiilil – ahaadiis. Wallaahu ghaalibun ‘alaaa amrihii wa laa kinna ‘aksaran – naasi laa ya’ lamuun.

22.Wa lammaa balagha ‘a – shudda – huuu ‘aatay – naalu hukmanw – wa ‘ilmaa: wa kazaalika najzil –Muh – siniin.

23.Wa raa – wadat – hullatii huwa fii – bay tihaa ‘an – nafsihii wa ghallaqatil – ‘abwaaba wa qaalat hay – ta lak! Qaala ma – ‘aazal – laahi ‘innahuu rabbi ‘ahsana mas – waay! Innahuu laa yuf – li – huz – zaalimuun!

24.Wa laqad hammat bihii wa hamma bihaa law laaa ‘arra – ‘aa burhaana Rabbih: Kazaa – lika linasrifa ‘anhus – suuu – ‘a wal – fah – shaaa’: ‘Innahuu min ibaa – dinal – Mukhlasiin.

25.Wasta – baqal – baaba wa qaddat qamii – shahuu min duburinw – wa ‘alfayaa sayyidahaa ladal – baab. Qaalat maa jazaaa – ‘u man ‘araada bi – ‘ahlika suuu – ‘an ‘illaaa ‘any – yus – jana ‘aw ‘azaa – bun ‘aliim?

26.Qaala hiya raa – wadatnii ‘an – nafsii wa shahida shaahidum – min ‘ahlihaa: ‘in – kaana qamii – suhuu qudda min – qubulin – fasadaqat wa huwa minal – kaazi – biin!

27.Wa – ‘in – kaana qamii – suhuu qudda min – duburin – fakazabat wa huwa minas – saadi – qiin!

28.Falammaa ra – ‘aa qamiisahuu qudda min – duburin – qaala ‘inaahuu min – kaydi – kunna! ‘Inna kaydda – kunna ‘aziim!

29.Yuu – sufu ‘a’ – rid ‘an haazaa – was taghfirii lizambiki ‘innaki kunti minal – khaati – ‘iin!

30.Wa qaala nis – watun fil – Madii – natim ra – ‘atul – ‘Aziizi turaa – widu fataahaa ‘an – nafsih: qad shagha – fahaa hubbaa: ‘innaa lanaraa – haa fii dalaalim – mubiin.

31.Falammaa sami – ‘at bimakrihinna ‘arsalat ‘ilayhinna wa ‘a’ – tadat la –hunna muttaka – ‘anw wa ‘aatat kulla waa – hidatim – minhunna sikkiinanw – wa qaala tikhruj ‘alahinn. Falammara – ‘aydiyahunna wa qulna haasha lil – laahi maa haazaa basharaa! ‘In haazaaa ‘illaa malakun Kariim!

32.Qaalat fazaa – likunnal – lazii lum – tum nanii fiih! Wa laqad raawattu – huu ‘an – nafsihii fasta’ – sam! Wala – ‘illam yaf – ‘al maaa ‘aamuru huu la – yus – jananna wa la – yakuu – nam – minas – saaghiriin!

33.Qaala rabbis – sijnu ‘ahabbu ‘I – layya mimmaa yad – ‘uunaniii ‘ilayh: wa ‘illaa tasrif ‘annii kay – da – hunna ‘asbu ‘ilay – hinna – wa ‘akum – minal – jaahiliin.

34.fasta – jaaba lahuu Rabbuhuu fasarafa ‘annu kaydahunn: ‘innahuu Huwas Samii – ‘ul – ‘Alliim.

35.Summa badan lahum – mim – ba’ di maa ra – ‘a – wul – ‘Aayaati la – yas – jununnahuu hattaa hiin.

36.Wa dakhala ma – ‘ahus – sijna fatayan. Qaala ‘ahadu – hu – maaa ‘inniii ‘araa – niii ‘a – siru khamraa. Wa qaalal – ‘aakharu ‘inniii ‘araa – niii ‘ahmilu fawqa ra’ sii khub – zan ta’ – kulut – tayru minh. Nabbi naa bita’ – willih: ‘innaa naraaka minal Muhsiniin

37.Qaala laa ya’tiikum ta – ‘aa – mun turzaqaani – hiii ‘illaa nabba tukumaa bita – wiilihii qabla ‘anyya tiyakumaaa: zaalikummaa mimmaa ‘alla – manii Rabbii – ‘Innii taraktu millata qawmil – laa yu’ minuuna billaahi wa hum – bil ‘Aakhirati hum kaafiruun.

38.Wattaba’ – tu Millata ‘abaaa – ‘iii ‘Ibraahiima wa ‘Is – haaqa wa Ya’ – quub; maa kaana lanaaa ‘an – nushrika billaahi min shay zaalika min – fad – lillaahi ‘alaynaa wa ‘alannaasi wa laa – kinna ‘aksarannaasi laa yash – kuruun.

39.Yaa – saahiba – yissijni ‘a – ‘arbaa – bum – mutafarri – qunna khayrun ‘amillaa – hul Waahidul – Qah – haar?

40.Maa ta’buduuna min – duunihiii ‘il – laaa ‘asmaaa – ‘an – sam – may – tu – muuhaaa ‘antum wa ‘abaaa – ‘u – kum – maaa ‘anzalal – laahu bihaa min – sultaan: ‘inil – Hukmu ‘illaaa lillaah: ‘amara ‘allaa ta’buduuu ‘illaaa ‘iyyaah: zaalikad – Diinul – Qayyimu wa laa – kinna ‘aksaran – naasi laa ya’lamuun.

41.Yaa – saahiba – yissijni ‘ammaaa ‘ahaduu – kumaa fa – yasqii rabbahuu khamraa: wa ‘ammal – ‘aakharu fa yuslabu fata kulut tayru mir – ra’- sih. Qudiyal – ‘amrul – lazii fiihi tastaftiyaan.

42.Wa qaala lillazii zanna ‘annahuu naajim – minhumaz kumii ‘inda rabbik. Fa – ‘ansaahush – Shaytaanu zikra rabbihii falabisa fis – sinji bid – ‘a siniin.

43.Wa qaalal – maliku ‘inniii ‘araa sab – ‘a baqaraatin simaa ninny – ya’ kuluhunna sab – ‘a sumbu – laatin khudrinw – wa ‘ukhara yaabisaat.Yaaa – ‘ayyuhal – mala – ‘u ‘aftuunii fii ru’ – yaaya ‘in kuntum lir – ru’ yaa ta’ buruun.

44.Qaaluuuu ‘ad – ghaasu ‘ahlaam: wa maa nahnu bi – ta’ wiilil – ‘ahlaami bi – ‘aalimiin.

45.Wa qaalal – lazii najaa min – humaa wadda – kara ba’- da ‘ummatin ‘ana ‘unabbi – ‘ukum – bi – ta’ – wilihii fa – ‘arsiluun.

46.Yuusufuu ‘ayyuhas – siddiiqu ‘aftinaa fii sab – ‘I baqaraatin simaa – ninny – ya’ kulu hunna sab – ‘un ‘ijaafunw – wa sab ‘I sumbu – laatin khudrinw wa ‘ukhara yaa – bisaatil la – ‘alliii ‘arju – ‘u ‘ilan – naasi la ‘allahum ya’ – lamuun.

47.Qaala tazra – ‘uuna sab – ‘a siniina da ‘abaa: famaa hasat – tum fazaruuhu fi sumbu – lihii ‘illaa qaliilam – mimmaa ta’kuluun.

48.Summa ya’ – tii mim – ba’- di zaalika sab – ‘un shidaa – dunyya’ – kulna maa qaddam – tum la – hunna ‘illaa qaliilam – mimmaa tuh – sinuun.

49.Summa ya’ – tii mim – ba’di zaalika ‘aamun – fiihi yughaa – sunnaasu wa fiihi ya’ siruun.

50.Wa qaalal – malikuu – tuunii bih. Falammaa jaaa – ‘a – hur – rasuulu qaalarji’ ‘ilaa rabbi – ka fas – ‘alhu maa baalun – niswatil – laatii qatta – na ‘aydi – yahunn? ‘Inna Rabbii bi – khay – di – hinna ‘Aliim.

51.Qaala maa khat – bukunna ‘iz raawat – tuna Yuusufa ‘annafsih? Qulna haasha lillaahi maa ‘alimnaa ‘alayhi min suuu’! Qaala – timra – ‘atul – ‘Aziizul – ‘aana has – hasal – haqq: ‘ana raa – wat – tuhuu ‘an – nafsihii wa ‘innahuu laminas – Saadiqiin.

52.Zaalika li – ya’ – lama ‘annii lam ‘akhun – hu bil – ghaybi wa ‘annal – laaha laa yahdii kaydal – khaaa – ‘iniin.

53.WA MAA ‘UBARRI – ‘U NAFSIIl: ‘innan – nafsa la – ‘ammaaratun – bis – suuu ‘inna Rabbii Ghafuurur – Rahiim.

54.Wa qaalal – maliku – tuunii bihiii ‘as takh – lis – hu linaf – sii. Falammaa kalla mahuu qaala ‘in – nakal – yawma laday – naa makii – nun ‘amiin!

55.Qaalaj – ‘alni ‘alaa khazaaa – ‘inil – ‘ard ‘innii hafiizun ‘aliim.

56.Wa kazzaalika makkannaa li – Yuusufa fil – ‘ardi yata – bawwa – ‘u min – haa haysu yashaaa’. Nusiibu bi – Rah – matinaa man nashaaa – ‘u wa laa nudii – ‘u ‘ajral – Muhsiniin.

57.Wa la – ‘ajrul – ‘Aakhirati khayrul – lillaziina ‘aamanuu wa kaanuu yattaquun.

58.Wa jaaa – ‘a ‘ikhwatu Yuusufa fadakhaluu ‘alayhi fa – ‘arafahum wa hum lahuu munkiruun.

59.Wa lammaa jahha – zahum – bi – jahaa zihim qaala – tuunii bi – akhil – lakum – min ‘abiikum: ‘alaa tarawna ‘anniii ‘uufil – Kayla wa ‘ana khayrul – munziliin?

60.Fa – ‘illam ta’ –tuunii bihii falaa Kayla lakum ‘indii wa laa taqrabuun.

61.Qaaluu sanu – raawidu ‘anhu ‘abaahu wa ‘innaa lafaa – ‘iluun.

62.Wa qaalu lifit – yaanihij – ‘aluu bidaa – ‘atahum fii rihaalihim la – ‘allahum ya’ – rifuunahaaa ‘izanqa – labuuu ‘ilaaa ‘ahlihim la – ‘allahum yarji – ‘uun.

63.Falammaa raja – ‘uun ‘ilaaa abiihim qaaluu yaaa – ‘abaanaa muni – ‘a minnal – kaylu fa – ‘arsil ma – ‘anaaa akhaa – naa naktal wa ‘innaa lahuu lahaa – fizuun.

64.Qaalal hal – ‘aa – manukum ‘alayhi ‘illaa kamaaa ‘amin – tukum ‘alaaa ‘akhiihi min – qab? Fallaahu kahyrun haa – fizaa. Wa huwa ‘Arhamur – raahimiin!

65.Wa lammaa fatahuu ma – taa – ‘ahum wajaduu bidaa – ‘atahum ruddat ‘ilayhim. Qaaluu yaaa ‘abaanaa maa nabghii? Haa – zihii bidaa – ‘atunaa ruddat ‘ilaynaa: wa namiiru ‘ahlanaa wa nahfazu ‘akhaa – naa wa nazdaadu Kayla ba – ‘iir. Zaalika kayluny – yasiir.

66.Qaala lan – ‘ur – silahuu ma – ‘akum hattaa tu’ tuuni mawsiqan – minal – laahi lata’ – tunnanii bi – hii ‘illaaa ‘any – yuhaata bikum. Falammaaa ‘aataw – hu mawsiqa – hum qaalal – laahu ‘alaa maa naquulu Wakiil!

67.Wa qaala yaa – ba – niyya laa tadkhuluu mim – baabinw – waahi – dinw – wad – khuluu min ‘abwaabim muta – farriqah. Wa maaa ‘ughnii ‘ankum – minal – laahi min – shay: Inil hukmu il – la Lillaah: ‘alayhi ta – wakkalt: wa ‘alayhi fal – yata – wakkil – Muta – wakkiluun.

68.Wa lammaa dakhaluu min haysu ‘amarahun ‘abuuhum; maa kaana yughnii ‘anhum – minal – laahi min – shay – ‘in ‘illaa haa – jatan – fii nafsi Ya’ – quuba qa – daahaa. Wa ‘innahuu lazuu – ‘il – mil – limaa ‘allam – naahu wa laa kinna ‘aksaran – naasi laa ya’- lamuun.

69.Wa lammaa da – khaluu ‘alaa Yuusufa ‘aa – waaa ‘ilayhi ‘akhaahu qaala ‘inniii ‘ana ‘akhuuka falaa tabta – ‘is bimaa kaanuu ya’ – maluun.

70.Falammaa jah – hazahum bija haazihim ja – ‘alas – siqaayata fii rahli ‘akhiihi summa ‘azzana Mu – ‘azzi – nun ‘ayyatuhal – ‘iiru ‘innakum lasaariquun!

71.Qaaluu wa ‘aqbaluu ‘alayhim – maa – zaa taf – qiduun?

72.Qaaluu naf – qidu suwaa – ‘al – maliki wa liman – jaaa – ‘a bihii himlu ba – ‘iirinw – wa ‘ana bihii za – ‘iim.

73.Qaaluu tal – laahi laqad ‘alimtum – maa ji’naa linufsida fil – ‘ardi wa maa kunnaa saariqiin.

74.Qaaluu famaa jazaaa – ‘uhuuu ‘inkuntum kaazibiin?

75.Qaaluu jazaaa – ‘u – huu manw – wu – jida fii rahlihii fahu – wa ja – zaaau ‘uh. Kazaalika najjziz – zaalimiin!

76.Fabada – ‘a bi –‘aw – ‘iyatihim qabla wi – ‘aaa – ‘I ‘akhiihi summas – takh – rajahaa minw – wi – ‘aaa – ‘I ‘akhiih. Kazaalika kidnaa – li Yuusuf. Maa liya’ – khuza ‘akhaahu fii diinil – maliki ‘illaaa ‘any yash – aaa – ‘allaah. Narfa – ‘u dara – jaatim man – nashaaa’: wa fawqa kulli zii – ‘ilmin ‘Aliim.

77.Qaaluuu ‘iny – riq – faqad saraqa ‘akhul – lahuu min – qabl. Fa – ‘asarra – haa Yuusufu fii nafsihii wa lam yubdi – haa lahum. Qaala ‘antum sharrum – ma – kaanaa; wal – laahu ‘a’ – lamu bimaa tasifuun!

78.Qaaluu yaaa – ‘ayyu – hal – ‘Aziizu ‘inna lahuuu ‘aban – shay – khan kabirran fakhuz ‘ahadanaa makaanah; ‘innaa naraaka minal – Muhsi – niin.

79.Qaala ma – ‘aazal – laahi ‘anna’ – khuza ‘illaa manw – wa jadnaa mataa – ‘anaa ‘inda – huuu ‘innaa ‘izalla zaali – muun.

80.Falammas – tay – ‘assu minhu khalasuu na – jiyyaa. Qaala kabiiru – hum ‘alam ta’ – lamuun ‘anna ‘abaa – kum qad ‘akhaza ‘alaykum maw – siqam – minal – laahi wa min – qablu maa farrat – tum fii Yuusuf? Falan ‘abrahal – ‘arda hatta ya’ – zana liii ‘abiii ‘aw yabkumal – laahu lii; wa huwa khayrul – haaki – miin.

81.Irji – ‘uuu ‘ilaa ‘abii – kum faquuluu yaaa – ‘abaa – naaa ‘innab – na kasaraq! Wa maa shahid – naaa ‘illaa bimaa ‘alimnaa wa maa kunnaa lil – ghaybi haafi – ziin!

82.Was – ‘alil – qar – yatal – latii kunnaa fii haa wal – ‘iiral – latiii ‘aqbalnaa fiihaa – wa ‘innaa la – saa – diquun.

83.Qaala bal sawwa – lat lakum ‘anfusukum ‘amraa. Fa – sabrun – jamiil. ‘Arsal – laahu ‘any – ya’ tiyanii bihim jamii – ‘aa ‘Inna – Huu Huwal – ‘Aliimul – Hakiim.

84.Wa ta – wallaa ‘anhum wa qaala yaaa – ‘asafaa alaa Yuusufa wabyad dat ‘aynaahu minal – huzni fahuwa kaziim.

85.Qaaluu tallaahi tafta – ‘u tazkuru Yuusufa hattaa takuuna haradan ‘aw takuuna minal – haa – likiin!

86.Qaala ‘innamaaa ‘ashkuu bassii wa huzniii ‘ilallaahi wa ‘a’ – lamu minal – laahi maa la ta’ – lamuun.

87.Yaa – baniyyaz – habuu fata – hassasuu miny – Yuusufa wa ‘akhiihi wa laa tay ‘asuu mir. Raw – hil – laah: ‘innahuu laa yay – ‘asu mir – Raw – hillaahi ‘illal – qawmul – kaafiruun.

88.Falammaa dakhaluu ‘alayhi qaaluu yaaa – ‘ayyuhal – ‘Aziizu massanaa wa ‘ahlanad – durru wa ji’naa bi – bidaa – ‘atim muz – jaatin fa – ‘awfi lanal – Kayla wa tasaddaq ‘alaynaa: ‘innal – laaha yajzil – Muta – saddiqiin.

89.Qaala hal ‘alimtum – maa fa – ‘altum bi – Yuusufa wa ‘akhiihi ‘iz ‘antum jaahiluun?

90.Qaaluuu ‘a – ‘innaka la – ‘anta Yuusuf? Qaala ‘ana Yuusufu wa haaza akhii; qad mannal – laahu ‘alay – naa. ‘Innahuu many – yattaqi wa yasbir fa – ‘innal – laaha laa yudii – ‘u ‘ajral – Muh – siniin.

91.Qaaluu tallaahi laqad ‘aasara – kal – laahu ‘alay – naa wa ‘in – kunnaa la – khaati – ‘iin!

92.Qaala laa tas – riiba ‘alay – kumul – yawm. Yaghfi – rullaahhu lakum wa Huwa ‘Arhamur – raahimiin!

93.‘Izhabuu bi – qamiisii haazaa fa – ‘alquuhu ‘alaa waj – hi ‘abii ya’ti basiiraa. Wa’ tuuniii bi – ‘ahlikum ‘ajma – ‘iin.

94.Wa lammaa fasalatil – ‘iiru qaala ‘abuuhum ‘innii la – ‘ajidu riihaa Yuusufa law – alaa ‘an tu – fanni duun.

95.Qaaluu tallaahi ‘innaka lafii dalaa – likal – qadiim.

96.Falammaaa ‘an – jaa ‘al – bashiiru ‘alqaahu ‘alaa waj – hihii far – tadda ba – siiraa. Qaala ‘alam ‘aqul – lakum – ‘inniii ‘a’ – lamu minal – laahi maa laa ta’ lamuun?

97.Qaaluu yaaa – ‘abaa – nastaghfir lanaa zunuu – banaa ‘innaka kunnaa khaati – ‘iin.

98.Qaala sawfa ‘astagh – firu lakum Rabbii: ‘inna – Huu Huwal – Ghafuurur – Rahiim.

99.Falammaa dakhaluu ‘alaa Yuusufa ‘aa – waaa ‘ilayhi ‘abaway – hi wa qaalad – khuluu Misra ‘in – shaaa ‘allaahu ‘aaminiin

100.Wa rafa – ‘a ‘aba – wahyi ‘alal – ‘arshi wa kharruu lahuu sujjadaa. Wa qaala yaaa – ‘abati haazaa ta’ willu ru’ – yaaya min qablu qad ja – ‘alahaa Rabbii haqqaa! Wa qad ‘ahsana biii ‘iz ‘akh – raja – nii minas – sijni wa jaaa – ‘a bikum – minal – badwi mim – ba’di ‘an – nazaghash – shaytaanu baynii wa bayna ‘ikhwatii. ‘Inni Rabbii Latiiful – limaa yashaaa’. ‘Inna Huu Huwal – ‘Aliimul – Hakiim.

101.Rabbi qad ‘aatay – tatii minal – mulki wa ‘allam – tanii min – ta’ – wiilil – ‘ahaadiis – Faatiras – samaa – waati wal – ‘ard! ‘Anta Wa liyyii fid – dunyaa wal – ‘Aakhirah. Tawaffanii Muslimanw – wa ‘alhiqnii bis – Saali – hiin.

102.Zaalika min ‘ambaaa – ‘ilghaybi nuuhiihi ‘ilayk: wa maa kunta laday – him ‘iz – ‘ajma – ‘uuu ‘amrahum wa hum yam – kuruun

103.Wa maa ‘aksarun naasi wa law harasta bi – Mu’ – miniin.

104.Wa maa tas – ‘aluhum ‘alayhim min ‘ajr: ‘in huwa ‘illa Zikrul – lil – ‘aalamiin

105.Wa ka – ‘ayyim – min ‘Aayatin – fis – samaa – waati wal – ‘ardi yamur – ruuna ‘alayhaa wa hum ‘anhaa mu’ – riduun!

106.Wa maa yu’ minu ‘ak – saruhum bil – laahi ‘illaa wa hum – mushrikuun!

107.‘Afa – ‘aminuuu ‘an – ta’ tiyahum Ghaashi – yatum – min ‘azaabillaahi ‘aw ta’ ti – ya – humus – saa – ‘atu baghta – tanw – wa hum la yash – ‘uruun?

108.Qul haa – zihii sabii – lii ‘ad – ‘uuu ‘ilallaah: ‘alaa Basiiratin ‘ana wa manit – taba – ‘anii. Wa Subhaanal – laahi wa maa ‘ana minal – mush – rikiin!

109.Wa maa ‘arsalnaa min – qablika ‘illaa rijaalan – nuuhiii ‘ilay – him min ‘ahlil quraa ‘Afalam yasiiruu fil – ‘ardi fa yanzuruu kayfa kaana ‘aaqibatul – laziina min – qablihim? Wa la – Daarul – ‘Aakhirati khay – rul – lillazii – natta – qaw. ‘Afalaa ta’ qiluun?

110.Hattaaa ‘izas – tay – ‘asar – rusulu wa zannuuu ‘anna – hum qad kuzibuu jaaa – ‘ahum nasrunaa fanujjiya man nashaaa’. Wa laa yuraddu ba’ – sunna ‘anil – qawmil – mujri – miin.

111.Laqad kaana fii qasasihim ‘ibratul li – ‘ulil – ‘albaab. Maa kaana hadiisany yuftaraa – wa laakin – tasdii – qallazii bayna yadayhi wa tafsiila kulli shay – ‘inw – wa Hudanw – wa Rahmatal – liqaw – miny – yu’

[/et_pb_toggle][et_pb_toggle admin_label=»Tasfir» title=»Tasfir» open=»off» open_toggle_background_color=»#ffffff» open_toggle_text_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_background_color=»#a5a5a5″ closed_toggle_text_color=»#ffffff» title_font=»Open Sans Condensed||||» title_font_size=»22″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

José(Yüsuf)

Introducción:

En el Nombre de Allah, El Omnicompasivo, El Misericordioso

Esta sura fue revelada en Meca. Consta de 111 aleyas, en las que Allah narra el relato del Profeta José en 98 aleyas, con un preámbulo de 3 aleyas que relatan la Revelación que Allah hace al Profeta Muhammad(saws), llamada en la primera aleya: «El Libro evidente» y en la segunda se titula: «Qur’an arábigo», dando a entender que, de esta forma, debe ser conservado en la escritura arábiga y conservado en la memoria de los creyentes; y la tercera aleya señala que esta sura encierra uno de los más bellos relatos, enfatizando que el Profeta Muhammad(saws) no lo conocía antes de que le fuera revelado en esta forma que emana de Allah. Esta sura termina de la misma forma que comenzó, llamando la atención de Su Mensajero, en diez aleyas, afirmando que este relato constituye una noticia del Más Allá, que el Profeta Muhammad(saws) desconocía sus realidades y sus detalles antes de haberle sido revelados, y no estaba con los hermanos de José cuando complotaron y planearon el mal contra su hermano, dando a entender, con ello, que la obcecación y el odio llevan al hombre a la incredulidad, y que por consiguiente el empeño del Profeta Muhammad(saws) en convencer a los hombres a abrazar la fe, puede no obtener el resultado esperado y le consuela, por esta razón, con que él no tiende a recibir una recompensa, mas su misión consiste en hacer llegar el Qur’an a toda la humanidad; y al final, la sura señala a los Profetas cuyos relatos fueron ya citados, así como la posición que tomaron sus respectivas comunidades para con ellos y sus triunfos, que finalmente obtuvieron sobre los criminales idólatras, afirmando que estos relatos constituyen una amonestación para los hombres sensatos y que este Qur’an jamás puede ser una invención humana falazmente atribuida a Allah, sino que es la auténtica verdad y que, por lo tanto, se trata del Libro auténtico por lo que relata de los Libros revelados por Allah, que son guía y misericordia para los pueblos que consideran, reflexionan y creen. Una de las particularidades de esta sura es que narra todo el relato de José, subrayando cómo el sentimiento del odio nace en los miembros de una misma familia cuando se manifiesta el amor hacia algunos de sus miembros; porque fue el odio de los hijos de Jacob hacia su hermano José lo que les llevó a decidir arrojarlo en un pozo, pero Allah le salvó de esa conspiración, como le salvó de la seducción de la esposa del gobernador, cuando alcanzó su pubertad, afirmándole en Egipto al punto de transformarle en el refugio de los hermanos, que complotaron contra su vida. A los elegidos, Allah concede siempre la victoria sobre sus enemigos, afirma su posición en la tierra por su firme resistencia, su constancia en la verdad, la fe y su total entrega a Allah.

Aleya 1

Alif. Lam. Ra. ¡Árabes! Estas letras del alfabeto árabe que conforman vuestro idioma son las que componen las aleyas del Libro y confieren a sus evidencias el carácter inimitable del Qur’an, y elucidan a quienes buscan el camino del raciocinio. En el simple sonido de las mismas hay un llamamiento que les obliga a escuchar su lectura aunque no lo quisieran.

Aleya 2

¡Árabes!, por cierto que hemos revelado, a Nuestro mensajero, palabras en vuestro idioma para que sean leídas y aprendidas de memoria, para comprender el Qur’an y transmitirlo a los demás.

Aleya 3

¡Profeta!, nosotros te relatamos la más hermosa historia al revelarte este Libro (el Qur’an) cuando, antes de que te fuera revelado, te contabas entre los que ignoraban lo que encierra como evidencias y amonestaciones.

Aleya 4

¡Profeta!, entre estos relatos está el de José, cuando dijo a su padre: ¡Padre mío!, por cierto que vi en mi sueño once estrellas, el sol y la luna, y los vi prosternándose ante mí.

Aleya 5

¡Mi pequeño hijo!, díjole, no relates a tus hermanos tu sueño ya que podría provocar en ellos envidia y pueden ser inducidos por el demonio a confabularse arteramente contra ti, tramar una traición y ponerla en práctica. ¡Por cierto que Satanás es el enemigo evidente del hombre!

Aleya 6

Y de acuerdo a lo que viste en tu sueño serás un mandatario obedecido, honrado y poderoso, escogido y designado por tu Señor, Quien te enseñará la oniromancia y te revelará tu destino; serás, entonces, muy considerado e influyente y te colmará a ti y a la familia de Jacob con Sus gracias y con la profecía, tal como agració a tus abuelos Abraham e Isaac antes de tu propio padre Jacob. Por cierto que tu Señor no se equivoca porque es Prudentísimo en Su sabiduría, Sapientísimo, sabe elegir entre Sus siervos a los más dignos de ser designados.

Aleya 7

Por cierto que en el relato de José y sus hermanos hay muchas lecciones y ejemplos para los que buscan la verdad deseosos de conocerla.

Aleya 8

Y cuando los hermanos de José se dijeron entre sí: Por cierto que José y su hermano son más queridos por nuestro padre que nosotros a pesar de que somos un grupo más fuerte y más beneficioso para él que ellos dos. ¡Por cierto que nuestro padre incurre evidentemente en un error y es injusto cuando prefiere a José y su hermano a nosotros!

Aleya 9

Matad, pues, a José o desterradle muy lejos de manera que su padre no pueda llegar hasta él; así el cariño de vuestro padre se concentrará en vosotros y os apreciará más, y después de alejar a José, matándole o desterrándole, seréis hombres virtuosos, Allah acogerá vuestro arrepentimiento y vuestro padre aceptará vuestra excusa.

Aleya 10

Uno de ellos dijo: No matéis a José porque matarlo sería un crimen abominable, pero arrojadle en el fondo de un pozo de manera que desaparezca de la vista; así le rescatará algún viandante cuando eche su cubo para sacar agua, y le llevará lejos de su padre y de vosotros si estáis verdaderamente decididos en vuestro plan.

Aleya 11

Una vez que se pusieron todos de acuerdo para alejar a José, dijeron: ¡Padre nuestro!, ¿Cuál es tu sospecha para con nosotros que alejas a José de nosotros y no te sientes tranquilo de que esté con nosotros? Te aseguramos que le queremos y le profesamos mucha ternura, le deseamos el bien y queremos orientarle hacia el bien, siempre le hemos dado amor y consejos sinceros.

Aleya 12

Envíale mañana con nosotros al pastoreo; así aprovechará la buena comida, jugará y se recreará y seremos sus custodios para preservarle y protegerle.

Aleya 13

Díjoles: Por cierto que me entristezco ante la idea de que le llevéis lejos de mí, pues temo, si os le confío, que le devore el lobo cuando os descuidéis.

Aleya 14

Dijéronle: Te juramos que, siendo un grupo fuerte, sería vergonzoso y no valdríamos nada si el lobo le devorara y lo que temes aconteciera; además seríamos completamente descuidados para todo lo que debemos cuidar. ¡Quédate tranquilo que no descuidaremos su protección para no exponernos a la perdición y a la humillación!

Aleya 15

Le llevaron lejos de su padre y acordaron arrojarle al fondo del pozo y pusieron en práctica su fechoría; entonces otorgamos a José el sosiego y la confianza en Allah y le revelamos que les informaría a ellos (sus hermanos), en el futuro, de su confabulación. Y en ese momento ellos no sabrían que él era su hermano al que creyeron haber eliminado.

Aleya 16

Y al anochecer volvieron a su padre, llorando, simulando tristeza.

Aleya 17

Dijéronle: ¡Padre nuestro! Dejamos a José junto con nuestras pertenencias para cuidarlas, mientras hacíamos una competencia de carrera y de lanzamiento, y el lobo le devoró estando nosotros lejos de él, empeñados en nuestra competición; sabemos que no creerás en lo que te decimos a pesar de que es la pura verdad.

Aleya 18

Y presentaron a su padre su camisa falsamente ensangrentada como prueba. Pero su padre les dijo: Por cierto que el lobo no le devoró como pretendéis, sino que vosotros mismos planeasteis un abominable hecho que cometisteis; solo me cabe resignarme pacientemente por lo que hicisteis; me encomiendo sólo a Allah implorándole socorro.

Aleya 19

Y pasó cerca del pozo una caravana que se dirigía prestamente hacia Egipto; enviaron a uno de ellos para traerles agua, el cual echó su cubo en el pozo y al subirlo encontró a José agarrado al cubo. Feliz y alegre, el azacán (el aguatero), dijo: ¡Albricias! ¡He aquí un muchacho! Y lo escondieron en su equipaje y le consideraron como mercadería para vender. Pero Allah sabía lo que hacían.

Aleya 20

Y le vendieron a un precio irrisorio. ¡Algunas monedas! Sin dar a José mayor importancia, querían deshacerse de él, temiendo que fuera reconocido por sus familiares, que podrían llevárselo.

Aleya 21

El que lo había adquirido dijo a su esposa: Hospédale dignamente y trátale bien a fin de que su estadía con nosotros le sea agradable; puede que algún día nos resulte útil o lo adoptemos como hijo; y con este alto nivel de vida establecimos a José en la tierra de Egipto, en un alto rango, para que se desempeñara en él con prudencia y justicia, y para enseñarle la elucidación de los textos y la oniromancia, para conocer lo que va a suceder y prepararse para lo imponderable, porque Allah es poderosísimo, capaz de ejecutar cuanto quiere sin que nadie ni nada se lo pueda impedir, pero la mayoría de los humanos lo ignora.

Aleya 22

Pero cuando José llegó a su plenitud en materia de fuerza, le concedimos un alto grado de prudencia y de provechosa sabiduría y esta retribución concedida a José por su bondad y su caridad la concedemos a los caritativos bienhechores.

Aleya 23

Aquella mujer en cuya casa vivía José y en donde ella imperaba, trató de distraerle de la pureza de su alma, seduciéndole para cometer el pecado con ella, con sus idas y vueltas, exponiéndole sus encantos, y después de haber cerrado bien todas las puertas, le dijo: ¡Ven aquí, que me he preparado para entregarme a ti! Díjole: Imploro a Allah para que me ampare de cometer el mal, ¿y cómo puedo yo cometer el pecado contigo cuando mi señor, tu marido, me hospedó dignamente en su casa? ¡Por cierto que los inicuos, que perpetran el mal con los demás, con su traición e infidelidad caen en la desgracia del adulterio!

Aleya 24

Pero ella estaba decidida a consumar su unión (sexual) con él, y, debilitado, casi hubiera accedido, de no ser que la luz divina iluminó sus ojos, y reprimiendo sus deseos venció su concupiscencia y se prohibió cometer el pecado del adulterio y de la felonía. Por cierto que José se cuenta entre los siervos sinceros de Allah.

Aleya 25

Entonces José se apresuró a correr hacia la puerta para salir, mas ella corrió a su vez para impedirle la salida, agarrando su camisa de atrás hasta rasgarla y ambos se toparon con el marido junto a la puerta. Y atizando la ira de su marido contra José dijo: ¡Sólo la pena de cárcel merece quien ha pretendido hacer con tu esposa lo que te perjudica y te atrae el mal, o aplicarle un severo castigo!

Aleya 26

José dijo defendiéndose: ¡Fue ella quien trató de seducirme e instarme al pecado! Y ambos trataron de culpar al otro; entonces, un pariente de ella dijo: Si su camisa está rasgada por delante, es ella quien dice la verdad y él se contará entre los mentirosos por todo cuanto dijo.

Aleya 27

En cambio, si su camisa está rasgada por detrás, ella es quien mintió en lo que dijo, y él se contará entre los veraces en lo que dijo.

Aleya 28

Pero cuando el marido vio que la camisa de José estaba rasgada por detrás, dijo a su esposa: Tu acusación contra él en lo que cometiste a pesar de su inocencia, es uno de los ardides propios de las mujeres; por cierto que vuestros ardides son grandes.

Aleya 29

¡José! ¡Apártate de esto y olvídate de ello! Y tú, mujer, implora perdón por tu pecado; por cierto que te contaste entre las pecadoras que cayeron voluntariamente en la acción de perpetrar el pecado y acusaron al prójimo de lo que cometieron.

Aleya 30

Rápidamente la escandalosa noticia llegó a un grupo de mujeres de la ciudad, quienes murmuraron sobre el caso diciendo: ¡Por cierto que la esposa del Gobernante incitó a su criado para entregarse a lo que quería de él, pues su amor por él embargó su corazón! ¡Por cierto que con su conducta se colocó en un evidente error!.

Aleya 31

Pero cuando ella se enteró de sus habladurías y sus malos conceptos, las invitó a un festín que les preparó en su casa; instalándolas en divanes guarnecidos de almohadones, dio a cada una de ellas un cuchillo y les ofreció la comida que les había preparado; luego dijo a José: ¡Preséntate ante ellas! Mas cuando apareció ante ellas, se extasiaron ante su cautivante prestancia y se cortaron las manos sin darse cuenta, diciendo: ¡Alabado sea Allah! ¡Este no es un ser humano! ¡Porque el humano no puede ser tan hermoso, tan puro, tan cautivante! ¡Este no es sino un ángel deslumbrante con su noble prestancia y sus excepcionales cualidades!.

Aleya 32

Comentando sus palabras, la esposa del Gobernante dijo: Este mozo cuya prestancia os ha cautivado y os ha deslumbrado hasta que ocurrió lo que ocurrió, es aquel por el que me censurasteis; efectivamente traté de seducirle para que se entregara a mí, pero me rechazó como si estuviera bajo una protección inviolable; entonces juré que si no me acepta, será castigado con prisión y se contará entre los humillados.

Aleya 33

Habiendo escuchado sus amenazas y los consejos de sus huéspedes que lo incitaban a obedecerla dijo: ¡Señor mío! Por cierto que la cárcel es preferible para mí al pecado que me incitan cometer; si no me apartas del mal de sus ardides y su pérfida astucia, caeré contándome entre los inconstantes e indecentes.

Aleya 34

Allah accedió a su súplica amparándole del mal de sus ardides, porque Él es Omnioyente, Condescendiente para con los que se refugian en Él, es Omnisapiente, conocedor de sus condiciones y de lo que más les conviene.

Aleya 35

Luego vino la sentencia del Gobernante y de su familia de encarcelar a José por un tiempo, que durara poco o mucho, a pesar de estar convencidos de su inocencia, para cubrir a su esposa y protegerla de las habladurías y ampararla de la tentación.

Aleya 36

Y entraron con él en la cárcel dos mancebos de los servidores del Faraón. Uno de ellos dijo: He visto en mi sueño que estaba exprimiendo uvas para hacer vino, y el otro dijo: Vi, en mi sueño, que llevaba sobre mi cabeza un pan que los pájaros picoteaban. Elucídanos, José, con tu interpretación acerca de lo que vimos y cual es nuestro destino a la luz de nuestros sueños, porque te consideramos entre los que realizan la oniromancia y los bienhechores.

Aleya 37

Díjoles, ratificando lo que sabían de él: No os llegará la ración de alimentos destinada a vosotros sin que antes yo os pronostique su forma y su naturaleza, antes que os llegue, esto es la interpretación de los sueños, de lo desconocido que me enseñó y me reveló mi Señor, porque fui sincero, leal en mi fe, rechacé atribuirle copartícipe y me aparté de la religión de un pueblo que no cree en Allah como se debe, ni cree en la Resurrección ni en el Juicio Final; aquellos idolatraron y se extraviaron.

Aleya 38

Me aparté de la religión de esos idólatras y profesé la fe de mis ancestros: Abraham, Isaac, y Jacob; adorando a Allah Único, es inadmisible atribuirle otros partícipes de cualquier género, sean ellos objetos, genios o humanos, amén de atribuirle ídolos que no benefician, ni perjudican ni tampoco ven ni oyen. Tal es el monoteísmo con que Allah nos agració a nosotros y a todos los humanos y nos ordenó encomendarlo y transmitirlo, pero la mayoría de los humanos no acogieron esta gracia divina agradeciendo, sino que idolatraron.

Aleya 39

¡Mis compañeros de prisión! ¿¡Qué es preferible, someterse a una divinidad entre una multitud de divinidades o someterse al Allah Único y Supremo!?

Aleya 40

¡Sólo adoráis, en vez de Allah, a meros nombres que atribuisteis vosotros y vuestros padres, que no existen sino en vuestras imaginaciones y sin evidencias ni pruebas! La facultad de lo que se debe adorar y no adorar pertenece sólo a Allah, Quien ordenó no someterse sino a Él y no adorar sino a Él. Tal es la santa y correcta religión que comprueban las evidencias, pero la mayoría de la gente son ignorantes y extraviados y no se dejan guiar por estas evidencias.

Aleya 41

¡Mis compañeros de prisión! He aquí la interpretación de vuestros sueños: En cuanto a aquel que soñó exprimir uvas saldrá de la cárcel y servirá el vino al monarca, y en cuanto al segundo será crucificado y vendrán los pájaros para comer de su cabeza. Ya está resuelta la cuestión cuya interpretación me consultasteis!.

Aleya 42

Y el dijo a aquél al que preveía su salvación: Recuérdame a tu señor, contándole mi historia, tal vez me salvará de lo que estoy padeciendo; mas Satanás le hizo olvidarse de contar al monarca el relato de José, y así, permaneció en prisión cerca de tres años.

Aleya 43

Y el monarca dijo: Vi en mi sueño siete vacas gordas devoradas por siete vacas flacas, y vi siete espigas verdes y siete espigas disecadas. ¡Oh eminentes sabios y prudentes, interpretad mi sueño si tenéis conocimientos de la oniromancia!

Aleya 44

Dijéronle: Es una confusión de falsos sueños y sugestiones dudosas del alma y nosotros no podemos interpretar los falsos sueños.

Aleya 45

Y dijo aquél de los dos prisioneros que se salvó de la cárcel, que estuvo con José, y se acordó de él y de su pedido después de haber pasado mucho tiempo: Yo os informaré de la interpretación de lo que dijo el rey; enviadme a aquel que domina la ciencia de la oniromancia y os traeré la interpretación certera.

Aleya 46

Y se dirigió para ver a José y le dijo: ¡José!, ¡Veraz! Infórmanos sobre siete vacas gordas devoradas por siete vacas flacas y en lo que se refiere al sueño de siete espigas verdes y siete disecadas. Espero volver a la gente con tu interpretación a fin de que conozcan su significado y reconozcan tu mérito.

Aleya 47

José le dijo: La interpretación de este sueño es: Sembraréis el trigo y la cebada durante siete años seguidos con todo esmero en vuestra labor y lo que seguéis dejadlo en sus espigas, salvo lo necesario para vuestro sustento durante estos siete años, y sed económicos.

Aleya 48

Luego de estos años de abundante cosecha vendrán siete años de sequía, que consumirán lo que habéis tenido el cuidado de guardar, salvo lo que reservasteis para la futura siembra.

Aleya 49

Después de éste vendrá un año durante el cual la gente será favorecida por copiosas lluvias y en el que exprimirán uvas y olivos y todo lo que se exprime.

Aleya 50

Esta interpretación llamó mucho la atención del monarca sobre José decidiendo invitarle, ordenando a sus guardias hacerlo comparecer; mas cuando se presentaron para informarle de la decisión del rey, él no se impresionó a pesar de las albricias de su liberación, ni alteró su ánimo el ansia del prisionero de salir lo más pronto posible de la opresión de la cárcel y su melancolía, prefiriendo esperar hasta que se evidenciara su inocencia y no apresurarse en salir de la cárcel estando la acusación pendiente sobre él. Dijo al mensajero: Retorna a tu amo y pídele que vuelva a indagar acerca de la acusación que pesa sobre mí, que pregunte a las mujeres que fueron invitadas por la esposa del Gobernante con el propósito de perjudicarme y que fueron deslumbradas cortándose las manos. Qué se les pregunte si salieron convencidas de mi inocencia y mi pureza o al contrario, convencidas de mi obscenidad y de mi vicio. Yo pido esto para que la verdad se evidencie a los ojos de la gente. En cuanto a mi Señor es bien conocedor de lo que urdieron.

Aleya 51

El rey convocó a las mujeres y les preguntó: ¿Cuál fue vuestro ánimo cuando tratasteis de seducir a José y apartarle de su castidad? ¿Encontrasteis una inclinación de su parte hacia vosotras? Contestaron: Alabado sea Allah, Quien no se olvidó de su siervo y no permitió que se mancillara su pureza. Entonces, embargó el alma de la mujer de Gobernante la tendencia hacia el bien y se apresuró a declarar: ¡Ahora la verdad se ha evidenciado muy clara, fui yo quien le induje y traté de seducirle con mis encantos, mas él se aferró a su castidad! ¡Afirmo que se contó entre los veraces a rechazar la acusación y yo soy la culpable!

Aleya 52

Esta es mi confesión de la verdad, para que José sepa que no me aproveché de su ausencia, mientras estaba en la cárcel, para seguir en mi embuste insistiendo en la acusación. Por cierto Allah no hace triunfar la farsa de los traidores.

Aleya 53

Y no pretendo que mi alma no sea propensa al mal. Por cierto que el alma humana es proclive a los deseos y al embellecimiento del mal y del vicio, salvo el alma que Allah amparó y apartó del mal. Por cierto que aspiro a que Allah me conceda Su misericordia y Su perdón porque Él es Indulgentísimo para perdonar los pecados de los arrepentidos, pues Su misericordia alcanza a sus siervos leales.

Aleya 54

Pero cuando la inocencia de José se evidenció ante el monarca, éste decidió convocarle, encargando a sus guardias hacerle comparecer para consagrarle a su servicio exclusivamente. Cuando se presentó ante el rey y mantuvieron una conversación, el monarca percibió la fuerza del alma de José, su perspicacia y su sabiduría y díjole: Por cierto que ocupas en nuestro ánimo un lugar preferencial y digno y desde hoy gozarás de nuestra confianza.

Aleya 55

Y cuando José supo que el monarca apreciaba su perspicacia, sus aptitudes y su capacidad de organización, entonces le pidió que le designara como ministro, diciéndole: Confiadme los tesoros de vuestro reino y los productos de tus territorios, porque, como lo habéis constatado, soy experto custodio de los asuntos de vuestro reino, capaz de administrarlos de la mejor manera.

Aleya 56

Y el rey aceptó su proposición y le confirmó como ministro, y es así como Allah concedió a José una gracia solemne, otorgándole poder y autoridad en la tierra egipcia, poder y autoridad, con jurisdicción en cualquier parte del reino. Tal es la voluntad de Allah para con sus siervos: otorga su gracia a quien quiere, sin menguar sus méritos, retribuyéndoles sus buenas obras en la misma vida.

Aleya 57

Por cierto que la retribución en la Otra es mucho más honrosa y más amplia para los que creyeron en Él y en sus Profetas y Lo tienen presente en todo cuanto hacen y son timoratos.

Aleya 58

Y el estrago de la sequía azotó los territorios limítrofes de Egipto, y la familia de Jacob sufrió el flagelo como los demás y llegó a Egipto mucha gente de sus alrededores cuando supieron lo que José hizo para prevenir los años de la sequía. Jacob también mandó a sus hijos para comprar comida, mas no mandó con ellos al hermano uterino de José temiendo lo que le pudiera suceder. Llegados a Egipto, los hijos de Jacob se dirigieron a José, quien les reconoció sin que ellos le reconocieran.

Aleya 59

José impartió sus órdenes para que fueran sus huéspedes y que sus pedidos fueran satisfechos y empezó a conversar con ellos y a hacerles preguntas como si ignorase sus condiciones familiares. Le informaron que no trajeron con ellos al hermano, que se quedó con su padre, quien no aceptaba separarse de él. Se trata de Benjamín, el hermano uterino de José; entonces les dijo: Traed a vuestro hermano y no temáis nada, pues habéis visto como os hemos colmado las medidas y que os he tratado como mis huéspedes.

Aleya 60

Mas si no me traéis a vuestro hermano no tendréis aquí más provisión y no volveréis más

Aleya 61

Sus hermanos dijeron: Trataremos de convencer a su padre para que cambie su actitud y no tema nada para él, te afirmamos que haremos todo cuanto esté a nuestro alcance.

Aleya 62

Y cuando se aprestaron a partir, ordenó a sus empleados colocar el importe de la mercadería que adquirieron en sus alforjas para que cuando regresaran al seno de su familia lo encontraran, lo que les animaría a volver para adquirir más provisiones. Confiados en lo que José les prometió, seguros de que nada acontecería a su hermano y así infundirían la tranquilidad en el corazón de su padre.

Aleya 63

Cuando volvieron, contaron a su padre lo que les sucedió con el Gobernante, su afabilidad para con ellos y su advertencia de que no tendrían más provisiones en el futuro si no traían con ellos a Benjamín; mas si volvían con él les colmaría las medidas y les trataría con deferencia; y dijeron a su padre (Jacob): Envía, pues, con nosotros a nuestro hermano Benjamín porque entonces adquiriremos lo que necesitamos de provisiones y nos comprometemos a hacer todo cuanto esté a nuestro alcance.

Aleya 64

Pero embargaron a Jacob los recuerdos pasados y pensando en el presente, díjoles: Mi ánimo es que, si os concedo vuestro pedido, no será sino como cuando os confié a José y lo llevasteis con vosotros y cuando volvisteis dijisteis: ¡Fue devorado por el lobo!; pero Allah es el mejor custodio, sólo cuento con Él, y Su misericordia es tan amplia que no me afligirá con Benjamín como me sucedió con José.

Aleya 65

Hasta allí los hermanos de José no sabían aún que el dinero con el que adquirieron las provisiones les fue devuelto en sus alforjas, pero cuando las abrieron y encontraron el dinero valoraron la gratitud de José y fue para ellos un motivo más para infundir tranquilidad en los sentimientos paternos de Jacob, y le dijeron: ¡Padre nuestro!, ¿Qué más podríamos desear y qué nos espera? He aquí nuestros dineros que nos son devueltos en su totalidad; viajaremos junto con nuestro hermano y proveeremos a nuestra familia, cuidaremos de nuestro hermano, y aumentaremos nuestras provisiones con la carga de un camello más (el de Benjamín) porque el Gobernante (José) decidió dar a cada uno la carga de un camello.

Aleya 66

Y los hijos de Jacob lograron convencer a su padre con su discurso y decidió no aferrarse en conservar a su hijo (Benjamín) con él y prohibirle acompañar a sus hermanos a Egipto, pero su corazón no estaba aún sosegado y necesitaba más garantías; les dijo: No lo enviaré con vosotros hasta que me deis más garantías, comprometiéndoos solemnemente ante Allah a devolvérmelo y que nada os impedirá cumplir esta promesa salvo si sois muertos o vencidos por un enemigo poderoso. Se comprometieron solemnemente ante su padre; entonces, tomando a Allah por testigo de su compromiso y juramento, les dijo: Pongo a Allah como testigo, pues Él es conocedor de todo cuanto hemos tratado.

Aleya 67

Una vez tranquilo y sosegado con la promesa de sus hijos, su conmiseración paterna por lo que podría sucederles al entrar a Egipto le movió a aconsejarles entrar por varias puertas y separados para no llamar la atención sobre ellos, evitando así las miradas envidiosas y lo que podría perjudicarles, estando él lejos de ellos sin poder protegerles. Pues el único protector contra el mal es Allah, sólo Él prescribe, me encomiendo a Él y sólo a Él remito mi caso y el vuestro, puesto que sólo a Él se encomiendan y se remiten quienes confían sus asuntos a Él, creyendo en Él.

Aleya 68

Acataron la recomendación de su padre entrando a Egipto por varias puertas, pero con ello no podían evitar cualquier mal que les prescribiera Allah. Por cierto que Jacob lo sabía puesto que le habíamos enseñado, pero su recomendación fue en consideración de lo que escondía, o sea su conmiseración para con sus hijos; por cierto que la mayoría no conoce lo que sabe Jacob y se remiten a Allah y le toman como protector.

Aleya 69

Cuando encontraron a José, éste les reservó la mejor acogida y hospedó especialmente a su hermano (Benjamín) y le dijo sigilosamente: Soy tu hermano José, no te apenes por lo que hacían contigo y lo que hicieron conmigo.

Aleya 70

Después de haberles tratado con toda deferencia, les abasteció con sus provisiones, y cuando la carga del camello de su hermano y su caravana estaba lista para partir, ordenó a sus ayudantes esconder la copa de beber el agua en la alforja de su hermano (Benjamín) y un ayudante de José gritó: ¡Caravaneros! ¡Alto! ¡Por cierto que sois ladrones!.

Aleya 71

Atemorizados por la intervención del empleado público, los hermanos de José se dirigieron hacia el interpelador diciéndole: ¿Qué habéis perdido y de quién sospecháis?

Aleya 72

Los empleados públicos contestaron: Estamos buscando la copa que sirve al rey para beber y la recompensa para el que la restituya será la carga de provisiones de un camello, yo lo garantizo.

Aleya 73

Los hermanos de José dijeron: ¡La acusación que nos imputan nos extraña! ¡Afirmamos y juramos que no venimos ni para corromper en vuestra tierra ni para corromper más la moral! Nuestro comportamiento durante las dos veces que hemos venido, y nuestra devoción a nuestra religión son pruebas de ello y nuestra moral nos prohíbe robar.

Aleya 74

José ya había instruido a sus ayudantes de que los hermanos sean los que dicten la sentencia contra aquel con el que se encuentre la copa del rey, justificando así la detención de su hermano de acuerdo a su propia sentencia que será indefectible, y dijeron: ¿Cuál será el castigo de los ladrones en vuestra legislación si el culpable es uno de vosotros?

Aleya 75

Estando sinceramente convencidos de no haber robado la copa del rey, dijeron espontáneamente: El castigo del que robó la copa, será que el mismo sea tomado como esclavo, pues con esta sentencia castigamos a los inicuos que se apoderan del bien de los demás.

Aleya 76

Y se procedió a la pesquisa que se debía hacer con toda precaución a fin de evitar toda sospecha de un engaño; y el mismo José comenzó la pesquisa revisando la alforja de sus medios hermanos y al revisar el equipaje de su hermano Benjamín, sacó la copa y así la trampa montada resultó y así tenía el derecho legal de detenerle de acuerdo a la propia sentencia a la que se aludió; y fue así que Allah permitió a José detener a su hermano, puesto que no hubiera podido hacerlo de acuerdo a la legislación del rey de Egipto sin la anuencia de Allah. Y es así cómo planeamos para que José llevara a cabo hábilmente su proyecto. Tal es la gracia de Allah, Cuya sabiduría supera el conocimiento del que más conoce.

Aleya 77

El hallazgo de la copa del rey en el equipaje de Benjamín tomó de sorpresa a sus medios hermanos, quienes, avergonzados, se excusaron de una manera que incriminó tanto a Benjamín como a su hermano José, insinuando que la costumbre de robar es propia del carácter hereditario que ambos heredaron de su madre y dijeron: ¡No nos extraña que haya robado puesto que su hermano ya había robado antes que él! José, dolido, se percató de la puñalada insinuada, pero acalló su dolor y pensó en su fuero íntimo la respuesta que merecían: Vosotros sois del peor rango y del más escaso valor, mas Allah bien sabe la veracidad de vuestras palabras con que calificáis a vuestro hermano tildándole de ladrón.

Aleya 78

Pero ellos no tenían más remedio que tratar por todos los medios de rescatar a Benjamín de acuerdo al compromiso con su padre Jacob; entonces trataron de enternecer el corazón del Gobernante (José) hablándole de los sentimientos paternos de un padre anciano; le dijeron: ¡Gobernante!, en verdad tiene un padre anciano; si pudieras aceptar a uno de nosotros para soportar el castigo, en vez de él, en consideración al corazón de su padre que está tan aficionado a él, nosotros sabemos de tus generosas costumbres y tu noble naturaleza por el bien y las buenas obras.

Aleya 79

Mas José no podía derogar las disposiciones que Allah prescribió y dejar que se le escapara su hermano (Benjamín) de sus manos; no se mostró enternecido por su discurso y rechazando categóricamente su proposición, les dijo: ¡Allah me guarde de ser inicuo reteniendo a otro en vez de aquel en cuyo poder encontramos nuestra copa, porque si lo hiciésemos estaríamos entre los inicuos que castigan al inocente por la culpa del malo!

Aleya 80

Pero cuando perdieron toda esperanza de convencer al Gobernante y se apartaron para deliberar y tomar la decisión más adecuada, entonces, el mayor de ellos les dijo: !No olvidéis que vuestro padre ha recibido de vosotros un solemne compromiso, ante Allah, de cuidar a vuestro hermano y retornárselo a él; tampoco olvidéis que os había comprometido antes de cuidar a José y lo perdisteis¡ Por ello yo voy a permanecer en Egipto, a menos que mi padre considere las cosas como son, y me permita volver, o hasta que Allah prescriba mi retorno honroso, procurándome las coyunturas adecuadas para ello, puesto que Allah es el más ecuánime.

Aleya 81

Volved vosotros, informad a vuestro padre de lo que pasó y decidle: Por cierto que la mano de tu hijo Benjamín se extendió a la copa del rey para robarla, que el objeto robado se lo encontraron en su equipaje, que fue condenado al castigo de la esclavitud, y no declaramos sino lo que te decimos y lo que presenciamos y comprobamos y no sabíamos lo que Allah había prescrito cuando te lo pedimos y cuando nos comprometimos solemnemente a resguardarlo y devolvértelo y Allah es el más Ecuánime de los jueces.

Aleya 82

Y si estás en la duda de lo que te decimos, manda a buscar los testigos egipcios y toma el testimonio de los que nos acompañaron en la caravana para convencerte de nuestra inocencia y de que lo que te decimos es la pura verdad.

Aleya 83

Volvieron ocho de los hijos de Jacob e informaron a su padre tal como les indicó su hermano mayor. Jacob, embargado por una tristeza sin límites al perder su segundo hijo, sin que su sinceridad disminuyera su sentimiento de culparles por la pérdida de Benjamín y sin olvidar lo que hicieron con José y, culpándoles, les dijo: Vuestra intención de resguardar y proteger a mi hijo no fue sincera y vuestras almas fueron tentadas a desprenderos de él como os habéis deshecho de José; y si no fuera por vuestra propia sentencia de que el ladrón deba pagar su culpa con su esclavitud, el Gobernante no hubiera guardado a mi hijo ni vuestro hermano mayor hubiese permanecido en Egipto; sólo me queda, en mi desgracia, resignarme pacientemente, esperando que Allah me devuelva todos mis hijos (José, Benjamín y el mayor) porque Él es sapientísimo y Prudente, conocedor de mi situación y la de ellos, Él todo lo hace con su prudente, sabiduría.

Aleya 84

Y ofuscado por todo lo que le dijeron, se apartó de ellos, ensimismado por el abatimiento, preocupado por la pérdida de su hijo José, torturado por el pesar de la tristeza, perdió la vista, aguantando su indignación y sus sufrimientos(1).

————————-

(1) La gran tristeza provoca un estado nervioso que aumenta la tensión intra-ocular en los ojos; consecuencia de ello es el deterioro gradual hasta a veces la pérdida de la visión. Los ojos aparecen blancos.

Aleya 85

Y pasaron los días sin que el dolor de Jacob disminuyese; sus hijos fueron a consolarle y a apaciguar su dolor e indignados por su perseverancia en recordar siempre a José le dijeron: Si no te calmas un poco y no cesas de acordarte de José, te vas a enfermar más gravemente aún hasta aproximarte cada día más a la muerte y estarás entre los moribundos.

Aleya 86

Insensible a su diligencia, les dijo: ¡No me lamento a vosotros ni os pido que apacigüéis mi dolor. Sólo me lamento ante Allah de mi pesar, sólo a Él me remito con mis dolores y mis penas; a Él no le puedo esconder nada de ello, porque yo sé de Allah y de Su misericordia lo que vosotros ignoráis!.

Aleya 87

No cabe ninguna duda que la absoluta confianza en Allah vivifica el sentimiento de esperanza; es por ello que a pesar del gran dolor que le embargaba, Jacob no perdió la esperanza de que sus hijos estuvieran vivos y que retornaran a él y que tal vez este feliz acontecimiento no tardaría en realizarse y ordenó a sus hijos persistir en su búsqueda diciéndoles: ¡Hijos míos!, volved a Egipto con vuestro hermano mayor, id informándoos acerca de José y su hermano sin despertar la atención de la gente y no desesperéis porque la misericordia de Allah es apta a devolvérnoslos, porque sólo los apostatas desesperan de Su misericordia.

Aleya 88

Obedeciendo al pedido de su padre, los hijos de Jacob fueron a Egipto y trataron de ver a su Gobernante, sospechando que era el propio José, y cuando se presentaron ante él le dijeron: ¡Gobernante! La miseria y el hambre cayeron sobre nosotros y nuestros familiares con sus nefastas consecuencias, y volvemos a ti con poco dinero, nuestra única mercadería, que no equivale a lo que esperamos de ti, pues de ti esperamos que nos colmes las medidas considerando que nos darás de más como limosna. Por cierto que Allah, alabado sea, retribuye el mérito de los bondadosos con la mejor recompensa.

Aleya 89

Embargado por su fraternal compasión que elimina todo mal comportamiento, y desenmascarándose, les dijo: ¡¿Os habéis percatado del mal que neciamente hicisteis con José cuando le arrojasteis en el pozo y con su hermano animados por vuestra ignorancia que os hizo olvidar de sentimiento de la misericordia y la fraternidad?!

Aleya 90

Felizmente asombrados por la sorpresa de que estaban ante la presencia, de José, empezaron a explorar su rostro y le dijeron: ¡Por cierto que eres verdaderamente José!; y el generoso José les contestó confirmando: ¡Soy José y aquí está mi hermano Benjamín! ¡Allah nos agracia salvándonos de la perdición, otorgándonos la dignidad y el poder! Retribución de Allah por mi sinceridad y mi bondad; por cierto que Allah jamás frustra la recompensa de los benefactores que perseveran en Su bondad.

Aleya 91

Dijéronle: Eres veraz en lo que dijiste y juramos por Allah afirmándote que Allah te ha preferido a nosotros por tu buena conducta, por ser timorato y paciente y te agració con el poder elevando tu rango. En cuanto a nosotros, fuimos pecadores por cuanto hicimos contigo y con tu hermano. Allah nos humilló ante ti, justa retribución de los pecadores.

Aleya 92

Contestándoles, el generoso Profeta les dijo: Hoy no hay más reproches ni recriminaciones para vosotros; os perdono graciosamente por los lazos de linaje y los derechos de la fraternidad, implorando a Allah para que os perdone; Él es Misericordiosísimo.

Aleya 93

Luego les preguntó acerca de su padre, y cuando le informaron sobre su mala situación y su ceguera a consecuencia del dolor y de tanto llorar, les entregó su camisa diciéndoles: Volved con mi camisa y echadla sobre su rostro; entonces sentirá que estoy a salvo, la alegría embargará su corazón y será motivo para recuperar la vista, y entonces venid con él y traed a toda la familia.

Aleya 94

Volvieron de Egipto mientras el corazón de su padre estaba inmerso en el resultado del viaje de sus hijos a Egipto, asistido por Allah en sus pensamientos y esperanzas; tenía el alma ligada con la de sus hijos; pero cuando sus hijos atravesaron el territorio de regreso hacia él, Allah llenó su pecho de esperanza y se sintió envuelto en una atmósfera de quietud percibiendo las albricias de la salvación de José y transmitiendo su sentimiento a sus familiares, les dijo: ¡Estoy sintiendo el tan amado olor de José embargándome y si no fuera por el temor de pensar que estoy delirando os habría informado con más detalles de lo que producen los sentimientos y las emociones de alegría!

Aleya 95

Sus familiares le contestaron abruptamente jurando por Allah que estaba delirando, inmerso en sus imaginaciones provocadas por su gran amor por José, su recuerdo y su esperanza de volver a verlo.

Aleya 96

Siguió embargado en su esperanza, esperando la misericordia de Allah, y los suyos siguieron pensando mal de él, hasta que llegó el albriciador que llevaba la camisa de José y cuando la echó sobre su rostro se sintió embargado por su olor, su corazón se llenó de alegría y recobró la visión; y cuando el mensajero le hubo informado sobre la situación y el rango que ocupaba José y su pedido de alcanzarle en Egipto, se dirigió a los que estaban a su alrededor recordándoles su profecía, reprochándoles su incredulidad acerca de lo que les decía, afirmándoles lo que les dijo siempre, que él percibía la misericordia de Allah y Su gracia que ellos ignoraban.

Aleya 97

Le expresaron sus excusas por su actitud implorando su perdón, rogándole clamar a Allah para que les perdonara sus pecados, reconociendo que fueron pecadores.

Aleya 98

Díjoles: Seguiré implorando a Allah el perdón por vuestros pecados, siendo Él Indulgentísimo, Misericordiosísimo.

Aleya 99

Viajó Jacob junto a todos sus familiares a Egipto y cuando se presentaron ante José en el lugar en donde fue a esperarles, impulsado por su nostalgia hacia su padre y su madre, les instaló cerca de él y les pidió a ellos y a todos sus familiares que permanecieran en Egipto sanos y salvos con la anuencia de Allah.

Aleya 100

Y la caravana entró en el territorio egipcio hasta llegar a la casa de José, en donde instaló a su padre y a su madre sobre su lecho, embargándoles un sentimiento de gloriosa majestad con que Allah les colmó a través de José; puesto que reunió a todos los miembros de la familia después de la dispersión, y la colocó en un alto rango de dignidad y de poder. José fue saludado por el público como era de rigor en aquel entonces, lo que trajo a su memoria el recuerdo de su sueño cuando era aún un niño; entonces dijo a su padre: Esta es la interpretación viva de lo que te conté cuando vi en mi sueño once estrellas, el sol y la luna prosternados ante mí. Allah lo hizo realidad, pues me agració generosamente probando mi inocencia, me sacó de la cárcel y os trajo del desierto después de que Satanás hubo sembrado la discordia entre mis hermanos y yo. Todo ello fue la obra de Allah, pues es Allah Quien organiza todo con la prudencia de Su sabiduría para realizar el fin que Él prescribió, puesto que Él es el Sapientísimo Prudente en todo lo que prescribe.

Aleya 101

Y en una ferviente plegaria a Allah, José expresó sus agradecimientos a Él por todas las mercedes con que le agració, rogándole que le aumentase sus bondades, diciendo: ¡Señor mío! ¡Cuán grandes son las mercedes con que me agraciaste y cuán importantes son! Me agraciaste con el poder que te agradezco y me otorgaste el conocimiento para interpretar los sueños. ¡Tú, Creador de los Cielos y de la Tierra, Tú eres el dueño de mi destino y mi protector durante mi vida y después de mi muerte. Haz que muera en la sumisión islámica y júntame con los que guiaste hacia el bien entre mis padres y Tus siervos virtuosos!.

Aleya 102

¡Profeta!, esto que te narramos de los relatos del pasado muy remoto, te lo revelamos, puesto que no estabas presente con los hermanos de José cuando urdían sus ardides, y sólo supiste de sus maquinaciones a través de nuestro relato.

Aleya 103

Pero en la naturaleza de los humanos existe una afección perturbadora que les impide creer lo que te revelamos, por más que ansíes que estén entre los bien guiados.

Aleya 104

No es nuestro propósito que tus exhortaciones sean remuneradas con algún bien o beneficio; así pues, si rehúsan tu conversación no te apenes. Allah guiará a otros pueblos, puesto que el Qur’an no es revelado exclusivamente para ellos; es, pues, una amonestación para todos a los que Allah creó en los Cielos y en la Tierra.

Aleya 105

Cuántas maravillas evidencian la existencia del Creador, testimonian en el Cielo y la Tierra Su unicidad y Su perfección; evidencias que contemplan la gente de tu pueblo y las desdeñan con su altanería.

Aleya 106

Pero hay entre ellos quienes creen en la divinidad de Allah creador de todo cuanto existe, pero su fe no está basada sobre el sano fundamento de la unicidad de Allah, no reconocen la absoluta unicidad de Allah, su creencia está alterada, en sus almas, por ciertas defecciones que les colocan entre los idólatras.

Aleya 107

Ellos mismos se adjudicaron una presunta promesa de Allah de que no les castigará y con ello se sintieron tranquilos con la salvación garantizada y que el castigo de Allah no les azotará ni les alcanzará su punición como sucedió, antes, a sus ancestros, o que los sorprenda la Resurrección siendo politeístas cuyo destino será el fuego infernal.

Aleya 108

Alértales, ¡Muhammad(saws)!, acerca de tu elevado designio. Elucídales en cuanto a tu noble misión, diles: He aquí mi creencia y mi senda: convocar a los humanos al sendero de Allah evidenciando mi misión, que es también la misión de todos los que me siguieron y creyeron en mi ley; declaro que Allah está libre de todo lo que le atribuyen de indigno y no soy de los que idolatran.

Aleya 109

Jamás nos hemos apartado de nuestra norma cuando te elegimos, ni la situación de tu pueblo difiere de la de los pueblos que te precedieron. No hemos enviado, antes de ti, ángeles; mas siempre enviamos a hombres escogidos entre los pobladores de las ciudades, a quienes revelamos la fe y les encomendamos que fueran albriciadores y amonestadores. Los bien guiados acogen su exhortación y los extraviados les declaran su enemistad. ¿Acaso tu pueblo no se percata de esta verdad? ¿Acaso es incapaz de discurrir la Tierra para contemplar cuál fue el destino de los pueblos que les precedieron, para reflexionar y amonestarse con su ejemplo? Hemos aniquilado a los incrédulos en la vida, y su destino, en la Otra, será el fuego infernal; en cuanto a los que creyeron, les hemos salvado y otorgado el triunfo en la vida, y la retribución de Allah es aún más trascendental para aquellos timoratos que no idolatraron ni desobedecieron. ¿Habéis perdido todo juicio, ¡Obstinados!? ¡¿No consideráis?! ¡¿No reflexionáis!?

Aleya 110

¡No te impacientes en cuanto al triunfo! ¡Por cierto que mi triunfo está próximo y es ineluctable! Ya hemos enviado, antes de ti, a Profetas cuyos pueblos les acogieron con la incredulidad y la enemistad, y, aunque nuestra prudente sabiduría prescribió que nuestro triunfo se hiciera esperar, las almas fueron estremecidas y la desesperación embargó los corazones; entonces les auxiliamos con nuestro triunfo salvando a aquellos creyentes que merecieron nuestra salvación, azotando a los que cometieron el crimen de persistir en la incredulidad y la idolatría y nada protegerá a los criminales de nuestro severo castigo y de nuestra violenta punición.

Aleya 111

Ya te hemos narrado los relatos de algunos Profetas para afirmar tu corazón y para que fueras guía de tu pueblo; por cierto que en estos relatos hay amonestaciones y advertencias para los sensatos que reflexionan y perciben la verdad coránica y no una plática inventada o escritura tramada, sino la verdad revelada, afirmando la veracidad de los Libros celestiales y la de los Profetas precedentes, además de elucidar todo lo que atañe a la religión; guía hacia la senda recta y abre las puertas de la misericordia de Allah ante aquellos creyentes sinceros que tomaron al Qur’an como guía.

[/et_pb_toggle][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″][et_pb_audio admin_label=»Audio» audio=»http://www.coran.org.ar/Moviles/Audios/012%20Son.mp3″ title=»Yüsuf – (Audio)» background_layout=»dark» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» module_class=»sura-audio» background_color=»#2b9461″ title_font_size=»20″ /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Pin It on Pinterest